Inseguridad

Lea la opinión de la periodista

Por Mariliana Torres

Todos tenemos derecho a dormir tranquilos y en paz. El incremento de la tasa de la criminalidad mantiene al país en un estado muy vulnerable que afecta la estabilidad en todos los sentidos. Para ir a un lugar se piensa dos veces debido a la inseguridad.

La reunión sostenida por la gobernadora Wanda Vázquez con su componente de seguridad era necesaria, pero no resolverá el problema de la alta incidencia debido a que es un asunto de país.

Los problemas sociales que agobian al puertorriqueño se agravaron luego del paso del huracán María ante la falta de empleos y un ingreso estable. La pobreza es uno de los componentes mayores de inseguridad social y violencia. Al entrar en la carrera electoral surgirán decenas de propuestas y debates de los precandidatos sobre cómo detener la criminalidad, pero me parece que las exigencias electorales deben ser sobre cómo lo harán con un presupuesto limitado y el descontento administrativo latente en la Uniformada.

Los votantes están saturados de debates vacíos, sin argumentos sólidos, y exigen un mejor país.

Sabemos que el Verano del 19 transformó al país, pero me pregunto si la exigencia del pueblo será sostenida en todas las instancias. Uno de los asuntos medulares con relación a la Policía es el manejo inadecuado del concepto confianza. La gente no confía en cómo se toman las decisiones. La gente espera que se le proteja y que no se convierta a la Uniformada en su enemigo, debido a políticas administrativas, así como operativos absurdos.

Considero que nosotros como sociedad podemos hacer la diferencia. Unirnos al llamamiento de restaurar el ambiente de paz en todas las comunidades. Sin duda, el pasado fin de semana fue exageradamente violento. La  matanza ocurrida en el residencial Ernesto Ramos Antonini nos hace reflexionar sobre las carencias de una comunidad agobiada por la pobreza e impactada por el crimen seriamente.

Todos los que quieren ser parte de la carrera a la gobernación, ¿podrán ofrecerle a esa comunidad, como a tantas otras, las herramientas para mejorar sus problemas sociales? ¿Qué hacen otros países que nosotros podemos adoptar para bien?

Necesitamos un plan anticrimen dirigido a impactar las estructuras sociales. Necesitamos educar en respeto e igualdad no importa la clase social. Necesitamos denunciar los delitos y colaborar con la Policía. Necesitamos construir una mejor sociedad evitando la violencia. Necesitamos trabajo y prevención. Necesitamos  respetar y recuperar los espacio públicos.

No podemos tener una administración policial con diferencias sustanciales al desarrollar un plan de seguridad articulado. Como sociedad no podemos quedarnos con los brazos cruzados y mucho menos acostumbrarnos a la violencia. Perplejos quedamos con la batalla campal ocurrida en Isla Verde hace unos meses, y este fin de semana se repite.

Colocadas ambas escenas en las redes sociales se puede observar la falta de respeto a la vida humana. Son escenas dantescas que, aunque si bien los videos quizá ayudan a identificar posibles autores, muestran la insensibilidad en una sociedad que vive bajo el asedio de las balas. Preocupa lo que desencadenará la quinta matanza del año.

La contamos como parte de la estadística porque es importante que el país se mantenga informado. Como parte de nuestra labor, la noticia sobre la matanza en Ramos Antonini copará los titulares de esta semana. Pero no nos quedemos solamente con el titular impactante.

¿Qué tal si exigimos al Gobierno, como parte del pueblo, contestar cómo identificará las herramientas de prevención que evitarán acontecimientos desgraciados como los ocurridos este pasado fin de semana? ¿Cómo ayudará a las familias sumergidas en pérdidas por el crimen? ¿Cuáles son las opciones de seguridad que tenemos como país?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo