Opinión de Alex Delgado: “Yo no pertenezco a esta administración”

Lea la columna de opinión del periodista

Por Alex Delgado

Esta administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) ha sido la peor presentada en toda la historia de la colectividad  y desmorona la teoría de que no hacía falta tener experiencia para dirigir a Puerto Rico. El daño que le ha hecho esta administración del PNP a la isla, en este cuatrienio, es tan y tan evidente que hasta Jenniffer González, comisionada residente, ahora busca alejarse de la misma, siendo ella parte de la administración gubernamental de este cuatrienio.

 

“No, yo no pertenezco a esta administración”, expresó González con cara de ofendida cuando la periodista Yolanda Vélez Arcelay le iba a hacer una pregunta sobre la administración incumbente del PNP.

 

Sin embargo, el 15 de septiembre de 2015 González presentaba al ex gobernador Ricardo Rosselló como su candidato a la gobernación, con quien ella haría equipo: “llegó el momento de traer sangre… con una nueva experiencia, con una experiencia de cambio de visión, de futuro, sangre con fe de cambio”. El análisis en aquel momento, así lo entendió y entiende el equipo de campaña de la comisionada, era que el endoso de González a Rosselló le dió impulso al candidato y lo llevó a la gobernación. Hoy ella parece indicar que no tuvo, ni tiene que ver con nada.

 

Respecto al huracán María, este fenómeno atmosférico solo desnudó la realidad y sacó a flote que la administración que Jenniffer González le vendió a los electores como lo más grande solo estaba maquillada con estrategias de publicidad.

 

Repasemos el cuatrienio: más arrestos y convicciones por actos de corrupción, contratos escandalosos, un infame chat que provoca la primera renuncia de un gobernante, retraso en la repartición de suministros a personas necesitadas esperando que lleguen políticos para hacer campaña, casi un tumbe de 38 millones en la compra de pruebas Covid, designación de un presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) que tuvo que renunciar y enfrentar cargos criminales,  designación de un segundo presidente de la CEE que no sabía lo que tenía entre manos y provocó el mayor desastre electoral en los últimos 30 años, la aprobación de un código electoral que, en efecto, en mi opinión pudo incidir en dicho desastre, entre otras tantas controversias.

 

Le pregunté a González si podíamos concluir que la administración de este cuatrienio era la peor presentada por el PNP en su historia. Tratando a la teleaudiencia como gente bruta e ignorante, la comisionada residente respondió “Ningún gobernante llama a los huracanes, llama a los terremotos o llama a las emergencias”. ¿Fue la pregunta quién provocaba los fenómenos naturales o si los gobernantes jalaban por teléfono para llamarlos? Evitó responder. ¿Porqué? Porque sabe que si ha habido un cuatrienio pésimo en lo que va de este milenio es el que vivimos, el que ella ayudó a envolver y al que le puso un moñito de “regalo” para que el pueblo comprara un paquete. Hoy intenta hacerse la desentendida, la que no tuvo que ver con la elección de la peor administración presentada por su colectividad.

 

“¿Fue una buena opción elegir al PNP como administración en las elecciones pasadas?”, le pregunté.

 

“Yo creo que hay una obra que está ahí”, respondió.

 

“¿Cuál?”, le interrumpí.

 

“Hay una obra en carreteras, infraestructura…”, contestó.

 

Cuando el mejor ejemplo de “obra” que puede dar Jenniffer González son las carreteras de la isla, entonces usted puede entender que este cuatrienio ha sido peor de lo que pensamos y sobre todo, que nuestros políticos no tienen problema alguno de cogerlo a usted de… algo que González hace evidente no se trataba solo de una visión de Ricardo Rosselló.

 

Jenniffer González pidió “una sola cruz debajo de la palma” en el 2016. Digo, no me sorprendería que ahora diga que ella no pidió eso al pueblo, pero bueno, usted la escuchó. Al pedir una sola cruz debajo de la palma es para elegir una administración que incluye gobernador, legislatura y comisionado residente. Piden la sola cruz debajo de la Palma argumentando que son el mejor equipo.

 

Aunque ciertamente son entes que están separados y actúan de forma “independiente”, son un solo equipo. ¿O ahora Jenniffer González va a decir que ella nunca se presentó de cara a las elecciones como parte del equipo de Ricardo Rosselló? ¿No? ¿No decía Rosselló que necesitaba votaran por Jenniffer González porque conformaban un equipo, un solo equipo?

 

Conteste esas preguntas y luego concluya si Jenniffer González es parte de esta administración PNP en este cuatrienio o no. Por lo menos el presidente del PNP, Thomas Rivera Schatz está claro y muestra mayor honestidad que González al decir que con lo bueno y lo malo, él es parte de esta administración de este gobierno.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo