¿Incidentes aislados?

Lea la columna de opinión de la periodista Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

Despertar al son de tiros no debería convertirse en algo común. El sonido de los petardos es muy diferente del que emite una pistola automática. De repente, en lugar de observar a los niños disfrutar de sus regalos en el Día de Reyes, lo que vi fue a personas atemorizadas tratando de escapar de la lluvia de balas.

Los conductores de los automóviles que pasaban por el expreso Baldorioty de Castro ni se inmutaban, mientras otros trataban de esquivar a algunas personas que, en el desespero, se lanzaron al expreso y brincaron las verjas para tratar de refugiarse en un garaje.

Un hombre tirado en el pavimento fue rematado y allí permaneció por mas de diez horas. Pasar el Día de Reyes de esta manera no estaba planificado. Pudieron haber muerto muchas personas porque, cerca del lugar, hay negocios muy concurridos, entre ellos una famosa panadería española que no se vacía, y garajes cuyos clientes, en su mayoría, son turistas. Cuando llamé la atención en las redes sociales sobre la cantidad de horas en que permaneció el cuerpo en la acera, decenas de personas reaccionaron indignadas por el aumento de la criminalidad y otros sobre la falta de personal para investigar lo ocurrido, cerrar escena y recoger el cuerpo.

Me llamó la atención cómo otros usuarios de las redes en total menosprecio a la vida se mofaron de la situación desgraciada, la emprendieron contra los periodistas y, obviamente, ataron lo ocurrido al estatus de Puerto Rico.

No debemos minimizar esta situación, sino hablar con la verdad. Las autoridades que atienden casos graves como el ocurrido en Isla Verde apenas cuentan con personal, ya sea por el ausentismo en la época navideña, vacaciones otorgadas y las plazas congeladas por el Gobierno debido al escaso presupuesto.

En Isla Verde, ocurrió algo parecido al asesinato en la avenida Chardón, donde hace varias semanas el cuerpo de un hombre pasó horas y horas sin levantar, pues no había fiscales ni empleados del Instituto de Ciencias Forenses disponibles. Obviamente, el Gobierno lo negó, pero es tan evidente lo que está sucediendo frente a nuestras caras que ya no son necesarias las excusas. Me pregunto si algún miembro de la Junta de Supervisión Fiscal pudo percatarse de lo ocurrido o, si al ir para el aeropuerto, se enfrentó al tapón. A solo una semana y media del año nuevo, se han registrado casi una veintena de muertes violentas. Lo que puede hacer el Gobierno es poco debido a la falta de fondos. Una cumbre para atender la crisis en seguridad tampoco arreglará el problema.

Cumbre tras cumbre, reunión tras reunión y comités tras comités no resuelven nada. Las ideas discutidas en esas reuniones podrían ser muy buenas, pero se quedan flotando sobre la mesa. Los residentes de Isla Verde —y no estoy hablando de la población flotante— están sumamente preocupados porque era una situación que se anticipaba. La policía de la zona lo sabe y ya se le había alertado.

Los sicarios pudieron haber llegado al llamado pub y desde allí comenzar el tiroteo o pudieron esperar a los implicados afuera.

Veremos lo que revela la investigación. Lo que no es normal es que a las ocho de la mañana continúe abierto y saliendo del lugardecenas de jóvenes embriagados, a medio vestir y con armas de fuego. Las denuncias sobre las irregularidades y peticiones para el cierre del lugar ubicado en una de las marginales más concurridas de la zona turística llevan meses en los tribunales, por no decir años. Como ven, es una cadena de situaciones que desembocaron en el horror.

El video tomado por vecinos de la zona sobre lo ocurrió ilustra muy bien lo ocurrido y la indignación al ver al joven asesinado tirado en la acera como si fuera un desecho, independientemente de si tiene historial criminal o no. Los ciudadanos tenemos que exigir protección, los municipios tomar la iniciativa y no esperar que el Gobierno estatal les resuelva. Mientras haya desempleo y pobreza, la criminalidad continuará en aumento, por lo cual no solo se trata de atajar las situaciones que han despachado como incidentes aislados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo