Opinión de Alex Delgado: Más impuestos del PNP

Lee la columna de opinión del periodista Alex Delgado.

Por Alex Delgado

¿Recuerdan la consigna de todos los líderes del Partido Nuevo Progresista (PNP) “Ni un impuesto más” en el 2016? Ahora quieren establecer otro impuesto al pueblo de Puerto Rico. “Coger al pueblo de…” parece haber sido la especialidad de este partido en este cuatrenio.

En los pasados días trasncendió un proyecto que salió de La Fortaleza y que fue radicado en el Senado por legisladores del PNP que busca imponerle otra carga al pueblo: un impuesto al aluminio con el que se fabrica, por ejemplo, ventanas y puertas para las residencias. Esto encarecería aún más el que usted pueda reconstruir su casa, que quizás aún no ha podido arreglar después del impacto de los huracanes Irma y María, y también luego de los terremotos. Obviamente encarecería el costo de nuevos hogares a construirse, del techo de muchos.

Este proyecto, según plasmado, su intención es, supuestamente, porteger la industria local de reciclaje de aluminio, crear empleos y proteger el ambiente evitando que llegue chatarra de aluminio a los vertederos.

La medida cita, como una de sus bases, un estudio del 2007 con data sobre el 2006.  Así como lo lee. Osea, tomar medidas en el 2020 con un estudio viejo, de hace 13 o 14 años. Ya esto le dá el primer indicio de que esta medida viene mal. De hecho, se presenta en una sesion extraordinaria para ser aprobada a las millas, sin tiempo para estudiar la misma, sin vistas públicas, sin profundizar sobre algo que va a exprimirle más el bolsillo a usted.

Dice el Proyecto que en la isla se recupera para reciclaje solo el 58%. No basa en qué sustenta ese número. Cita al Instituto de Estadísticas indicando que en la isla se exporta 3 millones de libras como chatarra. Al mismo tiempo dice que “fuentes” indican que es de 6 a 10 millones lo que se exporta.  What? ¿Un proyecto de ley para imponerle más carga de impuestos al pueblo tomando como cierto “fuentes”? En el periodismo se usa “fuentes” para proteger la identidad de quien brinde información de possible acto de corrupción. ¿Porque esconder la identidad de quien tenga evidencia de que se exporta más de lo que se entiende? ¿Cuál es el delito? Ninguno. Mi impresión es que esa estrategia es para, probablemente, influenciar la mente de quienes aprobarían la medida con información falsa o incorecta. Y como muchos a legisladores les cuesta leer y no investigan, es más fácil creer lo primero que leen.

“Este proyecto está encaminado a impulsar la implementación de estos procesos de separación de materia, así como una nueva industria para la transformación de la chatarra en productos de aluminio reutilizables en Puerto Rico, lo cual reduciría las importaciones de aluminio del extranjero mientras se generan empleos locales.”, argumenta la medida. Me parece acertado fortalecer una industria local, pero no puede ser a base de impuestos de algo que nunca vamos a satisfacer el 100% de la demanda porque en este 100 x 35 no temenos en cantidades industriales el aluminio como materia prima. Siempre hará falta la importación, por lo tanto, lo que usted compre no habrá manera de despintarle un aumento.

Añade: “A su vez, colaboraría con reducir la carga sobre nuestros vertederos permitiendo la reutilización de este importante material.” En primer lugar, lo que es aluminio y también el cobre, tienen alta demanda, por lo tanto, entre acaparadores y otros lo venden. Les digo más, la demanda es tal, que lo roban para vender. No es correcto indicar que hay un problema serio de aluminio botado en vertederos. La propia Asociación de Centro de Recilcaje de Puerto Rico indicó que no existe ese problema ya que menos del 1% es lo que podría estar llegando a los vertederos.

Hablando de la “preocupación” del estado por el medio ambiente, ¿recuerda el cargo que le impusieron a usted para reciclaje de gomas? Estoy seguro que ha leído, escuchado y visto del serio problema de gomas acumuladas en distintos lugares de la isla sin reciclar, sirviendo de estanques de agua para mosquitos que a su vez ponen en peligro la salud. Pero a usted le cobraron los chavitos “para reciclar”. ¿Ha visto usted a la gobernadora y a los legisladores atendiendo este problema? Aquí le impondran esa carga al aluminio y probablemente no se desarrollará nada porque no se le dá seguimiento a las cosas.

Estan “preocupados por el ambiente”. Lea algunos ejemplos para cuidar del ambiente que existen y no quisieron exponer en la medida: Ley para la Reducción y el Reciclaje de Desperdicios Sólidos en PR, Ley sobre Política Pública Ambiental, Ley para Crear las Áreas de Recuperación de Material Reciclable en los Complejos de Viviendas, Ley para Fomentar el Reciclaje y la Disposición de Equipos Electrónicos de PR , Ley del Comité Asesor de Reciclaje, Ley del Registro de Existencias de Materiales Metálicos, entre otras. A otro con ese cuento que esta medida es por el ambiente. Aquí aprobarán esa ley, le espetarán otro impuesto al pueblo y todas esas leyes seguirán sirviendo de adorno. Me pregunto si somos los únicos donde se hace una ley para que se haga valer otra ley y después otra ley para que hagan valer las pasadas dos leyes. Es ridículo.

También habla de que “Existe el potencial de crear no menos de 450 empleos directos en la nueva industria de transformación de chatarra de aluminio” y otros. ¿Saben los legisladores cuán mecanizado es el proceso de fundición de aluminio? ¿Tienen esa información?  La excusa de que es para levantar una industria de reciclaje, crear empleo y capital nativo suena lindo y poético, pero me temo que, como se está presentando, no es el propósito. Levantar una industria toma años, más en Puerto Rico con lo complicado que le hacen a los empresarios desarrollar negocios. Este proyecto luce más, bajo las circunstancias en las que se está presentando, estar hecho a la medida de alguien.

Plantea la Exposición de Motivos que “[l]os mayores retos en el proceso de reciclaje de aluminio son el recogido y la separación de materiales […].” Sin embargo, el planteamiento del sector es que el mayor reto en esta industria es manejar el alto costo energético que conlleva la fundición y transformación del metal, así como cumplir con las regulaciones estatales y federales.

Por la demanda mundial de aluminio, el aumento de este material ha ido desde 70 centavos la libra hasta 95. Nuevamente, en Puerto Rico sería más caro todavía con este proyecto. Again: nuestro gobierno sacándola del parque en la categoría de hacer más caro los negocios en la isla, en lugar de hacernos más competitivos. No podemos seguir quejándonos cuando nuestros vecinos nos pasan el rolo.

¿Cuál es la urgencia de atender esto en una session extraoridinaria antes que entre el próximo gobierno, sin vistas públicas, sin estudios actualizados? Si se estudia a profundidad, ¿se podría ver amenazada la intención de algún donante político de la gobernadora en el oeste? Me perdonan, pero cuando las cosas se presentan así, a la prisa, sin dar espacio a estudiar el impacto en el bolsillo del pueblo, en el encarecimiento de la reconstrucción de un hogar afectado por el huracán y los terremotos o en el nuevo hogar de un puertorriqueño, en lo menos que se está pensando es en ese pueblo.

Aquí, el más que ganará será, aparte del probable donante politico, el gobierno, porque si aumenta el precio de la ventana, de la puerta y cualquier cosa fabricada con aluminio, le subirá el IVU, por lo que la exprimida que la legislatura actual del PNP le hará a usted será por partida doble.

¿Quieren crecer y fortalecer una industria? Sean creativos bajando los costos de hacer negocios en Puerto Rico, no sigan dándome la razón de que la mayor creatividad que tiene nuestra clase política es seguir metiéndo la mano al bolsillo del pueblo, y que no acaban de entender que no aguanta más… ñet…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo