“Discernimiento y cambio”

Representantes de tres sectores ideológicos ofrecen semanalmente a Metro sus puntos de vista sobre el quehacer político en la isla.

“Discernimiento y cambio”

Los argumentos de quienes se oponen al Proyecto de Ley para la Transformación y Flexibilidad Laboral promoviendo que otros repitan sus alegadas preocupaciones con una pieza legislativa tan abarcadora y ya avalada por los diferentes sectores del quehacer socioeconómico de la isla, me obligan a recordar aquella frase de Lope de Vega: “más quiero ser entendido que defendido”. Nuestra administración no pretende caer en el juego de quienes, de manera equivocada, han tomado una sección de la pieza legislativa que evidentemente es prospectiva, para desinformar y levantar dudas sobre un proyecto de ley diseñado para fortalecer nuestra economía y brindar mayores derechos a nuestra clase trabajadora sin afectar a los pequeños y medianos comerciantes que tantas veces reclutan empleados a tiempo parcial y completo en cada rincón de la isla.

El honorable Ricardo Rosselló ha comenzado su primer cuatrienio cumpliendo su compromisos nuestra gente. Los señores presidentes y los integrantes de Cámara y Senado han atendido y continúan atendiendo de manera oportuna las piezas legislativas que enmarcan las prioridades del plan para Puerto Rico avalado por los electores el pasado mes de noviembre. Entre ellas, las ya firmadas enmiendas a la Ley de Alianzas Público Privadas. Del mismo modo, próximamente el gobernador convertirá en ley otros de los trece proyectos de administración que se radicaron durante los primeros diez días del año.

A quienes intentan confundir a nuestra gente pretendiendo que repitan sus infundados ataques al Nuevo Gobierno, solo puedo invitarles a leer con detenimiento tanto las órdenes ejecutivas como los proyectos de ley que tan equivocada y lamentablemente atacan. De nuestra gesta se desprende la atención brindada al necesario balance entre el desarrollo y la desregulación; entre el progreso económico y la justicia social. A diferencia de lo que algunas personas haberse acostumbrado, esta administración tiene como principio fundamental la transparencia; elemento esencial para que nuestra gente pueda discernir y apreciar que la mejor herramienta para abrazar el cambio es, precisamente, la verdad.