Insta periodismo

Lea la columna de opinión de la periodista Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

En periodismo, narrar los hechos tal como han ocurrido requiere que la observación sea detallada e inmaculada. Los cambios acelerados en la profesión han ocasionado que se modifique la manera de trabajar y entregar la información.

Le pregunté a algunos estudiantes de periodismo cuál era su manera preferida para difundir información y todos coincidieron en que las redes sociales. De todas las existentes, me recalcaron que Instagram, como plataforma de comunicación, era la mejor manera para exteriorizar la verdad en carne y hueso. En una búsqueda (no científica) puedo coincidir en que utilizando esa herramienta se acercan más a su estilo de vida y su gusto por la imagen para contar lo que está sucediendo.

Definitivamente, Instagram es una herramienta al servicio del periodismo si se utiliza correctamente. La red social es muy atractiva para los periodistas y las personalidades debido a que los acerca con su público a diario, cuentan qué están haciendo, hasta qué comen, comparten fotos de sus alegrías y desgracias. Contarle al receptor todo lo que haces a mi entender es perder libertad y privacidad, pero cada cual hace con su vida lo que desea.

Sin embargo, los artistas se apropian del concepto para acercarse más a su audiencia. Han tenido éxito, pues, al fin y al cabo, la fanaticada alguna vez en la vida ha querido conocer el círculo íntimo de su artista favorito.

¿Cómo los periodistas pueden utilizar la plataforma más allá de compartir fotos de los acontecimientos que cubren? A medida que se logre captar la atención de receptores con esa primera imagen publicada, mayor será el interés por conocer qué ocurrió y, por lo tanto, crecerá el volumen de contenido. Si el seguidor comparte otra fotografía del acontecimiento, sepa que esa imagen es pública y cualquier medio de comunicación la puede utilizar. Es indispensable y ético que se le otorgue el crédito correspondiente por la imagen utilizada. Lo que se busca es que la información publicada sea vista y que el tráfico incremente para que se convierta en notable. Si se logra una respuesta emocional por la imagen publicada, mayor será su utilidad.

Por ejemplo, la artista Miley Cyrus publicó en su cuenta de Instagram, fotografías de su hogar en California destrozado por las llamas. Miles de seguidores comentaron la imagen donde se observaban los destrozos. Todos sabemos que ella tiene el dinero para recuperarse rápidamente.

Sin embargo, la imagen perseguía llamar la atención gubernamental a la falta de preocupación por los menos afortunados que residen en las laderas de las conocidas mansiones californianas y que ahora no tienen donde vivir. En este caso, se aprovechó la situación para crear interacción social y los medios de comunicación crearon contenidos utilizando la imagen.

La combinación de contenidos es hoy día una de los batiburrillos más utilizados por las mesas de información de los medios de comunicación. La combinación de diversas fuentes de información es viable siempre y cuando se le otorgue el crédito correspondiente y las imágenes estén en función de la información investigada.

La aplicación es funcional si complementa y la composición fotográfica acerca al seguidor con la noticia. Si podemos capturar momentos fuera de lo común, entonces acercaríamos la aplicación al momento memorable del periodismo.

Incluso, los políticos están utilizando Instagram para ofrecer una perspectiva distinta de su carrera y su trabajo diario. Considero que no se deben utilizar filtros en las fotografías que cuentan acontecimientos como noticia debido a que se podrían considerar manipuladas y cambiarían la perspectiva de esta.

Incluso, podrían calificarse como falsas al tener poca relación con la realidad. Este es un punto debatible que ha ocasionado diversas opiniones, todas enmarcadas en la función de los filtros para alterar y convertir una atmósfera en una más dramática.

Afortunadamente, cada medio de comunicación tiene su autodeterminación editorial, de manera que algunos no permiten retoques y otros utilizan las imágenes solo en ciertas coberturas.

No debemos utilizar esta herramienta para sustituir la función del fotoperiodismo, solo como intercambio de contenidos visuales y apoyo informativo emocional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo