Agra: Ciudad del Taj Mahal

Los viajeros de Latitud Perfecta te ofrecen unos tips para tu visita al Taj Mahal

Por Wilmarie Rivera y Miguel Camilo

Si conocer la historia del Taj Mahal es increíble, la sensación de ver este monumento en persona es aún más fascinante. Imponente, hermoso y perfecto son solo algunos de los adjetivos que puedo utilizar para intentar describirlo. De hecho, desde antes de llegar en carro a la ciudad de Agra en donde se encuentra, la emoción y la alegría que sentíamos era notable, pues al fin estaríamos frente a frente, no solo a una de las estructuras más importantes en el mundo por su historia, diseño y construcción, sino, a uno de los lugares que más ansiábamos visitar.

Nuestra primera parada en Agra fue en nuestro hotel, para bañarnos y vestirnos e ir en el atardecer a nuestro primer encuentro con el Taj Mahal, pero para nuestra sorpresa, se veía desde una terraza de nuestro hotel. Como niños, corrimos para ese primer encuentro…lejano pero válido. Si de lejos se veía inmenso y precioso… de cerca lo es aún más. Así que mucho más cerca, lo vimos al llegar al otro extremo del Taj Mahal dividido por  el río Yamuna, llamado Mehtab Bagh. La entrada aquí son $2.00 aproximadamente por persona y no se puede entrar con trípode. La entrada es limitada y ya cuando se va por completo la luz del sol, los empleados se encargan de sacar a la gente.

Pero, ¿cuál es la historia del Taj Mahal?

Detrás de la construcción del Taj Mahal hay una historia de amor que es increíble y que sin duda ha trascendido el tiempo. Resulta que el emperador musulmán de Agra, Sha Janan, lo mandó a construir en honor a su cuarta esposa de la cual vivía súper enamorado. Su esposa murió en el parto de uno de sus hijos y el emperador quedó devastado. Fue entonces que mandó a hacer este palacio funerario como símbolo de amor por su esposa.

Se necesitaron 20,000 hombres para su construcción hecha de mármol blanco, piedras preciosas y semipreciosas de diferentes partes del mundo para que 23 años después (1632 al 1653) se diera por terminada la obra. Una obra que está intacta… cada lado es igual al otro (simétrico) y hasta tienen partes pintadas a mano. ¡Es realmente una maravilla! Pero, al poco tiempo de terminada, uno de los hijos del emperador ganó poder, y al enterarse de que su padre quería construir otro Taj Mahal pero de mármol negro justo al frente y a orillas del río Yanuma con un puente en oro que conectaría ambas bellezas, decidió encerrarlo en el Fuerte Rojo de Agra.

Los mismos locales nos dijeron que no se sabe a ciencia cierta si se logró empezar la construcción del Taj Mahal negro, pero el espacio sí está. Fue aquí donde vimos el Taj Mahal al atardecer. Años después el emperador muere y desde entonces su tumba se encuentra dentro del Taj Mahal junto a su esposa.

¿Qué hicimos en Agra?

Agra recibe más de 8 millones de turistas al año, atraídos por el Taj Mahal. Pero esta ciudad de India también tiene otros palacios que valen la pena visitar. Aquí te contamos nuestro recorrido en la última ciudad del triángulo dorado de India que visitamos:

  • Taj Mahal: Llegamos a las 7:00 a.m. a la entrada oeste del complejo enorme en donde se encuentra el Taj Mahal. El costo de entrada para los turistas es de $15 aprox. y para los locales $10. Incluye una botella de agua y una redecilla para ponerla en los zapatos para entrar al Taj Mahal. Luego de pagar, hay una especie de puesto de control en donde hay una fila para mujeres y otra para hombres. Hay detectores de metales y también te registran el cuerpo y tu bulto de mano. Aquí también está prohibido llevar trípode para sacar fotos. El complejo es gigante y luego de una de las “puertas” enormes, se ve perfectamente el Taj Mahal. Aquí sí que el corazón casi se me detuvo por la emoción. Me sentía como en un sueño, pues si en fotos es hermoso, de cerca es otra cosa ya que puedes apreciar cada detalle y valorar aún más la historia. Ten presente que es uno de los lugares más visitados del mundo y aunque llegamos temprano, ya habían demasiadas personas. Te recomiendo que te tomes tu tiempo y recorras toda el área… cada ángulo es perfecto. La fila para entrar y ver las tumbas, se mueve bastante rápido, pues está prohibido detenerse una vez adentro al igual que las fotos(Recuerda seguir las reglas y respetarlas). Por dentro el Taj Mahal es igual de precioso. Nosotros no parábamos de mirar cada detalle… estábamos fascinados. Además de ser una de las siete maravillas del mundo, es Patrimonio Mundial de la UNESCO.
  • Fuerte de Agra: Muy cerca del Taj Mahal está este fuerte, el más grande de India y donde estuvo preso el emperador Sha Janan. También es un lugar que impresiona desde que llegas… por sus dimensiones e imponente color rojo. En su interior hay varios palacios, jardines y pasillos que hacen remontarte en su historia de mujeres y reyes que vivieron aquí. Costo de entrada $4 aprox. (Aquí nos encontramos a la bloguera de viajes Hey Nadine).
  • Mezquita Moti Masjid: Dentro del Fuerte de Agra se encuentra esta mezquita con vista al Taj Mahal. En algún momento me sentí en mi propio palacio con Miguel jajaja.
  • Tumba de Akbar: Esta tumba nos llamó la atención, porque también es enorme y tiene mármol sobre la piedra roja, lo que hace verla linda y diferente. Aquí recorrimos todo el complejo pues además de la tumba del emperador Akbar conocido como El Grande, están las de sus esposas. También tiene bastante terreno tipo jardín en el que vimos varios ciervos y pájaros.

Otros detalles de nuestra visita a Agra que te pueden:

-Llegamos desde Jaipur en carro privado. Fueron aproximadamente 2 horas. En carro hasta Delhi son como 5 horas pero también hay un tren desde Delhi (2 horas y media).

-Nos quedamos en el hotel ITC Mughal A Luxury y para mejorar aún más nuestra experiencia, nos dieron un upgrade a una junior suite. Pagamos $130 (con los taxes) por una noche.

-Lleva efectivo.

– Antes de llegar al complejo donde está el Taj Mahal, debes recorrer un pasillo de una caminata de casi 20 minutos (dependiendo cómo camines). Debes de estar pendiente a muchos vendedores y personas que se prestan para robarte.

– Dentro del Taj Mahal hay baños y son bastantes limpios. Tienen a una señora para velar por el orden.

– Recuerda que dentro del Taj Mahal (área de las tumbas) no se pueden tomar fotos.

– La mejor forma de disfrutarse el Taj Mahal es buscando un lugar a los lados pues muchas personas se enfocan solamente en el medio. A los lados encontrarás paz.

-No tengas prisa. El costo de la entrada te permite estar todo el día.

-La entrada se puede pagar con tarjeta de crédito (Visa o Mastercard).

Cuéntanos si has tenido la oportunidad de ir al Taj Mahal. ¿Tienes planes de ir?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo