Opinión: Justicia ambiental

Lea la opinión del representante independentista Denis Márquez

Por Denis Márquez

Ayer, en conferencia de prensa junto al senador Juan Dalmau Ramírez, anuncié la radicación de ocho proyectos dirigidos a garantizar la justicia ambiental en diversas áreas del país y protegerlas de posibles intereses inescrupulosos. Con dicha acción legislativa buscamos proteger diversas reservas naturales y la Reserva Agrícola de la Costa Norte tras la nefasta acción del gobernador de eliminarlas y ponerlas en peligro. Hablamos de áreas de alto valor ecológico y de importante desarrollo sustentable y turístico.

La derogación de las órdenes ejecutivas existentes establecían las reservas naturales de Mar Chiquita en el municipio de Manatí, punta Cabuyones en el municipio de Ponce, punta Guilarte en el municipio de Arroyo, finca Nolla en el municipio de Camuy, el río Camuy en los municipios de Camuy y Hatillo, punta Petrona en el municipio de Santa Isabel, el humedal de la playa Lucía en el municipio de Yabucoa; y la designación de la Reserva Agrícola de la Costa Norte en los municipios de Camuy, Hatillo, Quebradillas y Arecibo.

La Reserva Natural de Mar Chiquita se encuentra en la costa norte del municipio de Manatí, incluida la zona marítima terrestre. Incluye, además, terrenos y ecosistemas sumergidos y aguas marinas que se extienden hasta 9 millas náuticas mar afuera, y se han reconocido la presencia de elementos ecológicos que requieren la protección de su costa. El área se ha clasificado como Suelo Rústico Especialmente Protegido con valor Ecológico (SREP-E).

Punta Cabuyones forma parte del acuífero de Santa Isabel. El área incluye territorios de Ponce, Juana Díaz, Santa Isabel, Salinas, Guayama, Arroyo y Coamo. Se identificó como área crítica de interés primario. Esta área presenta los casos más severos de intrusión salina y contaminación por nitratos dentro del sistema de acuíferos del sur.

Por su parte, punta Petrona está en el litoral costero de Santa Isabel y contiene los cayos Cabezazos, Caracoles y Alfeñique; los sectores de Isla Puerca, punta Águila, bahía de Rincón y el Bosque Estatal de Aguirre. La zona es una combinación de arrecifes de coral, manglares, cayos, dunas y yerbas marinas que no han sido perturbados por el ser humano. El área alberga especies de aves como el pelícano pardo, el pato de quijada colorada, el pato chorizo, el ostrero y el garzón cenizo, aves endémicas y mamíferos, y en las playas se produce bioluminiscencia.

En tanto, la cuenca del río Camuy está localizada en la región norte entre Camuy, Hatillo, Lares y Utuado. Una parte del tramo del río Camuy ha formado el sistema de cavernas de mayor extensión y tamaño en la isla, pero los recursos de agua subterráneos de la cuenca son limitados. La Reserva Natural punta Guilarte se extiende por el litoral costero del barrio Palmas, de Arroyo. Los terrenos cuentan con pradera de yerbas marinas, hábitat del manatí y de importantes especies de aves acuáticas, migratorias,y sirve de anidaje a tortugas marinas. La finca Nolla, en Camuy, es un recurso costero que cuenta con varios hábitats de importancia en la costa norte. Consiste de litoral rocoso, playas arenosas y dunas remanentes, manglar y humedales estuarinos y palustres, pantanos de mangles y ciénagas palustres y bosque de la trasduna.  El humedal de la playa Lucía radica en Yabucoa. Forma parte de un conjunto de terrenos anegados que se encuentran localizados en el llano costero de la porción este de dicho municipio. El área es importante para la vida silvestre, como aves raras o en peligro de extinción, nativas y endémicas, como migratorias. Existe un gran potencial para la investigación científica. Por último, la Reserva Agrícola de la Costa Norte consiste en, aproximadamente, 17,300 cuerdas entre Arecibo, Hatillo, Camuy y Quebradillas. La mayor parte de los terrenos son privados. Un 95 % de las cuerdas están calificadas para producción agrícola intensa.

Con nuestra acción legislativa, la mayoría parlamentaria y el Gobierno tienen la oportunidad de reivindicarse garantizando la justicia ambiental y la protección de estas áreas de incalculable valor ecológico para el disfrute de esta y otras generaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo