JSFF: Futuro, verdades, responsabilidad y acción

Lea la columna de Alex Delgado.

JSFF: Futuro, verdades, responsabilidad y acción

He escrito en varias ocasiones sobre la Junta de Supervisión Fiscal Federal (JSFF), impuesta por el Gobierno norteamericano para enderezar las desastrozas finanzas de nuestro gobierno. He reconocido constantemete que será un proceso sumamente doloroso pero necesario ante la falta de voluntad de la clase política para hacer las cosas bien.

Nuestros gobernantes nos han endeudado jugando, regalando y mal administrando el dinero que no es de ellos, por eso mismo, porque no es su dinero. En mis escritos reconocí, como indiqué, que sería algo sumamente doloroso para el pueblo. La forma de administrar a Puerto Rico ha provocado un tumor canceroso que ha ido afectando la movilidad del Estado. La operación para eliminarlo es riesgosa, complicada. Usted puede exponerse al dolor de la operación o al dolor que le provocará el que el tumor crezca tomando aspirina. Escuchamos políticos diciendo que pueden cambiar y hacer las cosas correctamente. Mire los pasados 20 años, repase si escuchó eso en las campañas y, de paso, recuerde si realmente lo hicieron.

La JSFF envió una carta al gobernador Ricardo Rosselló en la que le da unas guías para que presente su plan fiscal con un impacto de 4.5 billones de dólares (3 billones en recortes gubernamentales y 1.5 billones en ingresos nuevos) para un periodo de dos años. El que yo favorezca el mal necesario de la JSFF no me obliga a estar 100 % de acuerdo con lo que planteen. Lo que sugieren, como lo sugieren, es sumamente complicado, por lo que me aventuro a pensar que podría tratarse de un punto extremo para lograr que el Gobierno llegue a algo razonable en un tiempo razonable. Veremos.

Sin embargo, entiendo que hay opciones para hacer algo dramático, aunque menos doloroso. Hace unas semanas les exponía las oportunidades que la pasada administración dejó pasar de adelantos de efectivo para amortiguar la crisis fiscal. En dos opciones se adelantan más de $2 billones en ingresos para el Gobierno. Un ejemplo de eso es la videolotería, que adelantaba en el 2013 $650 millones con la posibilidad de otro adelanto de $1 billón el año pasado.

En Puerto Rico hay una mafia dedicada a tener máquinas ilegales por toda la isla. Esas máquinas operan contra la ley y no pagan al Estado, perdiendo el fisco millones de dólares. Se trata de capturar todo ese dinero que no va al Estado. De otra parte, si la alianza público-privada de Metropistas funcionó en el norte, ¿por qué no puede funcionar en el sur? Ahí también se puede obtener dinero adelantado. “¡Ah! Pero es que nos pueden aumentar el peaje!”. Cuando el Estado tenía la PR 22, se aumentaban y la carretera no servía. Ahora por lo menos es una mejor carretera y con servicio al conductor. Sí, si desea una mejor carretera, hay que pagar un poco más, porque llevándole gallinas del país y racimos de plátanos a Metropistas no se paga lo que cuesta mantener la vía. En Puerto Rico queremos servicio de reyes con paga de plebeyos y eso sencillamente no funciona así. El IVU: ¿por qué el Estado no acaba de implantar el sistema para automatizar el depósito de ese impuesto en la misma transacción? Así no tiene que esperar a que el comercio cuadre, llene una dichosa planilla y vaya a pagar el mes que viene. El dinero llega a la cuenta del Gobierno el mismo día de la transacción. De hecho, le hacen un favor al comercio al eliminarle la planilla. La tecnología existe y está disponible.

Regresando a las guías de la JSFF, su espectativa de que los ajustes de recortes se apliquen en dos años, debe ser considerada llevarla a los 5 años mencionados originalmente, distribuyendo el impacto en ese periodo. Como indicó el representante del gobierno local ante el organismo federal, Lcdo. Elías Sánchez, la JSFF dá sus guías, no impone donde y como se hacen los recortes, siempre y cuando el gobierno haga un presupuesto realmente balanceado. Si ingresamos 9 billones, no puede gastarse 10. Respecto a las espectativas de ingresos, tampoco pueden cuadrar el presupuesto con cosas que no sabemos si vamos a tener. Usted no va al banco a pedir un préstamo mayor al que cualifica diciendole al banquero que usted va a pedir un aumento de salario el mes que viene. Usted tiene que contar con lo que realmente ingresa al momento.

 

Finalmente,  la JSFF también habla de la renegociación de la deuda, así que en ese sentido los bonistas recibirían su recorte también. Creo debe auditarse la totalidad de la deuda, ver cuánta de la misma es real y pagable para entonces iniciar el proceso de negociación. Hay que hablar de cara al futuro, con la verdad y con responsabilidad para tomar acciones correctas.