Opinión de Alex Delgado: Hipocresía ciudadana con el racismo

Lea la opinión del periodista

Por Alex Delgado

Sentencia de tribunal dicta que Alexandra Lúgaro y su mamá discriminaron contra una mujer dominicana por que nació en la República. Muchas personas guardaron silencio. Muy pocos medios destacaron la información como en otras ocasiones. Muy pocos periodistas opinaron.

Kobbo Santarrosa satirizó la figura de la Lcda. Ana Irma Rivera Lassén por su color de piel negra, algo que no debió ocurrir y mucho menos que debe repetirse. Esas muchas personas que guardaron silencio en el caso de la dominicana discriminada por su origen salieron como leones a señalar a Santarrosa. Contrario al caso de la dominicana en el caso de Lúgaro, ahí fueron más los medios interesados en destacar el discrimen. Más periodistas socializaron en sus redes la información.

¿Es Ana Irma Rivera Lassén más ser humano que Virginia Hernández? ¿Merece la Lcda. Rivera Lassén mayor dignidad que Virginia? ¿Porqué? ¿Porque es puertorriqueña? ¿Vale más la dignidad de una puertorriqueña que la de una dominicana? Para esas personas, medios y figuras públicas que guardaron silencio en el caso de la mujer dominicana y que verbalizaron a la saciedad su indignación en el caso de la Lcda. Rivera Lassén, parece ser que sí, y pone en relieve que muchos de los que dicen ser pro derechos humanos, pueden tolerar el discrimien y dependerá si el discriminado es de su club o no.

La misma Lcda. Ana Irma Rivera Lassén, el profesor Rafael Bernabe, el representante Manuel Natal, entre otros, son muy vocales en estos temas del racismo y el discrimen… hasta que señalaron a Lúgaro. ¿Los ha escuchado hablando del tema y señalando la discriminación a raíz del caso de Virginia Hernández? ¿Porqué? ¿No son paladines de la justicia? Su silencio los delata: su discurso es selectivo, tienen doble vara.

La Lcda. Ana Irma Rivera Lassén se ha proyectado como una de las voces que luchan contra la injusticia y el discrimen… hasta que una mujer dominicana señaló a Alexandra Lúgaro por discrimen. De hecho, Rivera Lassén se alineó con la persona que es mencionada como parte responsable de mirar para el lado en un patrón de discrimen, según la sentencia del tribunal. La Lcda. Lúgaro indica que ella no fue demandada por discrimen porque la reclamación fue contra la compañía de su madre y ésta. Eso es un juego de palabras. Aunque es verdad que la demanda no es contra Lúgaro, la úbica a ella estando presente cuando hacían comentarios despectivos contra los dominicanos y haciendo nada al respecto. Incluso, según se validó en la sentencia, Lúgaro le dijo a Hernández que si no le gustaba los comentarios racistas de su madre, que se fuera de la compañía. ¿Eso no es discrimen?

Mientras toda esa información trascendía, la Lcda. Rivera Lassén guardaba silencio, contrario a otros casos públicos. ¿Porqué? Porque se trata de una de las suyas en el partido. Ahí la Lcda. Rivera Lassén muestra su doble vara, y hasta cierto punto un nivel de hipocresía en su discurso. Si es a otro, lo pelan, si es una de las de ella, silencio. Al bajar la cabeza en el caso de Virginia Hernández, Rivera Lassén echa por borda la imagen que tenía de intolerante al discrimen. El partido Victoria Ciudadana determinó, sin brindar grandes detalles, que Lúgaro no discriminó. Sin embargo, todo ha sido por escrito. ¿Porqué no se exponen a entrevistas para ser cuestionados sobre cómo llegaron a esa determinación? ¿Porque la Lcda. Rivera Lassén no salió a validar la explicación legal que brindó Alexandra Lúgaro sobre la demanda?

Como expresé anteriormente, Alexandra Lúgaro es el partido Victoria Ciudadana y es temida dentro de esa organización. Una candidata a la legislatura por San Juan de ese partido expresó inconformidad con el manejo de la situación y después de escribirlo en sus redes no quiso hablar más del tema. Un candidato de Ponce denunció en Twitter que no le dieron oportunidad de cuestionar internamente sobre este escándalo y luego tuvo que borrar el tweet. ¿Porqué?

Finalmente, el “Movimiento Amplio de Mujeres” también salió en defensa de la Lcda. Rivera Lassén en la controversia con Santarrosa. ¿Recuerda a este grupo enviar algún comunicado condenando el discrimen contra la mujer dominicana Virginia Hernández? La comisionada residente, Jenniffer González, ha sido objeto de burlas por su físico, comentarios sexistas, entre otros. ¿Ha visto usted a este movimiento de mujeres salir a condenar los mismos? ¿Y no es un “movimiento amplio de mujeres”? ¿Amplio? Será selecto, porque “amplio”, no lo creo.

Aquí no se puede justificar lo hecho por Santarrosa, pero tampoco lo dictado en una sentencia judicial sobre la figura de Lúgaro. Lo que hemos visto en las pasadas dos semanas con este tema es la selectividad, la hipocresía de un sector a la hora de hablar de racismo y discrimen. Los señalamientos son dependiendo de a quien afecte. No hay duda que vivimos en una sociedad hipócrita y si usted no tiene la valentía de hacer los señalamientos con el mismo ímpetu cuando se trata de alguien con quien simpatiza, usted es otro hipócrita.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo