Opinión de la Doctora Marieli González: Anticipo Navideño Versión Pandemia

Lee la columna de opinión de la doctora Marieli González Cotto

Por Dra. Marieli Gonzalez Cotto, Bióloga Molecular y Comunicadora Científica

Para los puertorriqueños, la época navideña es, con mucha probabilidad, la más importante de todas. El clima está cómodo, hay varios días feriados, se organizan las vacaciones, las fiestas y las reuniones familiares. En fin, muchas cosas pasan durante las navidades mas largas del mundo.

Sin duda, hemos vivido un año atípico. Muchos no hemos visto familiares, no hemos tenido cenas o ‘jangueos’ con amistades. No hemos disfrutado el tiempo de ocio caribeño. Estábamos ocupados con la incertidumbre y la adaptación a una nueva forma de salir, trabajar y vivir. Embelesados con las noticias, anonadados con los deslices de nuestro gobierno de turno y perplejos ante el panorama mundial. Esperando algún milagro, en forma de vacuna, tratamiento o algún hechizo mágico que hiciera desaparecer la razón por la cual el 2020 será para la historia.

Como puertorriqueños, nos quedamos esperando ser la Nueva Zelanda de las Américas y en su lugar, nos acostumbramos a un estado eterno de vergüenza ajena al ver la inefectividad en el manejo de la pandemia. Nos conforta que no somos los únicos. Nos frustra que un buen manejo de la pandemia es posible, porque ya otros lo han logrado. En esto pasamos la mayor parte del 2020 y ahora se acerca ese periodo festivo de esperanza, fe y unión familiar que esperamos con ansias todos los años. Ahora bien, ¿qué nos deparan los próximos meses?

Quisiera escribir que todo será como años anteriores. No lo será. Sin embargo, tampoco pintaré un panorama oscuro. Lo que nos toca es actuar y ser consistentes.

Debemos seguir reclamando un buen manejo de la pandemia por parte del gobierno de turno. Como ciudadanos podemos hacer lo propio, día a día, protegiéndonos y siguiendo las medidas de prevención. Poniendo la pandemia como tema de conversación, buscando maneras creativas de hacer las cosas cotidianas de manera segura y minimizando riesgos. Podemos votar por candidatos que ponga la pandemia y cualquier futura emergencia de salud como prioridad. Podemos dejar de dudar la ciencia y usarla como guía. Déjeme ser clara, esta pandemia aun debe ser atendida de manera adecuada y como prioridad.

Como ciudadanos debemos entender que los formatos de fiestas y reuniones familiares deben cambiar. Que el uso de mascarilla llegó para quedarse un rato y que los fiestones de calles quedan suspendidos hasta nuevo aviso. En su lugar, debemos buscar perpetuar las celebraciones de manera mas íntima, con nuestra familia inmediata, y procurando hacer uso de nuestros incomparables espacios exteriores. Debemos buscar maneras creativas de incorporar a nuestros envejecientes de manera segura a nuestras celebraciones. Debemos también empezar nuestras compras con tiempo y así evitar nuestras ya culturalmente reconocidas filas a última hora. Es cierto que estamos cansados de todos los cambios e incertidumbre de este año, pero no podemos dejarnos caer ahora. Ahora es cuando hay que apretar y sacar a pasear esa creatividad que tanto nos caracteriza.

Quiero pensar que el país más feliz del mundo y de donde han salido tantas mentes brillantes, puede buscar la manera de celebrar las fiestas con la salud como prioridad. Estoy segura de que nuestra amabilidad y gran corazón se seguirá reflejando hacía al prójimo, cuidándolo mientras nos cuidamos a nosotros mismos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo