Opinión de Denis Márquez Lebrón: Contundente fuerza política

Lee la columna de opinión del representante del PIP

Por Denis Márquez

El resultado electoral del pasado martes, no tiene precedente en la historia política de Puerto Rico. Por un lado, el PNP obtuvo la gobernación con un raquítico 32% y en la Legislatura no hay una mayoría clara. Contrastando esto, el único candidato que aumentó -en un 500%- su apoyo electoral fue el compañero Juan Dalmau. A esta trascendental gesta, se le añade el regreso con la mayor cantidad de votos obtenidos al Senado de María de Lourdes Santiago y mi cómoda reelección a la Cámara de Representantes.

Estos resultados históricos -con un apoyo contundente en las urnas al mensaje de Patria Nueva que impulsó el PIP durante la campaña- representan la derrota del bipartidismo del PNP y PPD. En Puerto Rico, hoy no se puede hablar de partidos de mayoría, cuando quien asume la gobernación cuenta con el rechazo de más de dos terceras partes del electorado.

Sin embargo, como en el PIP “no nos dormimos en nuestros laureles”, estos resultado significan un estímulo para seguir llevando el mensaje, de que un Puerto Rico libre de corrupción, con justicia social y solidaridad es alcanzable. Los procesos de cambio no son instantáneos, pero esta elección significa un gran primer paso para nuestro pueblo en la dirección correcta.

Desde la Cámara y el Senado María de Lourdes y yo, impulsaremos las medidas legislativas contenidas en nuestro plan de gobierno, seguiremos fiscalizando y siendo tu voz, esta vez en circunstancias muy distintas; porque el pasado 3 de noviembre, el País se expresó inequívocamente y demostró que el verano del ’19 no fue un momento efímero, sino que está atento y vigilante de las personas a las que le impone la responsabilidad de asumir las riendas del País.

Cerramos triunfalmente este ciclo electoral, pero eso no significa que termina nuestra lucha, regresaremos a la calle, donde siempre hemos estado apoyando la justicia social y las causas más nobles. Estos resultados nos convierten en una contundente fuerza política del País y nos motivan a salir más inspirados, con más deseos y con más dedicación a construir la Patria Nueva que nuestro pueblo exige.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo