Hallstatt, Austria: un paraíso de postal

Los viajeros de Latitud Perfecta te cuentan sobre este lugar encantador

Por Wilmarie Rivera y Miguel Camilo

¿Alguna vez has estado en un lugar “tan perfecto”  para tus ojos que dudaste que fuera real? Así nos sentimos nosotros en Hallstatt, Austria. Estar en este pueblito considerado como el más hermoso de Europa, es como estar en una postal viviente. Es pequeño pero cautivador. Sus protagonistas estrellas son las montañas separadas por un lago de agua cristalina, y las casas color madera oscura. Si vas en invierno todo se viste de blanco haciéndolo aún más hermoso.

Motivados por su belleza natural, llegamos en pleno invierno (febrero) a un verdadero winter wonderland llamado Hallstatt, a bordo de nuestro carro alquilado al que apodamos León. Desde Viena fueron 3 horas y 30 minutos manejando pero a medida que nos acercábamos a Hallstatt el escenario cambiaba a nuestro alrededor. Montañas cubiertas de nieve eran la constante en el camino, lagos y hasta un hermoso atardecer se despidió de nosotros antes de llegar al pueblo.

Acompañados por la luna llegamos a Hallstatt que además es Patrimonio Mundial de la UNESCO. Con la temperatura a 35 grados Fahrenheit, dejamos a León y caminamos 10 minutos con maleta en mano hasta nuestro hotel: Seehotel Gruner Baum ubicado en pleno centro del pueblo.

¿Qué hay en el centro de Hallstatt?

Hallstatt es un pueblo pequeño por lo que se recorre caminando súper fácil. Por esta razón, muchos optan por hacer un day trip,  nosotros quisimos estar dos días y aquí es donde se volvió mágico.

La entrada de carros al centro es solo para residentes pero hay estacionamientos privados en donde puedes estacionar el carro si es que vas con uno alquilado. El estacionamiento de nuestro hotel no era gratis y tampoco estuvo incluido, suerte para nosotros que aceptaban tarjeta así que $20 se convirtieron en 60 puntos.

Lo más distintivo de Hallsttat es llegar a un view point en donde está la foto de postal pero debes saber que no es la única. También hay restaurantes, hoteles, tienditas con artesanías, souvenirs y cafés. Además de caminar y deleitarte con cada rincón, puedes entrar a la iglesia que está en el mismo centro. Es como el símbolo de la foto tradicional de Hallstatt. Fue construida en el 1785, es pequeña pero linda.

Subiendo las escaleras también hay otra pequeña iglesia, Catholic Church Office, que no es muy concurrida. Se pueden apreciar vistas espectaculares desde aquí en donde además hay es un cementerio. Cerca también hay un funicular por si quieres tener una vista más panorámica del pueblo.

Nosotros optamos por quedarnos solo en los alrededores disfrutando de nuestra vista, de la tranquilidad pero sobre todo del silencio. Aunque es un pueblo pequeño tiene muchos recovecos que valen la pena recorrer, cada uno tiene una vista única pero con una personalidad diferente.

¿Cómo llegar a Hallstatt?

Puedes hacerlo alquilando un carro como nosotros y manejar desde Viena que es lo más común. Es probable que te pidan tener el permiso internacional para conducir. A nosotros no fue el caso, pero no está de más tenerlo. Aquí la información sobre cómo obtenerlo.

También puedes evaluar la ruta de tren desde Salzburgo. Serían de 3 a 4 horas para llegar. La estación queda justo al otro lado del lago. Un barco recoge a las personas dejándolas en el mismo centro de Hallstatt. Ver este proceso es super relajante, nosotros lo hicimos desde un pequeño muelle y solo respirar aire fresco, con los rayos del sol fue un bello recuerdo.

Como les mencionamos, muchas personas toman un tour de un día. Comienzan a llegar a las 9:00 a.m. y se van entre 5:00 p.m. a 6:00 p.m. Luego de eso el pueblo es una postal navideña desolado.

Datos de nuestro viaje:

-Estadía: SeeHotel Gruner Baum. Dos noches por $580 e incluía desayuno. La localización de este hotel fue sin duda un super plus. Una noche comimos en el restaurante muy bueno pero bastante costoso ($130 por algo sencillo). Btw, la cama de nuestro hotel ha sido una de las mejores que hemos podido dormir en todo Europa (que siempre son dos camas twins juntas).

El día comienza tarde a eso de las 11:00 a.m. así que ve listo para coger las cosas con calma. Van cerrando los lugares como entre 9 a 10 de la noche.

Vuelos: Nuestro vuelo fue con puntos desde Nueva York: 60,000 millas con Delta (Skymiles) hasta Zurich, Suiza. De Zurich a Viena lo hicimos con puntos de Ultimate Rewards de Chase.

Carro alquilado: La compañía fue Budget y por 4 días nos salió en $231.

– Las carreteras están en perfectas condiciones. Llegando a Hallstatt se deterioran un poco pero nada que te afecte, al igual que en época de nieve el gobierno las mantiene libre de nieve.

– Cuando sales fuera de Viena comienzas a ver túneles que pasas entre montañas gigantes.

– El agua potable es safe para beber.

Gasolina: Gastamos alrededor de $110 en 4 días. Austria aunque es pequeño, ir de un lugar a otro es bien distante.

Google maps funciona muy bien.

Glocalme funciona a la perfección. Este es el dispositivo que utilizamos para mantenernos conectados.

– Las noches son frías pero hermosas. Es la mejor parte de quedarte en Hallstatt, ya que se queda desolado y nadie sale así que lo tienes para ti. Las estrellas son un espectáculo así que mira para el cielo.

-Moneda: Euro

-Idioma: Alemán que es más bien un dialecto, pero muchos hablan también inglés.

-No se puede volar drone. Está prohibido. Respeta siempre las reglas. El turismo irresponsable ha llevado a los residentes a colocar verjas y portones para evitar que dañen sus propiedades por las fotos para Instagram. También colocan carteles para que hagan silencio.

¿Sabías de este bello pueblo en Austria?

Acceda a Latitud Perfecta para más fotografías y detalles de viajes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo