Defendiendo nuestras tierras

Lea la opinión del portavoz del PIP, Cámara de Representantes, Denis Márquez

Por Denis Márquez

El 28 de junio de 2018, la Junta de Planificación publicó un aviso de vistas públicas sobre la presentación del mapa de Distritos de Calificación de Suelos de Puerto Rico. Según la agencia, en respuesta al mandato de uniformar los usos de terrenos y estructuras en todo el país a través de distritos de calificación afines o similares, establecido en la Ley para la Reforma del Proceso de Permisos de Puerto Rico y su reglamento.

Entre otras cosas, la propuesta reduce 300 distritos de calificación a apenas 22; altera la calificación de 1.38 millones de cuerdas de terreno; elimina criterios de protección a 99,000 cuerdas; y quita distrito de protección ecológica a 62,000 cuerdas. Como si fuera poco, es particularmente preocupante lo que representarían estas alteraciones para nuestras reservas agrícolas y otras áreas importantes que, dejadas desprotegidas, serían explotadas comercialmente con fines de lucro, en beneficio económico de unos pocos y en perjuicio ambiental del país entero. Además, la propuesta de la Junta de Calificación resulta ser contraria a lo establecido en la Ley 81-1991, conocida como la Ley de Municipios Autónomos, en la medida en que limita la facultad de los municipios de redactar sus propios planes tomando en consideración el uso de los terrenos dentro de su jurisdicción.

Distintos grupos defensores del ambiente, los recursos naturales y la agricultura —a quienes le reconozco el extraordinario esfuerzo que realizan y su trayectoria— han trabajado y denunciado este asunto y han concluido que las enmiendas sugeridas a la calificación de mapas y suelos tendrán el efecto nefasto de permitir la construcción desmedida en áreas protegidas actualmente, a través de todo Puerto Rico.

Es particularmente preocupante lo que representarían estas alteraciones para nuestras reservas agrícolas y otras áreas importantes que, dejadas desprotegidas, serían explotadas comercialmente con fines de lucro, en beneficio económico de unos pocos y en perjuicio del país entero. Por ello, radiqué en la Cámara la Resolución Conjunta 538 para ordenar a la Junta de Planificación detener inmediatamente este proceso de adopción del nuevo mapa de calificación, que lo que busca es promulgar el desparramamiento urbano y continuar con el mal uso de los terrenos en Puerto Rico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo