Columna de Leo Aldridge: "21"

“No hay razón alguna para que MLB continúe su negativa de retirar el 21 de la liga. Lo hicieron con el 42 de Jackie Robinson al reconocer todas las puertas que abrió para los afroamericanos en el béisbol”

Por Leo Aldridge

Los boricuas en las Grandes Ligas han logrado informalmente lo que el comisionado de béisbol se niega a hacer de manera formal: retirar el número 21 que usó Roberto Clemente durante su carrera.

Un reciente artículo publicado por The New York Times narra que la vasta mayoría de los jugadores puertorriqueños en las Mayores se niegan a usar el 21 por respeto a lo que fue y sigue siendo Clemente.

Según información del sitio Baseball Reference, solo 16 de los 235 puertorriqueños que han jugado en las Mayores durante los pasados 47 años – desde la muerte de Clemente – han usado el número 21. En los pasados cinco años, ninguno lo ha usado.

El gesto de los jugadores es impactante, y el oficialismo del béisbol debe finalmente poner el oído en tierra y retirar de una vez por todas el 21, tal como hizo con el 42 de otro pionero, Jackie Robinson.

Carlos Correa, la estrella de los Astros de Houston, le dijo al Times en ese reportaje que los puertorriqueños no usarían el 21 porque “Roberto Clemente es una figura para los latinos, como Jackie Robinson lo era para los afroamericanos. Clemente no solo quebró fronteras, sino que inspiró a otros latinos a insertarse en el béisbol”.

Cerca del 30 % de todos los jugadores de las mayores son latinos, así que el momento más propicio para que MLB retire el 21 es ahora.

Los logros de Clemente son inmensos: 3,000 hits, 12 veces ganador del Guante de Oro, y dos veces campeón con los Piratas de Pittsburgh. Pero lo que no sale en ninguna estadística es, probablemente, más importante: era un férreo defensor de los derechos de los jugadores latinos y se oponía al racismo rampante de su época (que, por supuesto, todavía no se ha erradicado). Como anécdota que muestra el arraigo a sus orígenes, odiaba que lo llamaran Bob, como cuenta en su libro el historiador Néstor Duprey.

El gobernador Ricardo Rosselló se colocó en el lado correcto de la historia cuando le solicitó el año pasado al comisionado Rob Manfred que retirara el número 21 y así honrara el legado deportivo y humanitario de Clemente. Manfred, sin embargo, no ha querido ceder, aunque se ha defendido al resaltar que el premio Roberto Clemente que se entrega cada año es “el honor más alto” que existe en el béisbol. (Los Piratas de Pittsburgh sí retiraron el 21).

Los puertorriqueños en las Mayores, como suele suceder con los puertorriqueños en cualquier trabajo, se las han ingeniado para lograr lo que el patrono les niega. De manera silvestre, porque, que se sepa, no ha habido ninguna reunión para cuadrar esto, decidieron que el 21 le pertenecía, y le pertenecerá, a una sola persona en el mundo por el resto de los tiempos.

No hay razón alguna para que MLB continúe su negativa de retirar el 21 de la liga. Lo hicieron con el 42 de Jackie Robinson al reconocer todas las puertas que abrió para los afroamericanos en el béisbol. Ya es hora de que hagan lo mismo por quien hizo la misma gesta para los puertorriqueños y latinos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo