A trabajar, ¡Ñó!

Lea la opinión del periodista Alex Delgado

Por Alex Delgado

“Me tendría que ir a trabajar para comprarle los pañales a mi hija”. Esa fue la expresión de una joven madre de tres niños en un reportaje de Telemundo hace unos días ante la noticia de que podría reducirse la cantidad de efectivo que pueden utilizar beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) para otras cosas que no sean alimentos.

Eso lo uno a cuando se debatía el aumento en la matrícula en la Universidad de Puerto Rico (UPR) y un “líder” estudiantil de la “IUPI” me argumentaba con preocupación que si eso ocurría, muchos estudiantes tendrían que trabajar para pagar parte de sus gastos universitarios.

¿Cuál es la apatía al trabajo? Digo, y en el caso de los estudiantes, ¿no se están preparando precisamente para trabajar? ¡Ah!, ¿que no es para trabajar en una tienda o un restaurante? Probablemente no, pero en lo que el hacha va y viene, si hay la necesidad y usted tiene la salud para hacerlo, ¿por qué la palabra trabajo suena a pena capital?

Ciertamente, hay casos y hay casos. Los que trabajamos día a día, porque tenemos salud y la oportunidad de generar ingresos, debemos tener la obligación de respaldar que el Estado ayude económicamente a personas de edad avanzada, personas verdaderamente enfermas y casos excepcionales, con nuestras contribuciones. Una madre con un hijo parapléjico o una enfermedad que requiera de cuidado especial 24 horas del día, por ejemplo, no debe trabajar y debe recibir ayuda económica. Yo con eso no tengo problema alguno.

Ahora, si tiene salud, si tiene la necesidad económica y puede trabajar, ¿por qué depender del Gobierno? ¿Que tiene uno, dos o tres hijos? ¿Y? Conozco mujeres casadas, divorciadas y madres solteras con hijos que se parten el lomo trabajando con uno o dos trabajos para mantener esas criaturas y no tener que depender del Gobierno. ¿Que tener dos trabajos no es calidad de vida? Lo comprendo y podría coincidir. No obstante, la pregunta ahí sería: y usted, ¿viviría del PAN, para tener una buena calidad de vida mientras los demás se tienen que j…, chavar?

Con esto no estoy juzgando a la joven del reportaje periodístico, porque no conozco su situación de forma detallada. En el caso de ella, sí digo dos cosas: físicamente se veía saludable, y en segundo lugar, si está diciendo que se tendría que ir a trabajar, reconoce que es algo que puede hacer. Aclaro que no son datos como para concluir que está 100 % apta para trabajar. Se trata de una apreciación a base de un reportaje. Utilizo su expresión como base para plantear algo que uno ve y/o escucha en distintas instancias.

Saliéndome del caso de ella, uno ha leído, y también ha sido testigo, de beneficiarios del PAN que en la fila del supermercado lucen sus mejores looks, con smartphones último modelo, al tiempo que utilizan la tarjeta. Hay un meme que muestra un carrito de compras lleno de alimentos, identificándolo como el de una persona con la tarjeta del PAN, mientras aparece una canasta con 10 o 15 artículos y lo identifican con el de una que no recibe el beneficio y es lo que puede comprar. Aunque podría ser o parecer exagerado, el mensaje satírico es que el que trabaja tiene que pagar contribuciones para mantener a uno que puede trabajar, pero que prefiere vivir de los demás mediante la tarjeta del PAN. No creo que ese meme vaya contra personas enfermas o cualquier otro beneficiario con necesidad real.

Probablemente, usted entienda que estoy generalizando, pero no es así, porque hablo de la persona que sí puede trabajar y busca cualquier excusa para no hacerlo, para que los demás lo  mantengan, sea hombre o mujer. Si estas personas en verdad quieren lo mejor para los suyos, tienen que entender que “comiendo, durmiendo y no haciendo na’…esperando que lleguen los cupones, el welfare”, como canta El Gran Combo, lo que hacen es dar un ejemplo horrible a sus hijos, quienes, probablemente, por conducta aprendida, repitan ese estilo de vagancia e inutilidad. De hecho, esa canción de los Mulatos del Sabor no sale de la nada. Que se pongan a trabajar y no busquen excusas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo