Nuestra experiencia en "business class" en Singapore Airlines

Nuestra experiencia en

Comodidad, excelente comida y servicio resume nuestra experiencia en la parte Business Class de Singapore Airlines en nuestro reciente viaje de Singapur a Sídney. Durante siete horas y media fuimos testigos de porqué vale la pena poner en práctica varias estrategias para volar en esta categoría. Nos disfrutamos cada minuto de nuestra estadía por las alturas.

Nuestra experiencia business comenzó cuando entramos al lounge de Singapore Airlines como parte de los beneficios de tener este boleto. Luego continuó cuando abordamos primero al avión Boeing 777-300ER. Es importante mencionarles que esta no era la nueva flota de aviones con la última versión business. La versión actualizada de esta cabina se encuentra en los Airbus A350 de la aerolínea que tiene otras rutas. Pero a nosotros nos encantó la experiencia.

 

Especialmente por las chicas de la tripulación mejor conocidas como las Singapore Girls, son súper amables y atentas. No solo su belleza asiática y personalidad te llamará la atención si no, su vestimenta particular llamada kebaya símbolo de la hospitalidad de la mujer asiática. Desde el 1968 las chicas de Singapore Airlines se han distinguido por su uniforme el cual fue diseñado por un francés. La realidad es que son súper chévere y buscan complacer al viajero para que cada viaje sea toda experiencia placentera. Así fueron con nosotros, incluso, cuando les pedimos una foto con todas. La supervisora no dudó ni un segundo en complacernos mientras las otras chicas se pusieron lipstick para posar para la foto.

Ellas están pendientes de ti desde que entras y se te acercan para ofrecerte algo de tomar: jugo, agua, vino o cualquier bebida de tu predilección. Esto pasa casi a la misma vez en que estás descubriendo- todo lo que será tu espacio- tiene para ti. El amenity kit incluye: audífonos grandes y cómodos, agua embotellada, máscara para los ojos, almohada, sábana y hasta unas zapatillas cómodas para caminar, aunque sea de ahí al baño.  Todo lo de aseo personal está en el baño: kit con cepillo de dientes y pasta, enjuagador bucal, palillos de oído, entre otros.  Vale la pena mencionarles que el baño es súper cómodo y más amplio de lo que estamos acostumbrados.

Pero una de las mejores partes es cuando estás en las alturas en donde te puedes relajar y acomodar a tu gusto mientras te entretienes con la gran variedad de más de 1,000 películas, series y juegos desde la pantalla LCD. En esta área la privacidad es prioridad lo que te permite relajarte y pasar un vuelo con tranquilidad. Otra de las cosas que más nos disfrutamos fue el poder reclinar nuestro asiento y ponerlo flat para dormir. También las comidas estuvieron deliciosas.

La comida es uno de las grandes diferencias de esta cabina ejecutiva. Los platos fueron excelentes y a la carta confeccionados por alguno de los ocho chefs que tiene Singapore Airlines. Pudimos degustar platos exquisitos al igual que postres. Sin duda las comidas fueron de las mejores que hemos tenido en un avión.

¿Cómo logramos viajar business class? Pues transferimos 45,000 puntos de nuestra tarjeta Chase Sapphire a Singapore Airlines, así que solo pagamos $177 cada uno versus un costo original de $3,796. Aunque el boleto de avión en business class es mucho más costoso que uno turístico/económico, la realidad es que a muchos viajeros les llama la atención por todos los beneficios y los ofrecimientos especiales.

Nosotros siempre habíamos querido viajar business y sin duda alguna nuestra estrategia de puntos y millas nos ayudó a lograrlo. Tener la oportunidad de viajar en esta parte del avión fue toda una experiencia.  Definitivamente, aunque siempre que volamos buscamos como lograr ese asiento o algún upgrade‘, tener la oportunidad de vivirlo nos motivó aun más a tener experiencias cómo estas para llegar más listos  y descansados a nuestro destino final.

Como hemos mencionado en varias ocasiones, viajar no tiene que ser siempre costoso si se utilizan todas las estrategias y oportunidades como los puntos y millas.  Viajar con comodidad hará tu llegada al destino mucho más placentera al igual que aporta experiencias a tu viaje.

¿Has volado en business class en alguna aerolínea que no sea americana? Cuéntanos tu experiencia.