Opinión: Verdad ante todo

Lea la opinión de Mariliana Torres

Por Mariliana Torres

A pocos días de despedir el año 2018 renovamos energías para sobrevivir en el 2019. Estamos en una carrera por la supervivencia económica, social y política. También de los asuntos domésticos pues al observar el país patas arriba afecta la convivencia.

Aunque el conejo malo diga que estamos bien, de verdad que hay que pensarlo dos veces antes de afirmarlo. Y mientras recogemos las sobras, contamos las calorías de todo lo que comimos, recibimos abrazos de conocidos y desconocidos también debemos colocar en perspectiva que son necesarias las fuerzas y la unión para seguir subiendo los escalones.

Las noticias en estas pasadas semanas no han sido buenas. Desde escándalos financieros, la Junta que desespera con sus decisiones arbitrarias, cierre de negocios que pensábamos eran prósperos, tasa de violencia de género en aumento, asesinatos de mentes brillantes, recuperación a cuenta gotas del desastre que nos dejó María y cambio de escenario por temores de seguridad. Indignante por demás que las noticias que trasciendan o que tengan mayor impacto por estas fechas sean de índole criminal.

El aumento de casos de violencia de género es alarmante. Una veintena de féminas han sido asesinadas por sus parejas. La muerte de Valerie Ann Almodovar ha desconcertado a todos. Una mujer  inteligente, trabajadora y talentosa que no pudo defenderse. Así hay decenas de casos en silencio y que conociendo el círculo vicioso en que se encuentran no identifican las herramientas para denunciar al agresor. Es importante que los periodistas retomen este caso y lo mantengan vivo en la esfera pública para que la policía concluya su investigación y por fin se radiquen cargos.  No se pueden estar cometiendo errores en la transmisión del mensaje. Manejar con respeto lo ocurrido ayudará al esclarecimiento.

Los periodistas no debemos fomentar el crimen al contrario ayudar en la difusión de los eventos para un pronto esclarecimiento. Inaceptable por demás que se publique información sin corroborar o que la misma sugiera o identifique personas como victimarios sin serlo aún. Nuevamente las redes sociales se han convertido en una herramienta para la identificación de posibles autores pero responsablemente debemos tomar con pinzas la información.  Totalmente inaceptable utilizar los comentarios de personas ajenas a la noticia para publicar teorías especulativas. Las palabras “sospechoso” y “presunto” han brillado por su ausencia estos días. Todos queremos que se identifique al culpable pero hay que seguir el debido proceso de ley.

El asesinato de la joven estudiante de Ponce ha dejado un mal sabor de boca por los tristes acontecimientos y la ineptitud en el manejo de casos sensibles. En Puerto Rico tal como otros países atribulados por la crisis económica, social y política, el festejo de la Navidad no es lo mismo de antes. No lo puede ser cuando se nos está cayendo el país.

Atrás quedaron los momentos cuando todos nos sentábamos, sin celulares, a entonar a nuestro modo estrofas de parrandas y bombas inventadas mientras el tío le daba la vuelta al lechón. El aroma y los sabores de nuestra tierra arropaban el ambiente. Entre risas y juegos recibíamos regalos, nada ostentosos, pero sí muy educativos y deportivos. Preparar la suculenta cena de Navidad ha sido difícil en muchos hogares sin dinero y sin techo.

Leer las malas noticias de estos días conduce a una reflexión de hacia dónde vamos y cómo podemos aportar al país. El oscuro panorama financiero desalienta a muchos. Sumergirnos en optimismo para realizar nuestro trabajo con fuerza y exigir que se divulgue la verdad son nuestra mejor opción. En esta ocasión celebremos como en otros tiempos con lo poco y con la seguridad de que si nos unimos y emprendemos, podremos retomar lo que una vez fue nuestra vida para poder divulgar la verdad ante todo.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo