Opinión de Neisha-Torres De León: Conferencia de prensa que trastoca las emociones de los puertorriqueños

Lea la columna de opinión de la Relacionista y profesora universitaria

Por Neisha Torres-De León, Relacionista y profesora universitaria

Antes de considerar hacer una conferencia de prensa, lo primero que tenemos que preguntarnos es: “¿debemos o no realizar una conferencia de prensa?”.

Parte del proceso estratégico incluye que, antes de meramente sugerirlo, pasemos por un proceso de investigación. ¿Qué valor noticioso tenemos para compartir?, ¿la noticia es lo suficientemente importante como para movilizar a todos los periodistas y que cubran nuestra historia? Si el contenido no cumple con las características de noticias relevantes, entonces, se utilizan otras tácticas como lo son comunicados de prensa, entrevistas, entre otras posibilidades.

Ahora bien, estas son las preguntas que nos realizamos en un contexto normal, no con una emergencia salubrista que, a juicio de muchos expertos, está a punto de salirse de control en Puerto Rico.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, convocó anoche a una conferencia de prensa para hoy, lunes, a las 10:30 de la mañana. En un periodo que se extendió por más de 24 horas que, una vez anunciado que ofrecería un “mensaje importante” (como así lo describieron), la conversación en las redes sociales giró exclusivamente para tratar de descifrar qué nos iba a anunciar la primera ejecutiva.

¿Otro cierre?, ¿un toque de queda más estricto?, ¿un repunte en casos positivos de COVID-19?, ¿regulaciones en el aeropuerto? Esos empresarios que, a duras penas, tratan de mantener a flote sus negocios, andaban con la expectativa de si el anuncio iba a ser un nuevo cierre que los impactara. Los padres que todavía desconocen sobre el regreso a clases de sus niños estaban ansiosos por conocer si ese era el asunto. Evidentemente el “mensaje importante” alteró las emociones de la ciudadanía y hasta la confusión de los mismos periodistas.

Típicamente cuando se invita a los medios de comunicación para la cobertura de una conferencia de prensa, se adelanta el tema que se discutirá. Eso permite que los periodistas vayan preparados y los editores y productores tomen decisiones relacionadas a lo que será la transmisión.

Sin embargo, y para sorpresa de muchos, la Gobernadora anunció los detalles de lo que será una asamblea legislativa con el fin de atender medidas que abarca los temas de salud, vivienda, retiro y que propone un referéndum el día de la elección general en noviembre.

Nuestra nueva realidad es la siguiente: un aumento considerable de contagiados al coronavirus, hospitales casi en su capacidad máxima de pacientes, más turistas que llegan a Puerto Rico y no siguen las recomendaciones de salud, el desempleo, un regreso incierto a las clases, los cierres de negocios, entre otros asuntos de importancia. Se pudiera concluir que, con tanto para lidiar, la salud emocional de los puertorriqueños no está en su mejor estado. Y hacerlos esperar, más de 24 horas, por una conferencia de prensa, que fue anunciada con hermetismo y un conteo regresivo inusual, fue un comportamiento injusto.

No obstante, cuando varios periodistas intentaron aprovechar el escenario para hacer preguntas relacionadas sobre el avance del virus en Puerto Rico, Vázquez Garced mencionó que más tarde ofrecería los detalles. Pero, esta vez, no fue en otra conferencia de prensa, sino que despacharon un comunicado de prensa para anunciar otros ajustes a la Orden Ejecutiva. No hubo oportunidad para tener la interacción de preguntas y respuestas por parte de los miembros de la prensa y que la ciudadanía viera al instante cómo la primera mandataria atendía la emergencia de salud.

La decepción de las personas no fue por la coordinación de una conferencia de prensa. Independientemente sigue siendo una herramienta muy útil que permite tener un intercambio bidireccional, que posibilita una divulgación rápida y generalizada en los medios de comunicación. Más bien, la crítica que se permeaba en las redes sociales fue por el anuncio circense desde el día anterior y el cuestionarse por qué no se mencionó con anticipación el tema que se discutiría. Esa acción pone en dudas si las intenciones de esta conferencia de prensa fueron o no un intento para adelantar su candidatura primarista.

Siendo la ciudadanía puertorriqueña el público de primera línea, deberíamos de asegurarles que su seguridad, incluyendo la emocional, sea la principal prioridad y que toda la información proporcionada por los funcionarios esté relacionada a la que todavía continúa siendo la emergencia: el COVID-19.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo