Opinión de Alex Delgado: Cuadro difícil para el PPD

Lea aquí la opinión del director de programación de Noti Uno

Por Alex Delgado

Hace unas semanas escribía en Metro que, luego de la primaria en la que Charlie Delgado salió con una contundente victoria en el Partido Popular Democrático (PPD), lo veía ganando en ese momento porque tenía lo que en política se conoce como el momentum.

No obstante, dentro de sus probabilidades de prevalecer en la elección general, su seria amenaza se llama Juan Dalmau y Alexandra Lúgaro, quienes tienen una fuerte contienda por la posición número tres. El que entienda de ellos dos que en estas elecciones tiene probabilidades de llegar segundo lugar, pues creo tiene una autoestima muy saludable. En el caso de Dalmau, por estar mucho más tiempo en la política y por su forma de ser, resulta más maduro, humilde, honesto, realista y no fantasioso.

El PPD reconoce el daño que le puede ocasionar Dalmau y Lúgaro a la pava cuando llevan una campaña de que votar por Dalmau, Lúgaro o incluso Eliezer Molina, es votar por el Partido Nuevo Progresista (PNP), ya que le restan votos al PPD. Creo que el PPD tiene su termómetro mal calibrado, no escucha o no entiende por qué hay personas considerando estas opciones. O quizás sí lo entiende, pero no le queda más remedio que intentar tener éxito con esa estrategia. Tienen razón en la matemática, pero ese no es el punto.

¿Por qué esos electores están dispuestos a votar por otras opciones que no sean las mismas? Esos electores saben que sus candidatos no ganarán. También saben que la clavá viene igual con el PPD que con el PNP. Saben que tendremos las mismas historias con cualquiera de los dos partidos: igual pobreza, escándalos de corrupción, aumentos en esto y en lo otro, con pésimo servicio. Ha sido la historia cuatrienio tras cuatrienio, a pesar de las promesas de cambio. Ah, ¿que bajo un partido se robaron $5 millones y bajo el otro se robaron $3 millones?, ¿que en uno hubo 20 contratistas que donaron a campañas y luego se pegaron al guisómetro, pero que en el otro hubo 15?, ¿que en uno hubo 40 ladrones y en el otro 37?.

Al saber que la clavá será segura, tanto con el PNP como con el PPD, entiendo esos electores  se dividen entre los que quieren dormir tranquilos con su conciencia y los que tienen un propósito a largo plazo. Ante ese pensamiento, entonces se levanta el argumento de que esa poesía mental no tendrá peso electoral porque estarían botando su voto al no ayudar al PPD a que le toque su turno al bate. O sea, el mensaje pareciera ser que se olviden de sus conciencias porque al final del juego se trata de ganar  o perder su voto. Imagine usted que está en un jurado deliberando el futuro de un acusado. ¿Emitiría su voto en contra de su conciencia porque no quiere perder el peso de su voto? Obviamente es una decisión estrictamente suya. Escucha todos los argumentos y decide si votar con conciencia o “pa’ no perder el voto”.

Esta campaña, aunque lo que explican es correcto en términos numéricos, está basada en intentar inculcar el miedo. Ha sido utilizada anteriormente y al final del camino ocurre lo mismo: ganan y se repiten las historias que ocurrieron bajo el PNP, en mayor o menor escala, pero las mismas.

Creo que muchos seguidores de estas otras opciones electorales están claros que puede ganar el PNP, pero igual entienden que el Imperio Romano no se construyó en un día, que el PPD los va a clavar igual que el PNP, y que entre clavá y clavá esos dos partidos, eventualmente, harán que ellos sean más en el futuro. No están jugando en estas elecciones para ganarlas y sí para ir creciendo hasta lograr su objetivo. Entienden que brindando su voto al PPD lograrían el objetivo de la pava, pero matarían el suyo a largo plazo.

Señores, creo que la verdadera poesía es decir, venga del PNP o del PPD, que quieren gobernar  para “hacerte justicia”, “para acabar con la corrupción”, etc.. La realidad es que lo principal, lo que hay detrás es repartir presupuesto, el bacalao a los suyos. Y el que piense que esa intención no existe en las otras alternativas, duérmase de ese lao’. Más adelante los toco también.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo