Opinión de Alexandra Lúgaro: "¡No es una crisis, es un saqueo!"

Lea la columna de opinión de la licenciada y la portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, Alexandra Lúgaro

Por Alexandra Lúgaro

Durante los pasados años, hemos sufrido recortes dramáticos a nuestros servicios esenciales, mientras el Gobierno trata de apaciguarnos convenciéndonos de que estamos en crisis y que por tanto, tenemos todos que hacer sacrificios.

Como parte de su montaje, cierran escuelas, desmantelan la Universidad, no arreglan las carreteras, no contestan los teléfonos y, por si fuera poco, nos suben el costo de todo, sin que aumenten nuestros salarios. Ante ese escenario, no les resulta difícil convencernos de que “las cosas están malas”, pues lo vivimos y sufrimos todos los días..

Irónicamente, para los que financian las campañas de los partidos tradicionales y para la clase política que nos pide sacrificios, todo va viento en popa. Tal parecería que la tijera afilada con la que nos pican sueldos, pensiones y oportunidades está totalmente bota a la hora de recortarles a ellos.

Basta con ver todas las cosas para las que escasean los fondos y aquellas en las que se despilfarran. Cerraron 42 % de nuestras escuelas para ahorrarse $17 millones, mientras otorgaban un contrato de 5 meses por esa misma cantidad disque para enseñar valores. La escuela Padre Rufo estuvo meses sin electricidad porque no había $40,000 para un generador, mientras la secretaria de Educación cedía parte de dicho plantel a cambio de un apartamento de $300,000. No hay para pagarles a policías, maestros y trabajadores sociales, pero tenemos secretarios de agencia cobrando un cuarto de millón de dólares al año. No tenemos $6 millones para auditar la deuda, pero le pagamos $56 millones en dos años a un solo publicista. Hay que esperar los fondos federales para ayudar a nuestros compatriotas, mientras 14 billones cogen polvo en las cuentas del Gobierno. No hay para litigar la deuda, pero hay $360 millones para que los explote la Junta. Ahora, para colmo de males, somos el archipiélago quebrado que transfiere en menos de un mes $8 millones a “piratas cibernéticos”.

¿Hasta cuándo vamos a permitirlo? ¿Cuándo vamos a despertar? Abramos los ojos y usemos el sentido común. ¡No es una crisis, es un saqueo!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo