La Reforma Laboral y Suiza

"¿Porque si yo, dueño de mis decisiones, quiero trabajar de esa forma en acuerdo con el patrono no lo puedo hacer? ¿Por los que se oponen a todo? ¿Por los sindicatos?"

La Reforma Laboral y Suiza

El tema del momento, dentro de los más destacados, es la reforma laboral del gobernador Ricardo Rosselló. Como suele ocurrir, se destaca mayormente la oposición a todo, de forma desproporcional con los positivo que pueda haber en un tema. Una medida puede tener 30 puntos, de los cuales 29 son positivos, y nos agarramos del único punto negativo para oponernos a los cambios. Los “nos oponemos a todo” hacen eso mismo, oponerse a todo, ni siquiera dicen “vamos a analizarlo, vamos presentar enmiendas para que se atiendan nuestros puntos…”.

 

Una de las controversias es el flexitime. A mi juicio esta es una herramienta que puede beneficiar tanto al empleado como al patrono. Para comenzar el patrono no puede obligar al empleado a acogerse al flexitime, tiene que ser un acuerdo entre ambos. Lea la oposición: “es que la constitución garantiza una jornada laboral de 8 horas”. Le pregunté a líderes sindicales, abogados y otros si la constitución dice que la jornada de 8 horas tiene que ser de forma consecutiva. Silencio es la respuesta. Un ejemplo del flexitime es que usted puede entrar a las 7:00 de la mañana a trabajar, sale a las 12:00 del mediodía y regresa a las 5:00 de la tarde para completar sus 8 horas de trabajo. De esa forma usted puede hacer gestiones personales y regresar a cumplir con su trabajo. Ahí tiene garantizada sus 8 horas de trabajo. ¿Porque si yo, dueño de mis decisiones, quiero trabajar de esa forma en acuerdo con el patrono no lo puedo hacer? ¿Por los que se oponen a todo? ¿Por los sindicatos?

 

Otra modalidad puede ser el que uno, como empleado, decida trabajar 10 horas diarias y tener tres días libres en lugar de dos. Si es mi decisión, ¿porque no puedo? ¿Porque el sindicato y los “nos oponemos a todo” no quieren? ¿Y que democracia es esa donde yo no puedo decidir cómo quiero trabajar con las oportunidades disponibles? Eso es secuestrar mi derecho, mi libertad a trabajar como me salga de los… pantalones. Ah! Y lo peor, todo porque grupos que no tienen nada que ver en mi relación laboral con mi patrono no quieren. Miren que calse de…

 

Sobre la reducción de dos o tres días de vacaciones y enfermedad, no me es simpático, pero no tengo problema con eso. ¿Porqué? Porque yo, como gerencial de una empresa, sé lo que cuesta a una compañía, el pagar doble compensación por cada hora de enfermedad y vacaciones en la peor crisis financiera y económica del país. Usted tiene que pagar, como patrono, las horas que su empleado no trabaja por esos conceptos, más las horas del que tiene que venir a sustituirlo. Fíjese que no hablo de eliminar esos días, antes que venga, irresponsablemente, a poner palabras en mi boca que no he dicho. Esos días son necesarios, pero si bajan de 15 a 13 o 12 días, es un alivio para el patrono en el manejo de sus finanzas. Lo que pasa es que la percepción en Puerto Rico es que si usted tiene una empresa, usted tiene billetes pa’ botar y eso no es real. En el caso de enfermedad, lo que si deben eliminar en el sector público es el maldito “enfermito”. Como he explicado anteriormente, la licencia de enfermedad es para que le cubra si usted no asiste al trabajo por una condición de salud, pero como aquí abusamos de todo, quieren que les paguen si se enferman, y si no se enferma, que de todos modos le den ese dinero.

 

La parte de extender los días de período probatorio de 3 a 18 meses es la que no tiene razón de ser, si me dejo llevar por las justificaciones que me han dado. El supervisor que en 3 meses no pueda detectar si un empleado es problemático, deficiente en su desempeño o que no se acopla a la cultura laboral de la empresa y necesite 18 meses para ver, es un inepto y es ese el que debe ser despedido. Me dicen la razón de  llevarlo a 18 meses es porque en ocasiones el empleado se porta muy bien el los 90 días del periodo probatorio y en el día 91 cambia. ¿Sabe qué? Si extienden el periodo probatorio a 6 meses, de igual forma, el empleado puede cambiar en el mes 7, y si lo llevan a 18 meses, puede cambiar el mes 19. Eso no es una justificación válida. Si un empleado no cumple con sus responsabilidades puede ser despedido en cualquier momento, dentro o fuera del periodo probatorio, pero el supervisor tiene que documentarlo. Eso es todo. Esta parte de la legislación debe ser eliminada porque se presta para despidos “porque sí” en ese año y medio. Oigame, sí, hay patronos abusadores e irresponsables, como también empleados iguales.

 

Hace unos días, en Jugando Pelota Dura (SistemaTv) entrevistamos al presidente electo de la Asociación de Economistas, José Caraballo. Este utilizó el ejemplo de Suiza, que tiene leyes laborales más estrictas que nuestra isla y es de los países más competitivos. En primer lugar, ¿tienen nuestras empresas en Puerto Rico los ingresos que tienen las suizas?, ¿tiene Suiza una crisis económica y financiera con una década en depresión? Le pregunté si la idiosincracia, cultura y educación laboral de los suizos es la misma de los puertorriqueños y no contestó la pregunta. No me pareció tuviera una respuesta que justificara la comparación. Vamos a dejarnos de bobadas… usted sabe que aquí en Puerto Rico se abusa de todo. Damos una tarjeta de salud del gobierno y explotamos el sistema visitando el hospital o la oficina del médico hasta para un dolor de uña porque “no me cuesta”. Nos dan dos días sin IVU e irracionalmente cargamos las tarjetas de crédito para economizarnos $100, pero pagamos $200 con de intereses por esa compra. Amigos, así es en el mundo laboral. Tenemos sindicatos que reclaman les den beneficio por el día del Astronauta, que le den bono (dinero) a los padres para que celebren el día de las madres, que exigen paguen días de enfermedad por enfermarse y por no enfermarse también, escuchamos constantemente “fraude al gobierno”, “fraude al seguro”, “fraude en la empresa”, etc.

 

Obviamente no es que todos los puertorriqueños somos así, pero tampoco es que tengamos las actitudes, como regla general, de países de avanzada. ¿Recuerda el Huracán Georges? ¿Recuerda las imágenes de las largas filas para adquirir hielo? ¿las peleas a bimbazo limpio, los que se colaban, los que amenazaban porque solo les daban 2 bolsitas?. Ahora bien, ¿recuerda el tsunami de Japón? Estabamos asombrados porque los japonenes hacían fila y esperaban su turno ¡hambrientos! para que les dieran provisiones. A eso me refiero cuando pregunto si tenemos la misma cultura, idiosincracia y educación en diversos temas cuando queremos comprarnos con otras culturas. Haga usted el análisis y llegue a sus conclusiones. Luego diga que somos idénticos a los suizos o cualquier otra cultura de avanzada.

 

Yo creo que la reforma laboral presentada tiene unos puntos muy válidos para aliviar la carga que le impone el estado a la empresa privada. Algunos aspectos pueden ser mejorados y otros deben considerar eliminarlos, pero no podemos, por la pajita que está en el vaso, botar toda la leche. Entiendo prudente la enmienda de que se cuantifique los resultados en un tiempo y si no producen los empleos que dicen van a crear, entonces se revierta la legislación o algunos de sus aspectos.