Probado periodismo ciudadano

Lea la opinión de la periodista Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

A la flamante directora de la Autoridad de Transporte Marítimo, Mara Pérez, no la dejaron salir de Vieques. Horas y horas en el terminal escuchando los reclamos de los residentes y turistas de la isla municipio hastiados del mal servicio. ¿A quién se le ocurre ir a Vieques con el descontento que hay a realizar una presentación en PowerPoint? Eso se llama mal manejo de una crisis, y mal asesorada.

Vieques siempre ha estado en el olvido, y ello todo el mundo lo sabe. Empezando por la escasez de servicios, planes inadecuados de comunicación entre Gobierno y municipio, pobreza extrema, servicios de salud escasos, transportación ineficiente, aumento de la criminalidad, distribución inadecuada de alimentos y productos de primera necesidad. Para colmo, ha sido un pedazo de tierra bombardeado, lo que ha afectado gravemente su suelo y su sistema ecológico. Conociendo el potencial de los recursos naturales y lo que siempre ha sacrificado su gente, Vieques se cansó del atropello.

Nuevamente, queda probado el periodismo ciudadano y, gracias a ello, nos enteramos de la ponencia de la directora, sus exigencias de privacidad cuando es servidora pública y cómo fue increpada por los viequenses. Quien ha estado en la Isla Nena conoce que su gente lucha por la calidad de los servicios. Tan pronto se llega a la isla municipio, se nota que el terminal carece de mantenimiento, y ello se refleja también en las lanchas. Durante la estadía, también hay que implorar por no tener algún problema de salud mayor, pues no hay especialistas.  Esos problemas mencionados los pudo usted percibir cuando, la pasada semana, un bebé enfermo gravemente por poco pierde la vida al no encontrar transportación para servicios médicos en la llamada Isla Grande. Ello no debería ocurrir, pero sigue sucediendo todos los días. Gracias también a la intervención de los medios de comunicación, el niño pudo ser trasladado. Tanto la emergencia médica como la manifestación por sentirse atropellados es reflejo de la crisis social que vive Vieques. Todos los líderes viequenses lo han denunciado, y los políticos se aprovechan de la necesidad durante las campañas electorales para aliarse al dolor; luego desaparecen y los problemas persisten y se incrementan. Así no se pueden resolver los problemas de décadas. Por eso es que los viequenses se sienten discriminados, pues no se escuchan sus necesidades.

La Autoridad de Transporte Marítimo ha insistido en la privatización. Pero ¿qué van a privatizar y cuánto significará para los bolsillos de los viequenses? ¿Habrá aumento de tarifa de transporte? ¿Por qué y para qué se habla ahora de cambio de terminal? ¿Cuándo y cómo se garantizarán mejores servicios? Ante la falta de credibilidad que tiene la agencia de transporte, los viequenses exigen respuestas al atropello de décadas.

Los residentes grabaron la cadena de exigencias, cara a cara, a la directora y sus ayudantes. Los funcionarios no deben temerles a los protestantes; al contrario, deben escucharlos. El que no vive en Vieques no sabe de las penurias, y el pueblo está cansado de las promesas y de no ver resultados. Es indispensable que el periodismo ciudadano llevado a cabo por residentes muestre las circunstancias y los reclamos. Con los móviles, ahora nadie puede mentir, pues queda estipulado el reclamo. Incluso, un turista estadounidense fue el que decidió unirse al reclamo y comenzó a reseñar la odisea. Seguramente, pasó unos días paradisiacos, pero luego se dio contra la pared al convertirse en víctima del atropello por la falta de servicios. La solidaridad de este se mostró en las redes sociales, cuyo contenido fue pertinente para los medios de comunicación que reseñaron lo sucedido. En momentos en que el país está sumido en interrogantes debido al impacto que tendrían en sus finanzas, la reducción en las pensiones y otras decisiones poco simpáticas de la Junta de Supervisión Fiscal, la prensa debe reforzar su cometido de convertirse en herramienta de denuncia social.

Cuando el periodismo asume su responsabilidad en los procesos sociales y se preocupa por encontrar soluciones, se convierte en una parte sumamente importante del desarrollo de los pueblos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo