Seguimos trabajando

Lea la opinión del secretario de la Gobernación

Por William Villafañe

¿Cuán cierta ha resultado ser la noción de que hay quienes subestiman al prójimo por el mero hecho de pensar de manera diferente o atender de manera distinta asuntos medulares de la vida cotidiana? Lo mismo parece ser replicado cuando de materias de política pública y gobernabilidad se trata. En una columna anterior mencionaba que algunas personas con acceso a los medios de comunicación masiva creían imposible “caminar y mascar chicle a la vez”. Como si la cultura del “no se puede”, que resurgió en la primera década del siglo, exigiera que las administraciones gubernamentales realizaran un gran proyecto de futuro a la vez, y se paralizaran ante la crítica, ataque o escrutinio de sus adversarios, contrincantes u alegada opinión pública, respectivamente. Entonces no debiera uno sorprenderse de que a algunos parezca preocuparle que la contestación de esta administración a preguntas sobre nuestra reacción a las estrategias de la oposición sea el propio título de este escrito. Respuesta que, sin duda alguna, se expresa con palabra, pero se ha demostrado con la acción.

Seguimos trabajando en la reconstrucción de Puerto Rico y estableciendo los parámetros para el desarrollo socioeconómico de nuestra gente, tanto por medio de estrategias de índole fiscal, como educativo y comunitario. Esta semana ha sido un claro ejemplo de lo anterior. Hoy vemos el fruto del esfuerzo realizado para lograr el sueño de muchas familias en obtener el título de propiedad de sus hogares, algunas de ellas esperando por el mismo desde las décadas del sesenta y setenta. Mientras promovemos la seguridad vial, enviamos alrededor de $115 millones en reintegros de las planillas del presente ciclo contributivo (2017), dimos importantes pasos relacionados con la acreditación de la Universidad de Puerto Rico, al desarrollo empresarial de profesionales de la salud, al más fácil acceso a los beneficios y programas existentes para nuestra población más vulnerable, y reafirmamos nuestro compromiso con nuestros niños, jóvenes y adultos en el espectro de autismo, así como con la concienciación sobre los efectos nocivos y adictivos del uso indiscriminado de opiáceos.

El pasado lunes, mientras anunciábamos la iniciativa Abriendo Caminos, para la restructuración y mantenimiento de las carreteras, dimos a conocer la designación de Puerto Rico como Zona de Oportunidad Calificada bajo la Ley Federal para Trabajo y Reducción de Impuestos. Asimismo, estrechamos lazos con la Fundación para Puerto Rico y otras instituciones sin fines de lucro que, día a día, colaboran en desarrollar un mejor ambiente de oportunidades en nuestras comunidades.

Pero, tal vez, el evento de mayor trascendencia al momento de escribir estas líneas fue el anuncio que hiciera el honorable Ricardo Rosselló Nevares junto a la honorable Pamela Hughes Patenaude, subsecretaria de Vivienda Federal, sobre la asignación directa más grande en la historia de Estados Unidos ($20,000 millones) a una jurisdicción, excluyendo asignaciones del Departamento de Defensa federal, demostrando la confianza del Gobierno federal en nuestra Administración y en la capacidad de nuestro Pueblo de salir adelante cuando se lo propone, como nos lo hemos propuesto todos desde enero de 2017, y como hemos demostrado, una y otra vez, en una franca recuperación en la que seguimos firmes, trabajando hoy, como todos los días.

Decía el dramaturgo y abogado español Ruiz de Alarcón que “nunca mucho costó poco”. Es por ello que seguimos trabajando para construir ese nuevo Puerto Rico que todos sabemos posible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo