Déjalo dicho

Lea la columna de Lilly Rivera

Por Lilly Rivera

Todos somos mortales, y la muerte es una conversación que debemos tener con nuestra familia hoy, porque hay muchos asuntos que otros tienen que manejar cuando morimos, y facilita mucho dejar claro lo que queremos. Dale a tus seres queridos el consuelo de conocer tus deseos y reducirás posibles discordias entre ellos por falta de información.

Dejar dicho cómo uno quiere que se gestione nuestro funeral es un acto de bondad para los vivos. Al principio puede ser inquietante hablar de la muerte; sin embargo, si aceptamos que es un proceso natural de la vida, es más manejable. Hablar sobre la muerte es un alivio para todos, ayuda a entender y procesar el duelo, y que todo marche con amor, aceptación, dignidad, paz y respeto. Si no has pensado en eso, seas joven o viejo, estés saludable o enfermo, habla sobre lo que quieres que hagan contigo cuando mueras.

Deja dicho si deseas que te cremen o si prefieres que entierren tus restos. En dónde deseas que esparzan tus cenizas, o si deseas que alguien las guarde (pregúntale primero a la persona), o en dónde quieres el velatorio, si quieres que te velen para’o, senta’o, acosta’o, con la bandera de Puerto Rico sobre el féretro o de otra manera.

Deja dicho en cuál cementerio y junto a quién prefieres que te entierren. No vaya a ser que te coloquen en la fosa de alguien que no apreciabas en vida. Si no tienes un panteón, sería bueno consultar a algún familiar que tenga uno, si te permite usarlo.

Deja dicho de qué color deseas el ataúd y si quieres que te velen con la caja abierta o cerrada, o si deseas que se coloquen ciertos objetos (indica cuáles) adentro del féretro o alrededor.

Deja dicho qué ropa quieres que te pongan (para algunas personas es difícil y doloroso salir a comprar ropa para el difunto en medio del duelo), cómo quieres que te maquillen o te peinen, si quieres flores (¿cuáles?) o si prefieres donaciones a alguna entidad, qué mensaje deseas que impriman en la estampilla de recuerdo de tu velorio y qué quieres que diga tu lápida.

Deja dicho a quién no quieres en tu funeral, quiénes pueden hablar en tu despedida, qué es lo que quieres que digan sobre ti, cuál dress code prefieres para tu sepelio, si deseas que la gente publique fotos tuyas con mensajes “siempre te recordaremos” u otros textos en camisetas o en las redes, y qué tipo de música te gustaría para tu funeral, si deseas silencio o rezos.

Hacer prearreglos funerales es lo ideal, si no, los miembros de la familia con sus diferencias de criterio tendrán que tomar decisiones sobre tu velatorio y entierro estando vulnerables, y eso suele ser muy estresante. Como en todas otras celebraciones de la vida, como las bodas o la planificación de un cumpleaños, es mejor dejar dicho lo que uno quiere.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo