Víctor Manuelle y su lírica

Lea la opinión de Dennise Pérez

Víctor Manuelle y su lírica

Víctor Manuelle es un nene lindo que por más de dos décadas ha dado buena música a Puerto Rico y al mundo. Siempre se ha distinguido por ser amable, buen padre, sensible, caballero, solidario con las buenas causas. Un nene chulo en el buen sentido de la palabra.

Yo creo que por eso fue que causó tanto revuelo con la lírica de “Amarte duro”, porque nadie visualiza a Víctor Manuelle como un abusador, maltratador de mujeres. Hay cosas que, dadas las trayectorias, no pegan. Usted piensa en violencia de género y presume que, en la búsqueda en Google, le saldrá Casellas, OJ Simpson, nunca Víctor Manuelle.

Supe de su canción por la indignación que despertó en las redes, particularmente por la decepción expresada por mucha gente, incluyendo artistas como Ilé, hermana de  Residente, pero en particular por un tuit de mi compañera de Jugando pelota dura, Zoé Laboy, una  fiel defensora de la mujer y sus derechos, de la equidad de género, entre otras cosas. El buen Víctor Manuelle la había embarrado con esta canción en que ofrece agredir físicamente al objeto del deseo, del que dice querer comerse, qué sé yo, como mixta de fonda, nada nuevo en el mundo musical.

De todas esas cosas que pienso de Víctor Manuelle, ser mentiroso no es una. Y no entiendo cómo es que puede cometer un error de juicio, del tipo validar la violencia de género en una canción, y decir que nunca lo interpretó así, que ni por la mente le pasó. Que se refería a lo “intenso” de la relación antes de los actos de violencia. Ehhh….ehhhh.

Aquí voy directo a hablarle a él, reconociendo que no tiene que hacerme caso, que no soy portavoz de su fan club, y que mi opinión es una más en un millón.

Víctor Manuel, nope. No te creemos. Y nos da pena, porque siempre te hemos querido y respetado. A pesar de la lírica, quise pensar que tu reacción sería más inteligente y más honesta. No tengo ánimos de ser más papista que el papa. Reconozco que, en la reacción al mundo musical, existe mucha hipocresía. Por ejemplo, criticarte a ti, ahora, cuando, en defensa de la mujer, muchos deberían realmente hacer una cruzada antirreguetón, no por condenar el género, sino porque son realmente destacables los ejemplos en que la mujer o el hombre no son solo objetos carnales. El otro día escuché, después de años, un dueto de un cantante español, viejísimo, y me sorprendió que jamás me di cuenta de le letra de una canción típica de sometimiento emocional, en que la mujer le dice: “No es cierto lo que dices, hago lo que tú me exiges”, y él le responde: “Cuando se ama no se exige, no lo olvides”… como diciendo: “Es que no se supone que te lo pida si me amas”.

Entonces pienso que en todos los géneros eso pasa, y aunque esté mal y sea censurable, lo más molestoso de todo fue tu reacción. Asumir que somos tan inocentes. Y todavía tratando de darte el beneficio de la duda, al ver el ideo se despejaron, porque al hablar de Rihanna y Chris Brown, Farruko hace un gesto de dar una bofetá, tipo Eva Ayala. (Farruko, ese mismo, el de los $50 mil en los tenis, pero ese es otro tema) O es que eso tampoco lo viste?

Mucha gente ha pedido que Víctor Manuelle retire o edite la canción. La disculpa expresada por él no incluyó ese pequeño detalle. Era lo que todo el mundo esperaba. Yo pienso que lo hará, que no tiene más remedio. Que un hombre que hasta hoy se había proyectado tan bueno no tiene otra que hacerse grande otra vez y enmendar su error de una manera definitiva. Porque él no quiere ser recordado por esto. Y todos preferimos mantenerlo como el hijo del héroe.

Tiene todas las de ganar si lo hace. Y mucho que perder si no.