Opinión de Alex Delgado: El desquite de Wanda… con los chavos del pueblo

Lee la columna de opinión del periodista

Por Alex Delgado

El pasado martes Wanda Vázquez anunció varias controversiales  designaciones a puestos en el gobierno. Entre estas, la de Osvaldo Soto para ser Contralor de Puerto Rico, la del derrotado alcalde de Ceiba, Angelo Cruz para  miembro Asociado de la Junta de Subastas de la Administración de Servicios Generales de Puerto Rico y el de la encargada de coordinar entrevistas de prensa de la gobernadora y también periodista, Mariana Cobián, para comisionada asociada del Negociado de Telecomunicaciones de Puerto Rico. 

Creo que con esto la gobernadora le dió la razón a todos los que le votaron en contra en la pasada primaria porque demuestra que habría de seguir llevando a Puerto Rico por el el mismo camino que nos han llevado por décadas, el del compensar a personas con el dinero del pueblo, más por sus lealtades, por su trabajo político partidista, que por su preparación, expertise o capacidad para ocupar puestos gubernamentales. 

En el caso de Soto, no pongo en duda que sea muy buena persona y/o un profesional en las áreas para las que se preparó, pero el que usted se haya preparado en la profesión de la abogacía o del mercadeo no lo hace la persona idónea para dirigir los departamentos de biología, física o química en el Recinto Universitario de Mayagüez. De igual forma, al no tener conocimiento y/o experiencia basta en contabilidad, finanzas o auditorías, no es necesariamente el mejor candidato para ser Contralor, un nombramiento que, al ser de 10 años, hace evidente que se trata de un atornillamiento. ¿Que es ético, periodista, abogado y moral? ¿Y…? ¿Qué tiene que ver esas cualidades con la preparación para dirigir la contraloría de Puerto Rico?  

De otra parte, el nombramiento del alcalde derrotado de Ceiba, Angelo Cruz, quien fue uno de los portavoces políticos de Wanda Vázquez en la primaria, a un puesto con un salario de $105,000.00 anuales es un premio por su activismo político partidista, punto. Cuando tu propio partido, estando tú en el poder, te rechaza por 10%, así de flojo pareció ser en sus últimos años de alcalde. Entonces el pueblo lo rechaza, y Wanda Vázquez lo premia.  

Wanda Vázquez sabe que lo que está haciendo y que está provocando un efecto político adverso para el Partido Nuevo Progresista (PNP) en las próximas elecciones. Lo que ella está haciendo es rechazado por el pueblo y brinda balas a los adversarios del PNP para que ataquen a la colectividad. ¿Porqué hablo del efecto adverso para del PNP y no para Pedro Pierluisi como candidato a la gobernación? Porque el efecto de esa campaña negativa que está siendo alentada y promovida por Wanda Vázquez es contra el PNP como todo, entiéndase que será utilizada contra todos los alcaldes y candidatos a alcaldes, representantes y candidatos a representantes, senadores y candidatos a senadores, y evidentemente contra Jenniffer González como candidate a la reelección. 

Wanda Vázquez está castigando a su partido por no haberla elegido como candidato a la gobernación, lo que debe importarnos poco. Lo preocupante es que ese castigo, ese desquite contra su colectividad, lamentablemente es utilizando los fondos públicos “de mi pueblo”. 

El escenario de aquí a las elecciones parece ser: Wanda Vázquez se llevará al partido enredao por una extensa perreta primarista, o ellos se la llevan a ella deteniendo sus intenciones parando sus nombramientos en seco y fiscalizándola. O ella… o ellos… 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo