Opinión: ¿Justicia? ¿Dónde?

Lea la opinión de Julio Rivera Saniel

Por Julio Rivera Saniel

Con alguna frecuencia la vida nos pone de frente a uno de esos misterios difíciles de resolver. En esta ocasión, la vida lo consigue con la ayuda de los organismos encargados de impartir la Justicia en Puerto Rico que, en una serie de eventos sacados de una mala película de ficción, nos colocan a todos ante una pregunta sin respuesta: ¿en quién se puede confiar?

A ver si usted entiende esta relación de hechos.

1. El gobernador Ricardo Rosselló confirmó la pasada semana los rumores de que había referido a la Oficina de Ética Gubernamental a la secretaria de Justicia tras haber recibido una denuncia en la mismísima Fortaleza de que la funcionaria habría intervenido indebidamente en el procesamiento de los responsables del robo en el hogar de su hija.

2. La Oficina de Ética Gubernamental confirma el referido.

3. Al preguntársele sobre el referido a un ente investigador como Ética, el gobernador reiteró que la funcionaria tiene su confianza.

4. Wanda Vázquez, quien cuenta con la confianza del gobernador, cuestionó la naturaleza y el origen de la querella que movió al gobernador a querellarse ante Ética.

5. En su defensa, la secretaria de Justicia cuestionó la integridad de las titulares de Ética y la Oficina del Fiscal especial independiente, a quienes, en esencia, acusó de crearle un caso y minar la credibilidad de Justicia para intentar restarle credibilidad a una pesquisa que, potencialmente, involucra a otro funcionario de gobierno.

6. Según ha trascendido, Vázquez ha encaminado una investigación sobre la posible contratación de “empleados fantasma” en el Senado.

7. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, pidió al gobernador la destitución de Wanda Vázquez.

8. Para añadir a lo anterior, Rivera Schatz refirió a la comisionada electoral de su partido, Norma Burgos por la posible violación de artículos del Código Penal. El referido se hizo ante la agencia a cuya titular pidió la renuncia.

Entonces, tras leer y releer cada uno de los 8 puntos de esa relación de hechos, ¿qué debe concluir el ciudadano regular sobre los foros disponibles para impartir justicia?

Si la pregunta la contesta el Senado, dirá que Justicia está dirigido por alguien incapaz de hacerlo.

Si le pregunta a Justicia, dirá que Ética y el FEI son agencias dirigidas de manera deshonesta y que, de paso, le montan casos a ciudadanos.

Así que, en definitiva, ¿a quién se supone que acuda un ciudadano honesto para procurar y obtener justicia? Hoy, tristemente, la respuesta a esa pregunta es solo un enorme vacío. Y eso, señores, es muy peligroso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo