Opinión de Gabriel López Arrieta: Ya es hora: ¡Hagámoslo Diferente!

Lea la columna de opinión del candidato a representante por acumulación del Partido Popular Democrático

Por Metro Puerto Rico

Las recientes investigaciones y reportajes han evidenciado, que el Departamento de Vivienda ha sido ineficiente en ofrecerle los servicios de recuperación a los 78 municipios del País, luego de la devastación causada por el huracán María. El gobierno central ha olvidado a las 100,000 familias que se encuentran desprovistas de un hogar seguro desde el huracán María, cuando se cuenta con $3 billones en fondos federales ya aprobados. Esta administración se ha dedicado a decir que el 2018, 2019 y 2020 respectivamente, serían los años de recuperación y no hemos visto nada. No puede haber excusa alguna para que no se agilizaran los trabajos de reconstrucción de las viviendas de estas familias y mucho menos no haber coordinado y canalizado la ayuda a través de los municipios.  Es necesario que el gobierno central descentralice los servicios con los recursos económicos y humanos a los gobiernos municipales.

Es preocupante y alarmante que el gobierno central no reconozca que a 3 años del desastre causado por el huracán María, las agencias de los gobiernos estatal y federal no han podido tener unos números concretos que informen cuantas familias viven aún bajo toldos azules en los techos de sus hogares, mientras que ni una sola vivienda ha sido construida bajo el Programa de Subvención en Bloque para Desarrollo Comunitario – Recuperación ante Desastre (mejor conocido en inglés como CDBG-DR).

Me reafirmo nuevamente en la necesidad apremiante del gobierno central en delegar sus funciones a los municipios y organizaciones sin fines de lucro para que las ayudas necesarias lleguen con rapidez a los ciudadanos. Esto permitirá acabar con la burocracia gubernamental y a la misma vez, los gobiernos municipales podrían compartir tareas, coordinar sus actividades y mejorar la agilidad con que responden a las necesidades de los ciudadanos en sus pueblos. Se ha demostrado que las alcaldesas y los alcaldes son la primera línea de ayuda de las comunidades durante los pasados huracanes, terremotos y con la actual situación del Coronavirus (COVID-19). El gobierno central no debe ser un ente aparte del gobierno municipal. Es un solo gobierno, para ofrecer servicio a nuestra gente.

Es por esto, mi llamado a que ya es hora: ¡Hagámoslo Diferente!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo