El plebiscito-meme

Lea la opinión del representante independentista

El plebiscito-meme

Por: Denis Márquez

Vivimos en la era del meme. El meme consiste esencialmente en un texto sencillo de una o dos líneas superpuesto sobre una imagen con el propósito de hacer reír a quien lo vea. La proliferación del meme ha alcanzado niveles insospechados. Durante las últimas semanas, en Puerto Rico hemos sido testigos del surgimiento de cientos de memes sobre el plebiscito del próximo domingo, particularmente del modo de hacer campaña utilizado por el PNP: la nieve que caerá al día siguiente, la prosperidad económica, la “fortaleza” estadounidense, la destrucción total que habría si no votamos por la estadidad, etc. El producto colectivo de todas manifestaciones individuales denota una verdad que no debe pasar desapercibida.

Los memes demuestran que el PNP optó por utilizar el miedo como movilizador, proyectando una imagen de nuestra gente como mendigos de la economía estadounidense, sin la que aparentemente no podría haber sociedad, cultura ni prosperidad en Puerto Rico.  Se trata del patético “dónde estaríamos sin ella”. El PNP parece ignorar que la Junta de Control Fiscal y sus medidas de austeridad no cayeron del cielo, sino que son producto de las ramas políticas del gobierno, al cual precisamente busca unirse. Por tanto, critican el colonialismo, pero no al colonizador.

Muchos de los memes recalcan la futilidad de este plebiscito. En cuanto a este planteamiento, el PNP cavó su propia tumba. Desde el primer día, el PIP insistió en una asamblea de estatus desde la cual las fuerzas políticas pudieran expresarse para exigir al Congreso que asumiera una postura. Pero el gobierno prefirió un plebiscito. Dado su lenguaje sesgado y debido a que el gobierno rogó el aval del secretario de Justicia norteamericano a cambio de $2.5 millones, no pudimos avalar el proyecto, pero tomamos la decisión política de defender la independencia una vez aprobada la consulta, siempre y cuando el PNP no incluyera la opción colonial rechazada por nuestra gente en 2012. Ante la advertencia de Rubén Berríos Martínez, el PNP aseguró que la colonia no sería incluida, pero más tarde mostró su verdadera naturaleza colonialista al claudicar a su postura inicial, incluyendo al ELA en la papeleta por exigencias del poder colonial. Ante esta nueva realidad, el PIP optó por el boicot en repudio al plebiscito, a la colonia y a la estadidad.

La consulta de este próximo domingo no tendrá consecuencias sobre la condición colonial de nuestra nación. Pasará a la historia como un proceso de futilidad en que el anexionismo mostró su peor cara: la del miedo, la demagogia, la sumisión y el desprecio propio. En fin, será reducido a un meme en la lucha histórica por la descolonización de Puerto Rico.