Alex Delgado responde a economista

Recibí una deferente comunicación de Metro para informarme que Caraballo deseaba contestar mi columna, con lo cual no tengo problema alguno ya que creo total y fielmente en el derecho a la libre expresión de él y de cualquier persona que entienda deba responder a un escrito mío.

Alex Delgado responde a economista

El lunes 16 de enero publiqué en Metro la columna “Reforma Laboral y Suiza” en la que hago unos planteamientos a favor, en contra y sugerencias a la propuesta ley. En el párrafo número 6 hago referencia a una entrevista que le realizáramos al presidente electo de la Asociación de Economistas, José Caraballo, quien utilizó el ejemplo de Suecia, exponiendo que tiene mayores restricciones laborales para los patronos y que el nivel de competitividad de dicho país es superior a nuestra isla.

 

 

Primero debo aclarar, y no tengo inconveniente en reconocer, que Caraballo se refirió a Suecia y no a Suiza. Fue el representante Manuel Natal quien se refirió a Suiza, con los mismos argumentos de Caraballo. Desconozco si los dos países están en la misma condición laboral, si Natal se confundió o qué. Son dos nombres parecidos que se prestan para que cualquier ser humano pueda confundirse. Sin embargo, el hecho no es el nombre, si no la comparación o ejemplo del efecto de las leyes laborales, ya sea en Suecia, Suiza o cualquier rincón del planeta.

 

 

Le pregunté a Caraballo si la idiosincrasia, cultura y educación de los trabajadores de Suiza es la misma de Puerto Rico. Su respuesta fue que hay que hacer un estudio para ver. Para mí, la pregunta no fue contestada, en términos de si son similares o no. Pero aquí le expongo la transcripción de las preguntas y respuestas:

 

 

José Caraballo: “…De hecho, por ejemplo, Suecia, los salarios son el triple de Puerto Rico, casi el 90% de su empleomanía está unionado, tiene cubierta sindical, que es una especie de asociación con los sindicatos, exporta más que Puerto Rico, la tasa de desempleo siempre ha sido menor que en Puerto Rico, en el caso de Estados Unidos, los salarios en Estados Unidos lo sabemos, por eso la gente emigran de Puerto Rico. Puerto Rico tiene el salario más bajo, incluso que Islas Vírgenes, Puerto Rico exporta muy poco. Claro, lo que hace mucha gente que tiene agenda con estos grupos de empresarios es que compara la legislación federal con la estatal de Puerto Rico, pero un análisis más justo debe incluir las legislaciones estatales y las municipales…”

 

 

Pregunto: “En Suecia, ¿Suecia fue que mencionó?”

 

 

José Caraballo: “Sí”

 

 

Pregunto: “La idiosincrasia, la cultura, la educación laboral, ¿es la misma que la de los puertorriqueños?”

 

 

José Caraballo: “Tiene muchas más protecciones que en Puerto Rico…”

 

 

Alex: “…la idiosincrasia, la cultura laboral, o sea, que los empleados cumplen cabalmente con sus responsabilidades, si no abusan de las leyes… ¿esa cultura es similar?”

 

 

José Caraballo: “Eso también hay que hacer los estudios para eso, lo que si sabemos es que, por ejemplo, un estudio que yo hice midiendo la productividad en la manufactura de Puerto Rico, productividad entendida, como lo que aporta cada trabajador al proceso de venta en Puerto Rico es el doble de la manufactura de Estados Unidos y el doble de California, donde está Silicon Valley y donde están otros.”

 

 

Pregunta: “¿Puerto Rico y Suecia, tienen la misma idiosincrasia, cultura y educación laboral?”. Respuesta: “Hay que hacer estudios para ver”. Me quedé igual que si no hubiera hecho la pregunta.

 

 

Recibí una deferente comunicación de Metro para informarme que Caraballo deseaba contestar mi columna, con lo cual no tengo problema alguno ya que creo total y fielmente en el derecho a la libre expresión de él y de cualquier persona que entienda deba responder a un escrito mío.

 

 

Contrario a Caraballo, aquí les expongo su escrito, para que usted tenga el beneficio de leer su respuesta sin una interpretación mía, sin intermediario: https://www.metro.pr/pr/noticias/2017/01/17/reforma-laboral-suiza-respuesta-alex-delgado.html

Como el intelectual que Caraballo resalta ser en su escrito, aclaro que no me considero como tal. No, no soy economista, ni creo serlo. Soy un periodista y parte de mis funciones es hacer preguntas, como la que le hice a él y que a mi juicio, no respondió. No veo razón para no decir “no sé” y admitir su desconocimiento de forma adornada con “hay que hacer estudios” para ver. No creo que por decir “no sé”, “no tengo respuesta”, “no tengo idea” se vaya a lacerar su  autoestima intelectual o que vaya a perder credibilidad ante sus estudiantes universitarios.

 

Indica: “Me preguntaba por qué se le deja a las personas menos preparadas y llenas de conflictos de intereses la tarea de orientar la opinión pública. Una de las razones es que en los medios hay unas personas que se dedican al sensacionalismo y a la trivialidad como espectáculo para atraer clientela, como si el pueblo no prefiriese un análisis serio ante temas económicos tan complejos. Ayer leí una “columna” que no aparenta estar al nivel que se supone de un director de una emisora importante de noticias, para la cual he colaborado gratuitamente en el pasado….”

 

No tengo problema alguno con que entienda que no estoy preparado para “x” o “y” cosa, que me dedico al “sensasionalismo y a la trivialidad”, que no analizo de forma seria, que piense tengo conflicto de intereses o cualquier cosa. Es su opinión y la respeto. Estoy acostumbrado a esas insinuaciones y agraciadamente, para mí, ninguna opinión de ese tipo me ha desviado de decir lo que pienso, mucho menos me ofenden. Si aclaro que jamás fue mi intención herirlo u ofenderlo, y me excuso si lo hice.

 

Usted tiene sus puntos y se los respeto como estudioso de la economía. No obstante, creo usted aplica doble vara en su análisis. Habla de que se debe hacer un análisis  más justo si se compara la legislación federal con la estatal porque se debe incluir otras legislaciones. Sin embargo, a mi juicio, usted no le aplica esa misma vara al análisis que compara la situación laboral de la isla con la de Suecia. Si de verdad habla de un análisis “justo”, debe considerar cómo los suecos utilizan sus leyes laborales, si respetan y no abusan de las mismas, porque si ellos las respetan y nosotros abusamos de ellas, pues entiendo la comparación puede ser injusta o irreal. No se debe comparar chinas con botellas y mi pregunta iba dirigida a saber si estabamos comparando chinas con chinas.

 

Como gerencial de una empresa estoy conciente que las leyes laborales no son el problema del estancamiento del desarrollo económico, pero aportan. En su escrito, para el beneficio de los que le leyeran, no destaca que tengo oposición a parámetros de la reforma laboral, y que los expuse, porque se prestan para abusos de los patronos. No dice que reconocí que hay patronos abusadores y que había que proteger a los empleados de ellos. Así que diga usted ¿que agenda o conflicto de interés puedo tener en mi posición respecto a ese proyecto de ley?

 

No soy ciego, ni escondo hechos que puedan debilitar una posición asumida por algo en lo que creo. Sí, aquí hay elementos que tienen agendas, que se oponen a todo, que todo lo critican, que todo se hace mal si no es como ellos quieren, que pueden ver algo bien hecho y lo reniegan solo porque atenta contra su idea, ideología o creencia. Ese no es mi caso. Decía usted en el programa, en otro tema, y para sustentar su punto  que la APP de la PR22 (Metropistas) había sido un mal negocio, que dicha vía estaba igual de deteriorada que la PR 52 de San Juan a Ponce. Utilizo con frecuencia ambas y la diferencia es del cielo a la tierra, estando la administrada por Metropistas mil veces mejor que la de Ponce a San Juan. No se debe tapar el cielo con la mano para sustentar un argumento, menos siendo un profesor universitario porque se puede cruzar, fácilmente, la línea que separa la enseñanza del endoctrinamiento.

 

En una pelea de boxeo no es lo mismo decir o analizar lo que el boxeador tiene que hacer, que ser el boxeador que coge los golpes en el cuadrilatero. Tampoco es lo mismo hablar de lo que le deben aplicar a las empresas sin saber como se pasa el mes sudando la gota gorda al ver bajar los ingresos mientras aumentan los gastos.

 

Entendí meritorio aclarar mis puntos, la pregunta realizada y con esto doy por concluido, de mi parte, este intercambio, considerando tengo responsabilidades mucho más importantes que atender. Culmino dejando meridianamente claro que esto no se puede tomar personal y que los micrófonos de NotiUno 630, así como las cámaras de Jugando Pelota Dura siguen disponibles para la aoprtación de Caraballo, como la de otros que no necesariamente piensan como él o como yo.