Cómo llegar y qué ver en Petra

Los viajeros de Latitud perfecta te orienta sobre todo lo que debes saber antes de viajar a esta hermosa ciudada

Por Wilmarie Rivera y Miguel Camilo

Petra es conocida como la ciudad perdida y es una de las 7 maravillas del mundo, pero para nosotros fue un paraíso que nos dejó impresionados, contentos y satisfechos. Estar aquí fue como esos lugares que visitas y te marcan por su grandeza e historia. Fundada en el siglo IV a.C. Petra era una ciudad con un sistema de riego impresionante y de comercio de especias en el medio del desierto..

Los nabateos estaban adelantados al tiempo” .

Un explorador suizo Johannes Burckhardt, se fue en busca de la famosa ciudad perdida encontrándola en el 1812 y nosotros hicimos lo propio ahora descubriendo un paraíso histórico conocido por el mundo entero. Luego de pasar unos días en la capital de Jordania, Amán,emprendimos el viaje en nuestro carro alquilado al que apodamos “Frida”, hacia Wadi Musa, lugar en donde se encuentra Petra al sur de Jordania. Wadi es lo mismo que valle.

El camino desde la capital fueron 3 horas y media con un panorama que cambiaba a medida que nos acercábamos. El cambio de paisajes nos enamoró siendo un preámbulo a nuestro encuentro con el desierto que tiene Petra como residente permanente al que también llaman como rose-red city.

A Petra hay que ir alguna vez en la vida sí o sí.

¿Cómo llegar a Petra?

Para llegar puedes hacerlo de diferentes maneras: llegar al Aeropuerto Internacional Reina Alia (AMM) en Amán, la capital de Jordania y trasladarte en carro (alquilado o en tour según prefieras). En nuestro caso, nuestra ruta fue: Puerto Rico- New York- Dinamarca- Amán. Al llegar optamos por alquilar un carro que reservamos de antemano y que buscamos una vez tocamos suelo jordano. También puedes llegar al aeropuerto de la ciudad de Aqaba y guiar hasta Wadi Musa por una hora y media aproximadamente.

Nosotros luego de Petra seguiríamos a Wadi Rum en Aqaba y luego al Mar Muerto, que es más cercano a Amán para nuestra otra parte del viaje: Abu Dhabi y Dubai.

El GPS de nuestro celular el cual teníamos acceso a internet por el hotspot Glocalme que nos acompaña en cada viaje, para estar siempre conectados y llevarles nuestra experiencia sirvió de maravillas mientras recorríamos las calles en super buenas condiciones de Jordania.

¿Qué ver en Petra?

Llegamos a nuestro hotel y dejamos las cosas, nos abrigamos y arrancamos a ver Petra de noche.

“Si, al revés de los cristianos… es la mejor forma”.

El Tesoro es sin duda impresionante y el atractivo principal de la ciudad perdida de Petra. Te recomendamos que si tienes el tiempo y la disponibilidad, lo vayas a ver de noche con la luz de las velas en el evento Petra by Night. El costo son $25 y no se puede comprar por adelantado si no, en la misma entrada en el Visitor Center. Al menos cuando fuimos (noviembre) fue súper cómodo comprar el boleto sin fila extrema.

Ver Petra de noche es la mejor forma de llenar tus ojos y corazón de aventura y transportarte a esas expediciones donde buscaban la ciudad perdida, pues créenos que vas a sentir la adrenalina una vez entres y comiences a caminar por el famoso Siq que es el cañón que forma una especie de túnel.

Aunque es cierto que es un poco tourist trap la actividad Petra at Night, te aseguramos que la experiencia te va a impactar ya que entrar a esta ciudad de noche primero, le sube el entusiasmo a cualquiera de verla al próximo día.

TIP: No importa la fecha que vayas, Petra se llena así que si quieres tomar buenas fotos en especial de noche, intenta llegar al menos 30 minutos antes de la hora de entrada.

“Prepárate para algunos turistas. Se comportan como salvajes”.

El Siq es la bienvenida oficial a todo lo que te espera en Petra y en este recorrido nocturno, lo hicimos a la luz de las velas y de la luna. Sin hablar que al final tienes al Tesoro de frente que por más visitas que tenga, nadie está preparado para encontrarse con este espectáculo. Teníamos los ojos lloros de admiración y el corazón latiendo a millón.

Tip: Llévate un trípode y un lente wide “gran angular” para que puedas tomar diferentes perspectivas del Tesoro. No uses flash, no dañes la experiencia de otros viajeros y peor aún de otros fotógrafos.

Una vez sentado sin el Tesoro iluminado del todo, te ofrecen té y ¿sabes qué? si eres amante del té como Miguel, te encantará. Él se tomó el mío también… podía ver la emoción en sus ojos. Luego de estar bajo las estrellas y de escuchar a un local tocar una flauta, alumbran al Tesoro… Wow! Impresionante e irreal fue tenerlo de frente. Apreciar cada detalle, escanear con la mirada cada rincón que antes solo habíamos visto en fotos y documentales. Momentos así nunca se olvida lo que sentiste y lo que transmitió.

Sin duda, ver el Tesoro de noche fue un preámbulo a lo que nos esperaba al día siguiente. En Petra by Night solo te permiten ver el Tesoro, pero la ciudad completa es gigante. También puedes pagar para verlo desde arriba con los locales si es de tu interés. Es importante que verifiques en la página web el horario del evento nocturno, ya que no son todos los días.

El Monasterio, tumbas, teatro romano y más…

Al otro día nos levantamos temprano ansiosos por ver toda la ciudad de Petra de día. Recorrerla, perdernos y vivirla era la meta. Empezando por el mismo Siq en el que  lamentablemente algunas personas optan por recorrerlo montados a caballos o en una carreta halados por ellos. Los ves una y otra vez yendo y viniendo agotados y explotados.

Más allá del Tesoro, la ciudad de Petra es gigante y vale la pena visitar cada rincón, especialmente llegar al Monasterio. Es impresionante y es más grande que el Tesoro. Para llegar aquí la caminata es extensa y cuesta arriba. Dura aproximadamente 45 minutos deteniéndose para respirar, descansar y tomar agua pues son más de 1,000 escalones.

Para subir hasta el Monasterio hay burros que lamentablemente los usan los turistas. Es súper triste verlos subir ajorados, con los grandes escalones de piedra, esquivando a la gente con conciencia que decide caminar (lo correcto) y hasta los riscos. NO LO HAGAS POR FAVOR.

La gran mayoría de las personas no suben hasta el Monasterio pues solo van a lo fácil que es el Tesoro.

Otro de los lugares para ir dentro de Petra es el altar de los sacrificios. Queda a lo alto de una de las montaña de la piedra rojiza que te da una vista panorámica de la inmensidad de toda esta ciudad que alguna vez habitaron cientos de personas. Una vez aquí arriba,  escuchar algunos pájaros y el viento, nos dio un sentimiento bien especial. Admirar esta bella historia heredada gracias a los nabateos es súper gratificante.

Otros lugares para fijarse son la represa y el sistema de riego que desarrollaron los nabateos, también el teatro romano y las tumbas alrededor de todo Petra construidas en la montaña de piedra roja. Pero un lugar que te llamará la atención es la Calle de las Fachadas (“The Street of Facades) en donde hay tumbas gigantes.

Mejor momento para visitar Petra

Jordania queda en Medio Oriente, por lo tanto gran parte de su territorio es desierto. Evita ir en temporadas pico de calor entre mayo a agosto. Además, estos meses son de mayor visita de turistas complicando un poco la experiencia en cuanto a que todo está lleno y las filas son eternas. Luego la temperatura mejora.

Los mejores meses para ir son entre noviembre y abril cuando la temperatura es súper agradable por el día y las noches frías. Aunque te corres el riesgo – como a nosotros- que llueva y días antes por unas fuertes lluvias tuvieron que cerrar Petra por las inundaciones. Afortunadamente  reabrió y nos recibió con un día hermoso.

Nosotros fuimos a mediados de noviembre y estuvo perfecto en cuanto a cantidad de personas en los lugares y a la temperatura. Nos gusta mucho el frío así que en las noches disfrutábamos de la temperatura que luego ya subía con el calor del día. (Estuvo como en 77 grados F por el día y 50 grados F en las noches).

¿Qué debes llevar para Petra y qué otros detalles debes conocer?

-Vestimenta adecuada: Para recorrer toda la ciudad de Petra es necesario que vayas cómodo tanto de ropa como de zapatos (preferiblemente tenis) porque se camina bastante. Ve preparado para dar 30,000 pasos si es que recorres toda la ciudad. Depende el clima lleva un abrigo ligero o para las mujeres con una bufanda es suficiente.

-Comida: Aunque hay restaurantes dentro de Petra y tienditas, lleva algunas meriendas pero siempre recuerda cargar con tu basura.

Lleva dinero en efectivo para pagar en los establecimientos dentro de Petra.

-Lleva agua en las botellas reusables de travel que no son de plástico.

Lleva protector solar y un sombrero para cubrirte del sol.

-Sombrilla por si hay pronóstico de lluvia.

-Cargador de celular o ‘power bank‘ por si estás todo el día en Petra tu celular se va a quedar sin batería probablemente de todas las fotos y videos que tomarás.

-El mapa que puedes obtener gratis en la entrada, funciona muy bien. Traza tu ruta.

-Puedes llevar tu trípode.

-Tan pronto llegas al Tesoro te insistirán para que pagues por montarte en camellos y burros. Camínalo, lo disfrutarás más. Ignora a los beduinos, son super insistentes.

-Nosotros no pagamos para ver el Tesoro desde arriba, además de que no entendemos porqué si ya pagas entrada, hay otros locales que te cobran para subir una montaña para tener otro ángulo. Así que no queríamos ser más de lo mismo, queríamos escribir nuestra propia historia.

-Hay baños ubicados en puntos más concurridos y están en buenas condiciones.

¿Qué hay en Wadi Musa?

Es importante mencionarles que en Wadi Musa hay de todo un poco: hoteles, restaurantes, hostales, gasolineras, tiendas y mercados. Mucho hoteles de esta área ofrecen el desayuno y la cena incluida. Y recuerda que la entrada a Petra te lo incluye el Jordan Pass. 

Petra es un tesoro y tener la oportunidad de ver esta ciudad en persona es una experiencia para toda la vida. ¿Tienes en tus planes ir?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo