"Servir y Progresar”

Una vez más queda evidenciado que la propuesta transformación de Puerto Rico va más allá de la aprobación e implantación de medidas dirigidas a rediseñar el andamiaje gubernamental de modo que sea más ágil y eficiente.

Tan reciente como el martes, el honorable Ricardo Rosselló Nevares firmó dos Órdenes Ejecutivas para promover tanto el desarrollo ordenado de proyectos tecnológicos, como la integración de los procesos y herramientas de información.  Lo anterior, cumpliendo con el compromiso de restablecer la Oficina del Principal Ejecutivo de Información (CIO) y la creación del Servicio de Tecnología e Innovación de Puerto Rico (PRITS) con el fin ulterior de mejorar la calidad de vida de nuestra gente en áreas prioritarias como lo son la salud, la educación, la seguridad y el desarrollo económico tomando en cuenta las necesidades y las competencias y activos de las diferentes regiones de la Isla.

 

La agenda que presupone el Plan para Puerto Rico está estrechamente ligada al óptimo uso de la tecnología e informática, de manera que exista la tan necesaria y requerida transparencia gubernamental, a la vez que se brinde acceso a cada residente de nuestro archipiélago a los servicios y programas que ofrece el Gobierno.  Del mismo modo, se facilitará el cumplimiento de las responsabilidades ciudadanas y corporativas de manera que sea cada vez más la cantidad de gestiones que puedan realizarse de manera instantánea y virtual, como lo seria la captación y transferencia del IVU en transacciones electrónicas, por dar un ejemplo.

 

Una vez más queda evidenciado que la propuesta transformación de Puerto Rico va más allá de la aprobación e implantación de medidas dirigidas a rediseñar el andamiaje gubernamental de modo que sea más ágil y eficiente.  La visión de progreso de esta administración nace de la teoría de que el gobierno, a pesar de la llamada crisis (y como alternativa a ésta) tiene el deber de convertirse una vez más en facilitador del desarrollo socioeconómico en la Isla.  Servir de puente a un mejor futuro, individual y colectivo, alcanzando la modernización que requieren los tiempos mientras se protegen los empleos y se levanta la economía; abriendo paso al tan necesario concurso de voluntades entre el sector público y las entidades  privadas, con y sin fines de lucro. Nuestros pequeños y medianos comerciantes se continuarán beneficiando de iniciativas de esta naturaleza y otras tantas que ratificarán una y otra vez que Puerto Rico está abierto para hacer negocios.  Las ventajas de contar con un Gobierno más rápido y accesible no solamente se calculan en ahorro de tiempo y recursos, si no que incluyen también nuevas oportunidades y alternativas para tomar decisiones y hasta crear alianzas estratégicas fundamentadas en información real e inmediata del comportamiento procesal y fiscal de la Rama Ejecutiva y de la situación del Estado.

 

Bien lo dijo el famoso enebeísta Julius Erving, mejor conocido como Dr. J, cuando expresó que son los objetivos los que “determinan en lo que te vas a convertir.” En ese sentido, hoy tenemos – por primera vez en mucho tiempo – la certeza de que nos encaminamos por la ruta correcta; destinados a lograr grandes cosas. Que contamos con las estrategias, la capacidad y el entusiasmo para retomar nuestro presente para juntos convertirnos en gestores de un mejor futuro.