Opinión del Padre Orlando Lugo: Prostitución “de avanzada”

Lea la columna de opinión del Padre Orlando Lugo

Por Metro Puerto Rico

Lo leí y no lo creí. Tuve que verlo por Noti Uno TV para confirmar que no fuera un fake news. Y sí, el ex gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, apoya que la mujer sea tratada como mercancía sexual. “Yo me arrepiento de no haber propuesto la legalización de la prostitución. Como en los países de avanzada, debí haber propuesto el derecho a la mujer a prostituir su cuerpo”.

Vender sexualmente el cuerpo de la mujer es “de avanzada”, según el ex mandatario. Su opinión contradice los hallazgos de la mayoría de los tratadistas modernos, expertos en el tema, que aseguran “que las estadísticas de varios países europeos y americanos, indican que la gran masa de prostitutas emerge de las clases más pobres, especialmente del proletariado”. El doctor Humberto Díaz, según una ponencia suya publicada en la Revista Médica Hondureña, insistió además que “el factor económico es el elemento medular entre las causas de la prostitución”. Desde este punto de vista científico, y no de fe, Alejandro vuelve a confundirse. La prostitución, mas que ser “de avanzada”, es también fruto de la incapacidad de los gobiernos para crear empleos dignos y una económica sustentable. Quizás, de esa incapacidad en la gobernanza, el ex gobernador pueda hablar con mayor experiencia.

La prostitución trae consigo también consecuencias nefastas para la salud y seguridad de las mujeres, según la Organización Mundial de la Salud. Algunas son: enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, lesiones vaginales y anales, múltiples lesiones en los huesos, alteraciones en la nutrición y mayor riesgo de consumo abusivo de sustancias, violaciones y todo tipo de violencia. Esto sin olvidar la maldita etiqueta social del patriarcado machista llamándole “putas”. Pero, para el hombre Alejandro, esto parece ser “de avanzada”.

La mentalidad de que una mujer debe ser explotada como "mercancía" es "patológica", dice el papa Francisco. "Es una enfermedad de la humanidad", así como un vicio que “confunde hacer el amor con desahogar los instintos”, perpetuando un sistema de pobreza en donde la mujer es la primera víctima. No, Alejandro, no. Mis respetos infinitos a tu persona y familia. Pero promover la prostitución como un derecho civil, es tan ilusorio como pensar que bajo tu administración no hubo corrupción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo