Opinión: El inepto eres tú

Lea la opinión del reportero Rafael Lenín López

Por Rafael Lenín López

Esa parece ser la consigna en el nuevo encontronazo entre el gobernador y la Junta de Control Fiscal. Fue un tuit del presidente Trump el que le dio sazón al nuevo choque de trenes. Pero fue solo eso, un pique que le puso la Casa Blanca a una pelea que viene ocurriendo desde que se aprobó PROMESA y que no acaba de definirse.

En este espacio, hemos comentado reiteradamente que el choque de trenes es inevitable y que sigue habiendo un terreno gris en cuanto a los poderes que tiene la Junta y los que ha dejado de tener el Gobierno de Puerto Rico.  La primera vez que se decidió elevar esa guerra al campo judicial fue con el nombramiento que hizo la Junta en Noel Zamot para ser el síndico de la Autoridad de Energía Eléctrica. Ese round lo ganó Rosselló.

El segundo round lo ganó la Junta de Control Fiscal cuando, este año, la jueza Laura Taylor Swain dictaminó que el presupuesto que certificó el ente federal prevalece sobre el que aprobaron el gobernador y la Legislatura. El tercer round está fraguándose. La administración Rosselló se prepara para acudir, en los próximos 30 días, al Circuito de Apelaciones de Boston para impugnar varias disposiciones del plan fiscal revisado que se certificó el martes pasado. El terreno está fértil para que, en este round, la pelea se acabe mediante el nocaut. Si el Gobierno no acata disposiciones del plan fiscal que, para la Junta, son importantes, José Carrión y su grupo tendrán que decidir si le piden a la Jueza Swain que encuentre en desacato a los oficiales gubernamentales puertorriqueños del más alto nivel. Sin embargo, el ambiente no parece dirigirse a eso y todo parece indicar que los protagonistas  no están listos para el enfrentamiento frontal.  El martes, le pregunté a Carrión qué harán, y dijo que seguirán conversando. La Junta ya parece rendirse diciendo que no hay voluntad política de la actual administración para hacer lo necesario, y presentando el recetario que debe tener un “buen” candidato a la gobernación en 2020.   

Además, con su tuit el martes, el presidente Trump sienta las bases para nombrar una nueva Junta que responda a su filosofía política. Y eso, como dijo Thomas Rivera Schatz, pondrá las cosas peores.

Rosselló tiene razón cuando plantea que el plan aprobado el martes por la Junta no es de desarrollo económico, y sí, de austeridad. Pero también es cierto que PROMESA le dio una encomienda primordial a la Junta de resolver el tema de la deuda y el déficit fiscal del Gobierno de Puerto Rico, dejando relegado el tema del desarrollo económico a una comisión congresional que ya caducó y que quedó en nada.

En manos del Gobierno de Puerto Rico está formular un plan abarcador y puntual de desarrollo económico.  En manos de Washington está el apoyarlo con recursos y leyes. Pero el juego de “tú eres más inepto que yo” o de “túmbame la pajita” no aguanta más.

Esta semana, en una de las tantas noches lluviosas que hemos tenido, mi niña, Lena, de cuatro años, dijo: “Ya empezó a llover, ya mismo se va la luz”. Lo dijo mientras jugaba sin atribularse. Fue un comentario que me impactó porque veía una niña que ya asumía como su realidad, la crisis que vive Puerto Rico, porque con ella nació y ha vivido los primeros años de su vida. Me chocó porque no fue la realidad, por las razones que sean, a mayor o menor grado, con la que yo crecí. Y eso me hizo repensar muchas cosas y tolerar menos el discurso de nuestros gobernantes, de los de aquí y de los de la metrópoli, sea quien sea el más inepto. El plan de desarrollo económico, ¿para cuándo?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo