Apuestas deportivas: un buen plan

Las apuestas deportivas y no deportivas se dan todos los días en la isla

Por Alex Delgado

En estos días se ha estado celebrando vistas públicas sobre el proyecto del gobernador Ricardo Rosselló para autorizar y regular las apuestas deportivas, una medida que está funcionando en los Estados Unidos y a la que se siguen uniendo estados de la nación. Las apuestas deportivas y no deportivas se dan todos los días en la isla. Como ha ocurrido en los pasados años con medidas de avanzada y que pueden ayudar a la economía del país, surgen grupos con intereses que se oponen. La oposición de otros es por puro desconocimiento y/o ignorancia.

Como saben, las peleas de gallos serán ilegales y cientos de galleras serán cerradas. Una de las intenciones del proyecto es habilitar esas galleras en centros de apuestas deportivas, es decir, que usted pueda ir a una y apostar a que tal equipo gana tal juego. Allí, mientras vá a ver el juego y/o a apostar, puede darse “la beer”, el palito y comer algo también, por lo que ese establecimiento, como negocio no tendría que cerrar, puede reinventarse generando dinero.

Con este panorama, una organización de galleros dice que como único apoyarían la medida de las apuestas deportivas es que todos en el Congreso y el Presidente de los Estados Unidos reviertan el “Farm Bill” que prohíbe las peleas de gallos. ¿Serán o no serán? Señores galleros, a Donald Trump y al Congreso les importa tres pepinos ustedes y esa estrategia es como condicionar algo a que haya una garantía de que un huracán no vuelva a impactar a la isla. El gobierno de Puerto Rico no tiene control del Congreso y menos de Trump. ¿Ustedes no escuchan noticias? ¿No se han enterado que a Trump le importa un bledo la isla? ¿Y piensan que ustedes y el gobierno de Puerto Rico tienen el poder de amedrentar y poner de rodillas al gobierno de Estados Unidos? Come on! Usted, gallero que me lee, ¿vá a tirarse a mar abierto en medio de un huracán con su gallera por este grupo que dice representarlos pronunciando disparates?, ¿quiere usar su gallera como florero o quiere mantener un negocio que le rinda dinero? El Congreso y el presidente Trump no van a dar marcha atrás con la prohibición y deben entenderlo.

De otra parte, si usted piensa que en la isla no se viola la ley apostando ilegalmente, el propio presidente de la Federación de Béisbol Aficionado, José Quiles, ¡admite que en los parques violan la ley durante los juegos! “No es un secreto que en el béisbol Doble A siempre han existido las apuestas. Pero ¿cómo el gobierno vá a lograr incentivar a los apostadores para que dejen de apostar como están acostumbrados?”, dijo en un medio de comunicación. Señor Quiles, si ese es su análisis más profundo, supongo usted sigue escribiendo cartas por correo postal y no usa e-mail porque estaba acostumbrado a escribir a manuscrito, ¿no?

Ya que, al parecer, el señor Quiles no ha leído, en un parque usted podría apostar con su teléfono celular, desde su asiento. Es más, no tendría que ir a cobrarle la apuesta a una persona poco tolerante a perder y que le pueda salir con insultos.

En el mismo artículo, el presidente de la Liga de Béisbol Profesional, Juan Flores Galarza, dijo que en su carácter personal la medida es una que no favorece porque no aportaría nada al fisco. Al parecer otro que tampoco lee lo que está ocurriendo en otras jurisdicciones. De hecho, Flores Galarza fue Secretario de Hacienda bajo la administración de Sila Calderón y con esa mentalidad, comprendemos hoy con mayor claridad porque en ese cuatrenio comenzó el estancamiento de la economía.

De otra parte, tenemos dos o tres legisladores que dicen se oponen porque no favorecen la creación de más juegos. No se está creando un nuevo juego persé, con los juegos existentes, las personas apuestan, algo que hacen hoy, pero de forma ilegal. ¿Qué medida han radicado estos legisladores para erradicar las apuestas ilegales?: ¡NINGUNA! Miran para el lado con la ilegalidad y gritan cuando se intenta hacer algo.

Finalmente, el otro opositor es la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico. Este es el más sencillo de analizar por su doble discurso. Alegan, por un estudio que encomendaron para justificar su posición, que esta medida del Dr. Rosselló no dejará mucho dinero. Sin embargo, sus acciones dicen lo contrario a lo que dicen, ya que parte de su cabildeo es para que el proyecto solo les aplique a los casinos de sus hoteles. Si no dejara dinero, ¿porque lo quieren solo para ellos? Comportamientos que usted debe analizar para que comprenda la hipocresía de los opositores a la medida, que repito, unos es por intereses propios y otros es por pura ignorancia y vagancia de no leer.

Culmino con estas preguntas: ¿Hace falta dinero? ¿Vamos a seguir oponiéndonos a todo como hemos hecho en los pasados 20 años? ¿Nos vamos a dejar seguir pasando el rolo de otras jurisdicciones para complacer los intereses de dos o tres? Siga oponiéndose a todos (si es de esos) y hablamos en 10 añitos cuando sigamos más hundidos y otras jurisdicciones progresando. Ese ha sido nuestro mal por décadas y debemos de cambiar.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo