Gobernador: ¿Tú o Usted?

Lea la columna de opinión de la periodista Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

El gobernador, ¿es su primo o su compadre? Tengo que pensar en el grado de consanguinidad cada vez que escucho a un periodista o a un entrevistador de farándula tutear al entrevistado. En ninguna clase de periodismo o alguna clase especializada del arte de la entrevista, se enseña a tratar al entrevistado de tú. Tutear es una falta de respeto al entrevistado y a sí mismo como entrevistador. Se abre la puerta de la confianza no otorgada.

Yo no sé ustedes, pero si yo decía “tú” a una persona adulta o mayor, sentía la mirada fija y penetrante de mi abuela perforándome el cerebro. Es decir, el respeto se aprende en la casa, se refuerza en las aulas y se expone en la profesión. Hace un tiempo, escribí sobre esa manía, que proliferaba en las conferencias de prensa, pero ahora lo escucho sin pausa en cada entrevista. No solo la culpa la tiene el entrevistador, pues el entrevistado se manifiesta con una confianza de primos y mejores amigos. Yo prefiero mantenerlos de lejos y ser respetuosa. Sí, tengo buenos conocidos en todas las profesiones, pero es que me moriría de la vergüenza si tuteo a un gobernante.

El hecho de que un entrevistador de farándula se refiera al político de turno de “tú” no le da permiso a un periodista de fuerte contenido a tutear. Incluso, considero que referirse de “usted” a la persona le otorga la distancia prudente y el respeto entre entrevistador y entrevistado. En una ocasión, recibimos la visita en la sala de redacción de un rapero. Cuando este escuchó que en una entrevista informal en directo lo traté de “usted”, por poco se cae del asiento. Acto seguido, me dijo: “Tutéame”, y mi respuesta fue: “Prefiero no hacerlo, es mejor ‘usted’”. Me parece que le caí pesada, pero cómo explicarle que no puedo. Si se imparte respeto y profesionalismo en la conversación, así mismo será retribuido, pero sí se incurre o permite el tuteo prepárese para las faltas de respeto. Y de eso se puede hablar mucho en el Capitolio con los legisladores que tratan al entrevistador como si fuera su mejor primo. Luego de desenmascarar a los que pretendían dirigir nuestras riendas como pueblo y conocer cómo hablan de todos, espero que los entrevistadores comprendan que es mejor tratar a los entrevistados de “usted”. Distancia y categoría. Un periodista que trata de “usted” al entrevistado realza la conversación y la seriedad. Fiel defensora de las normas del profesionalismo en las entrevistas, es mejor que suene formal que informal, porque no me gusta que se tomen confianzas que no he permitido.

El virus del tuteo está en un lugar cómodo con la llegada de plataformas sociales en internet. Las contestaciones de los entrevistados en esos lugares siempre son de “tú”, porque se dirigen a sus fanáticos y seguidores; entonces, los periodistas acogen la publicación como reacción formal ante la negativa de los entrevistados de aceptar entrevistas formales de periodistas con vasta experiencia. Nada más revise la cuenta personal del presidente estadounidense Donald Trump. La mayoría de las publicaciones las escribe de madrugada en solitario, en primera persona y segunda persona singular, utilizando el “tú”, en contraposición al “usted”.  Todas las conferencias de prensa de Trump terminan mal porque, cuando se le pregunta, sus contestaciones nunca son claras y específicas. Al sentirse acorralado, reclama un contubernio de parte del periodista, a quien tutea sin miramientos. Probablemente, el tuteo se observe menos reprochable en entrevistas deportivas, por la admiración y por el hecho de que la mayoría de los atletas son más jóvenes que el entrevistador. También se escucha el tuteo en entrevistas a niños. Destaco que los menores de edad nunca deben ser entrevistados, y si los padres lo permiten, debe ser en una ocasión informal, cuando el niño o niña no sea víctima.

Me gustaría que los entrevistadores, independientemente de quien sea el sujeto a entrevistar, repasen el concepto. Después de todo, a usted no le gusta que le falten el respeto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo