Acevedo Vilá: ¿2020 o 2024?

Lea la opinión del periodista Alex Delgado

Por Alex Delgado

El pasado martes en la tarde el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá anunció oficialmente lo que se venía rumorando desde la semana anterior: que aspirará a la candidatura de comisionado residente por el Partido Popular Democrático (PPD).

Sin lugar a dudas, esto le da un giro más interesante de lo que ya estaba, en términos generales, a la contienda electoral. No obstante, le pone especial sal y pimienta a las sosas primarias populares. Incluso, me atrevo a anticipar que su pasarela política en estas elecciones será igual de interesante, cuidado si más, que la propia carrera por la candidatura a la gobernación entre Eduardo Bhatia, Carmen Yulín Cruz, Charlie Delgado y Juan Zaragoza, si es que estos últimos dos llegan a junio próximo en sus aspiraciones.

Ya anunciaron los dos aspirantes populares a comisionado, José Nadal Power y Juan Carlos Albors, que no desistirán de sus intenciones. No le veo en estos momentos a ninguno posibilidades de prevalecer frente a Acevedo Vilá. No obstante, hay quien considera que en la campaña en la base de la Pava, a Acevedo Vilá le espera trabajo duro por expresiones que hizo sobre la colectividad y cómo atacó a Héctor Ferrer cuando presidía el PPD y atravesaba la última etapa de vida. Ciertamente, ni el exgobernador ni nadie anticipaba que a Ferrer le quedaban poco más de dos meses de vida cuando dijo que, bajo la presidencia del exlegislador, el PPD tenía mugre y hongo, por lo que había que pegarle una manguera a presión. No obstante, Acevedo Vilá, como político experimentado, debe haber anticipado, en su análisis para la decisión de aspirar, cómo responder a eso ante los populares cuando vaya comité por comité, pueblo por pueblo.

Con toda probabilidad, Nadal Power considere que será la alternativa para los que no quieran a Acevedo Vilá en el PPD y que eso le dé una posibilidad de prevalecer, por lo que no lo veo quitándose. En el caso de Albors, de igual forma, tampoco lo veo en retirada porque se me hace evidente que el 2020 no es su meta final. Considero que ve este proceso como una oportunidad para darse a conocer, exponer su cara y sus ideas. La llegada de Acevedo Vilá a la contienda pone los ojos de la opinión pública sobre esta, por lo que el “spot” que tendrá midiéndose al exgobernador, aunque tenga muy pocas probabilidades, le suma a lo que es, en mi opinión, su intención.

Una vez pasada la primaria popular, si Acevedo Vilá se alza con el triunfo, la contienda entre él y Jennifer González será una joya de campaña política. González no se enfrentará a su amigo Héctor Ferrer ni habrá espacio para sentarse y llegar a acuerdos que limiten la intensidad de los ataques políticos.

Entre otras cosas, imagino que los contactos del ala demócrata que tiene Acevedo Vilá en la capital federal lo ayudarán con el “research” del desempeño de González en el Congreso. Recordemos que cuando usted escucha a González, y a los demás comisionados, decir: “Logré la asignación de…” y esas cosas, la realidad es que no necesariamente son “logros”. La mayoría de las veces son fondos ya asignados o que estaban destinados a… con o sin la anuencia del comisionado. El apego de Jenniffer González a Donald Trump, el presidente que peor ha tratado a Puerto Rico en estas dos décadas, también será utilizado por Acevedo Vilá para poner a González contra las cuerdas en el ring.

De otra parte, González tampoco es “cáscara de coco”. No dudo que, si fuera necesario, y si se ve arrinconada, busque revivir el caso federal que enfrentó Acevedo Vilá, que, aunque el exgobernador salió no culpable del proceso, en este trascendieron hechos que no lo ayudan y que no eran parte de las acusaciones, por lo que no se consideraron en la deliberación del jurado. Es decir, que no sirvieron para considerarse en un proceso judicial, pero para una campaña política, donde “todo se vale”, puede ser capitalizado y explotado por González. Como indiqué, siendo Acevedo Vilá un “zorro viejo” en política, uno supone que todas esas cosas fueron analizadas.

Será una campaña dura, y no dude que pueda servir de filtro para el exgobernador en el sentido de que todo se discuta, se procese y se mida la temperatura en el 2020 pensando en otra aspiración mayor en el 2024.

Finalmente, otro aspecto que se debe considerar es si Acevedo Vilá es una figura que aporte a la campaña a la gobernación de quien triunfe entre Bhatia, Cruz, Delgado o Zaragoza. ¿O sería una figura que polariza en el electorado general, fuera del PPD, al punto de que, por los señalamientos que se puedan hacer en su contra, ponga a “fildear” para atrás al [email protected] popular a la gobernación distrayendo las propuestas de este? Ya veremos qué ocurre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo