Más de lo mismo

Lea la columna de opinión del representante independentista.

Por Metro Puerto Rico

Por: Dennis Márquez

Una vez más, el gobierno de turno utiliza la Asamblea Legislativa para realizar un mitin político, en esta ocasión, el mensaje de presupuesto, adornado con la natimuerta consulta plebiscitaria.

En momentos en que el pueblo ha sido víctima de enormes menoscabos de derechos y beneficios, se articula un mensaje con los mismos estribillos de siempre, sin la información para poder evaluar los cambios presupuestarios y con promesas sin sentido que causan mayor incertidumbre que esperanza para quienes ya lo han sacrificado todo.

De la poca información que trascendió en el mensaje del miércoles, me llamó la atención lo siguiente: la adjudicación de un presupuesto balanceado no debe ser celebrado como un logro, puesto que el mismo es requerido por la vía constitucional; se asume el pago de las pensiones, pero no se detalla de dónde saldrá el dinero para cubrir los mismos; la disminución de gastos en un país en profunda recesión como Puerto Rico trae como consecuencia la agudización de dicha recesión. Los alivios contributivos propuestos no tienen un contrapeso en fuentes de ingreso que sustituyan los recaudos que se dejan de recibir con los alivios, lo que no tiene sentido en un gobierno que tiene un déficit fiscal recurrente.

Resulta lamentable y desafortunado que los ingresos o recaudos planteados por la actual administración estén cimentados sobre los derechos arrebatados a los empleados públicos, en el aumento de las multas administrativas (cuantas más violaciones a la ley de tránsito, ¿mejor para el Estado?), y en el especulativo IVU en las ventas de internet que depende de la proactividad e iniciativa de las corporaciones.

De igual forma, el discurso sobre la transformación del gobierno no es otra cosa que la puesta en marcha de medidas neoliberales para reducir derechos adquiridos de los empleados públicos, y, si añadimos el aumento presupuestario a las alianzas público privadas publicado ayer, ya podemos hablar concretamente de la privatización de gran parte de los servicios del gobierno y la entrega de activos a manos ajenas cuyo fin es la generación de capital por encima de todo.

Con particular importancia debo señalar que todo parece indicar que las organizaciones sin fines de lucro verán reducciones en las aportaciones que reciben, lo que sin duda afectará los servicios que brindan al país y a los que, precisamente, el Estado ha renunciado.

El mensaje del gobernador fue uno plagado de retóricas sin la identificación de fuentes de ingresos para enfrentar la crisis fiscal más profunda de nuestra historia reciente. Como si fuera poco, no hubo mención sobre el aumento en la productividad de la economía del país, principal causa de la crisis fiscal, motivada a su vez por el arcaico e indigno sistema colonial del ELA.

Más de lo mismo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo