Opinión de Mariliana Torres: Nueva Zelanda y Puerto Rico

Lea la columna de opinión de Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

En momentos en que la plana mayor del gobierno y partido de turno se pasea sin distanciamiento social y hasta la propia gobernadora luce su rostro sin mascarilla en ciertas actividades el resto de los ciudadanos están avidos de conocer cuál será el plan para reinsertar a Puerto Rico en la economía y evitar el colapso total. Aunque los gobiernos y las circunstancias políticas son distintas invito a examinar el caso de Nueva Zelanda cuya política pública y decisiones acertadas han logrado detener la transmisión comunitaria. No ha sido fácil pero exite voluntad de darle el ejemplo a los hermanos países y cierta lección a Estados Unidos. ¿Cuál fue la clave? Confinamiento estricto, cuarentena de 14 días a todo pasajero que entre al país aunque implantó cierre de fronteras y veto a los cruceros.

Ha funcionado porque los ciudadanos confiaron en la administración de gobierno de la primera ministra Jacinda Ardern y han respetado la determinación. Arden considerada una líder política de primer órden se ha confinado en su casa y se comunica por las redes sociales. Al comunicar las medidas y la evolución de la pandemia en su país lo hace con calma y transparencia. Permite transmitir su vida diaria para dar el ejemplo de responsabilidad. Cuando se transmite con calma los problemas de salud se asumen y el pueblo entiende. Si se oculta información y se permite el robo del dinero el pueblo responde agresivamente. Importante conocer que las estrictas medidas no significan que no se identifiquen nuevos casos pero la diferencia es que el gobierno sabe cual es el foco de contagio por su probado sistema de rastreos. Incluso los miembros del gobierno que han fallado en respetar las órdenes han sido degradados y eso incluyó al ministro de salud que acompañó a su familia a un paseo. Sí se fijan es precisamente donde aquí hemos fallado y en Estados Unidos ni se diga. En el caso de la prensa de Nueva Zelanda no todo es miel sobre hojuelas. Han criticado que no se les permita el acostumbrado careo diario de preguntas y respuestas.

El gobierno asume que así se evitan especulaciones y mal interpretaciones. Aquí la gobernadora Wanda Vázquez permite todas las preguntas pero sale sin mascarilla y no pasa nada. Es el secretario de salud quien no responde a todas las preguntas y no pasa nada. Existe una investigación cameral que dudo mucho que tenga un fin próspero porque aquí se le perdona todo a los implicados que tienen tentáculos con la política. Los llamamientos a tomar medidas estrictas en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín en Isla Verde han sido constantes pero la administración federal de aviación continúa dejando entrar pasajeros sospechosos.

Los puertorriqueños que por naturaleza son muy sociables han cooperado pero ya se percibe la fatiga del encerramiento. Con la insistente pregunta realizada por los periodistas al secretario de Salud Lorenzo González sobre el número de muertes y contagios se trata de llevar una métrica real que el gobierno divulga a medias. Es difícil trabajar así cuando se ha prometido transparencia. El mismo gobierno desconoce donde están los casos sospechosos y aquellos pasajeros que llegaron con quienes tuvieron contacto. La sólida economía de Nueva Zelanda ha sido fundamental para poder implantar las estrictas médidas.

El paquete de medidas económicas respalda al ciudadano sin trabajo en lo que se regresa a la nueva realidad laboral. Trabajar desde la casa quizá es algo nuevo y extenuante para muchos pero para la mayoría de los habitantes de Nueva Zelanda es normal. Ello ha consolidado la empresa privada y por ende los empleados siguen recibiendo el sueldo. Si algo debemos aprender de toda esta crisis de salud es que el liderazgo político en nuestro país se interesa más por sus propios intereses que la de sus ciudadanos, que la ciencia y la política pública van de la mano para poder combatir pandemias y que somos culpables del daño ambiental a nuestro alrededor.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo