Opinión: Quiero una Generación Igualdad

Lea la columna de opinión de la aspirante del PPD a la Cámara de Representantes por Acumulación, Yaramary Torres

Por Yaramary Torres

“Soy de la Generación Igualdad”. Con este lema la Organización de ONU Mujeres comenzó su campaña multigeneracional sobre el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Este concepto, muchas veces mencionado, pero pocas veces entendido, nos lleva a reflexionar sobre la ardua agenda, la integración sincera y el diálogo constante a estos fines. La igualdad de género solo la podremos obtener cuando tracemos un mapa con políticas públicas, en las que la toma de decisiones brinde los espacios iguales de una manera equitativa entre hombres y mujeres.

Aunque el mundo ha logrado avances, ningún país ha logrado la igualdad de género. Sorprendentemente, solo una cuarta parte de los escaños legislativos a nivel mundial corresponden a mujeres, y en los puestos directivos, tanto públicos como privados, seguimos siendo solo un veintisiete por ciento de la fuerza laboral. En el Puerto Rico de hoy, las mujeres nos preparamos más académicamente que los hombres, pero no hemos corrido la misma suerte en el campo decisional y estructural a nivel gubernamental. Nuestra voz, aunque existente, pocas veces logra la resonancia y la expansión afirmativa acorde con nuestras luchas. David Kucera, de la Organizaciones Internacional del Trabajo y uno de los autores del estudio Género y política económica europea, nos expone cómo tan solo en el tema de la economía, hombres y mujeres pueden plantear visiones diferentes, pero perfectamente adaptables si existiera la voluntad; por ejemplo, las mujeres economistas confían menos en el poder regulador del mercado, al igual que son más dadas a políticas de protección del medioambiente.

Ninguna visión tendría porque ser excluida en una generación de igualdad. Ambas deben ser consideradas y deben encontrar puntos de consenso y avenencia. Como dijo Rosa Luxemburgo: “Luchemos por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferente y totalmente libres”. La voluntad de cambio sí existe y llegará de la mano de líderes con nuevas actitudes y conscientes de los retos que enfrentamos en la actualidad. La generación igualdad tiene que ser la meta de todos y todas. Llegó el momento de dejar de posponer la inclusión y la igualdad para todos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo