Opinión de Alejandro Figueroa: "Hay que prepararse"

Lea la columna de opinión del abogado estadista, Alejandro Figueroa

Por Alejandro Figueroa

Hasta esta semana, los funcionarios de salud de los Estados Unidos no habían desplegado esfuerzos para la prevención del coronavirus aun cuando el COVID-19 se ha propagado desde China a 48 países, con unos 80,980 contagiados y, aproximadamente, 3,000 muertes.

Esto cambió este pasado martes, cuando los funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades advirtieron que la propagación del coronavirus en los Estados Unidos es “inevitable”. “No se trata tanto de si esto sucederá más, sino más bien de cuándo exactamente ocurrirá esto”, dijo en una conferencia de prensa la Dra. Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias.

Según la propia Messonnier, los hospitales y las escuelas deberían comenzar a prepararse para un brote y debemos comenzar a prepararnos para interrupciones significativas en las escuelas, el trabajo y las rutinas diarias.

El número de casos confirmados en los Estados Unidos sigue siendo relativamente bajo, estimado en unos 60. Los funcionarios, incluido el presidente Trump, tienen razón al advertir contra el pánico. Pero la advertencia de Messonnier debe tomarse en serio. Los funcionarios públicos, los miembros de la comunidad médica y los líderes electos deben preparar planes de acción.

La planificación debe estar ocurriendo simultáneamente en nuestros hogares. Los expertos recomiendan que practiquemos lo básico: lávese las manos con frecuencia, cubra la tos, quédese en casa cuando esté enfermo, evite tocarse la cara; también, mantenga un suministro adecuado de medicamentos recetados, un plan de contingencia en caso de que las escuelas cierren o se vea obligado a trabajar de forma remota. Asegúrese de recibir actualizaciones de fuentes confiables, como los CDC y los funcionarios locales de salud pública.

Esta no es la primera vez que nuestra isla se enfrenta a este tipo de amenaza. Solo en los últimos años, hemos visto brotes de zika, ébola y gripe porcina. Los funcionarios deben tomar las lecciones aprendidas para combatir el coronavirus y responder a esta crisis con transparencia, urgencia y, sí, cooperación. Tenemos que estar en el mismo equipo. Esto es demasiado importante.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo