Memoria selectiva

Lea la opinión de Alejandro Figueroa

Por Alejandro Figueroa

Ante la discusión sobre las reducciones en las pensiones y otras medidas fiscales que ha requerido la Junta como parte del presupuesto que pretenden imponer, representantes del Partido Popular Democrático han salido a criticar al gobernador Rosselló tratando de imputarle esos recortes. El PPD no solo miente al tratar de hacer ver que Rosselló favorece esas medidas, sino que opera con memoria selectiva pasando por alto aquello que aprobaron mientras controlaban el Ejecutivo y el Legislativo el cuatrienio pasado.

Tomo este espacio para refrescarles la memoria a los líderes del PPD que hoy día reclaman desde la comodidad que brinda la memoria selectiva en aquello que tiene que ver con la UPR, los municipios y las pensiones de los servidores públicos.

El PPD olvida que, en 2015, Alejandro García Padilla presentó el primer plan fiscal de la UPR bajo la Ley Promesa, proponiendo como parte de este un recorte de $200 millones para la universidad.

El PPD olvida que luego de que criticaron medidas responsables de la administración de Fortuño que enderezaron las finanzas del primer centro docente, permitieron que Antonio García Padilla dejara a la UPR con una deficiencia después de haberla recibido con un superávit de $60 millones.

El PPD olvida que ellos aprobaron la Ley 66-2014, la cual congeló las asignaciones a la UPR.  Selectivamente, olvidan también que en 2014 aumentaron los salarios del personal de confianza en la UPR.

En cuanto a los municipios, el PPD parece olvidar que Alejandro García Padilla fue uno de los gobernadores que más ha discriminado entre los municipios por pura política partidista. A través de la Resolución Conjunta 595 de la Cámara hubo una asignación de $59.8 millones con altos visos de discrimen por color, en la cual solo $1.8 fueron asignados a municipios cuyos alcaldes eran del PNP.

Olvidan también que fue la administración pasada la que le quitó fondos del BGF a los municipios alegando que los déficits respondían a mala administración, pero por pura politiquería se oponían a una reforma municipal.

Y en el tema de pensiones, la memoria selectiva del PPD vuelve a atacar.  Olvida el PPD que en 2013, por medio de la Ley 3, le quitaron el derecho a un retiro digno a más de 100,000 empleados públicos e intentaron hacer lo mismo con la Ley 160 de 2013 con los maestros. Anteriormente, los empleados públicos de la ley 447 se retiraban con un 75 % de pensión, aproximadamente, y los de la Ley 1, con un 60 %. Hoy, a causa de lo aprobado por el PPD, en promedio se retiran con 39 % y 29 %, respectivamente. Sin hablar de aquellos servidores públicos que se pensionaron luego de 2013, a quienes el PPD les eliminó el bono de verano, el bono de Navidad, la aportación al plan médico, y el derecho a pensión para la viuda o viudo en caso de fallecimiento.

En contraste con la politiquería del PPD, la administración Rosselló, trabajando en equipo con el Senado y la Cámara, ha aprobado medidas que atienden algunos de los problemas de la UPR y los municipios. Además, se le han plantado de frente a la Junta de Supervisión Fiscal para evitar los recortes a las pensiones, poniendo el bienestar de nuestros retirados como prioridad máxima.

Ante el desespero y vacío de liderato, los miembros del partido sin rumbo optan por mentir, tergiversar y olvidar aquello que no les conviene tratando de desinformar a los puertorriqueños. Para su mala fortuna, los hechos son los que son y el tiempo sigue comprobado que el Gobierno del PNP siempre es mejor Gobierno.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo