Opinión de Rosa Seguí: La impunidad: otro vicio del bipartidismo

Lee la opinión de Rosa Seguí

Por Metro Puerto Rico

Según el diccionario de uso del español de María Moliner la corrupción es la acción y efecto de corromperse. Corromper es alterar, descomponer, cambiar la naturaleza de una cosa volviéndola mala, podrida, hacerse moralmente malas a las personas o estropear cosas no materiales, quebrantar la moral de la administración pública y hacer con dádivas que un juez o un empleado obren en cierto sentido que no es el debido. Descripción acertada de la administración histórica y actual del PNP y del PPD.

Es muy importante que sepamos que la corrupción no se limita a robar, sino que la vemos y sufrimos todos los días cuando nombran a incompetentes a dirigir agencias, departamentos y corporaciones públicas; cuando se oculta la verdad, y cuando aún siendo personas con buenas cualificaciones, se prestan para servir a sus partidos políticos y no para hacer valer las políticas públicas sociales y nuestros derechos humanos. Evidencia de eso es que el Representante Manuel Natal presentó legislación social en prevención y respuesta a la pandemia y no se aprobó únicamente por razones partidistas, de hecho, la única legislación social aprobada fue la concesión de 5 días de licencia con paga para empleados del sector privado.

Nuestro archipiélago sufre la corrupción de unas administraciones que cada vez nos arrebatan más derechos, reducen salarios y beneficios, privan de oportunidades, destruyen espacios verdes, naturaleza y playas, extraen arena, cierran escuelas, hospitales, esconden suministros y muy vergonzosamente: agua y alimentos. Que se perdieron, que se escondieron y que ocasionaron miles de muertes. Jamás lo olvidaremos.

Lo más que enfurece al pueblo es la impunidad de la que gozan los políticos de carrera que le responden a una minoría privilegiada y a sus intereses particulares. Y estos intereses empresariales y patronales dirigen y manipulan como marionetas a estos dos partidos que se han alternado en el gobierno: PNP y PPD.

Nuestro pueblo, distinto a los partidos tradicionales, no se dejará engañar más y ya no cree la falacia de que votar por nuevas opciones es botar su voto. Ahora saben que un voto por el PPD es un voto por el PNP. Inscríbanse, saquen la tarjeta electoral y voten por el cambio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo