El cuatrienio perdido

Lea la columna de Alex Delgado.

El cuatrienio perdido

Muchas cosas sucedieron en este cuatrienio que pudieron haber evitado llegar al nivel que llegamos. Por lo menos yo estoy convencido que, en parte, la estrategia fue tirar a Puerto Rico a pérdida ante los acreedores, crear un cuadro peor de lo que había para obligar un rescate del gobierno de los Estados Unidos o una restructuración a la deuda con mano libre. Nos lanzaron al vacío sin paracaídas, confiando en que una oración a mitad de la caída libre nos salvaría.
Cuatro años escuchando al gobierno hablar, de forma hipócrita en ocasiones, que hay que desarrollar económicamente a la isla. Sin embargo, han sido varias las propuestas de inversión multimillonarias que hemos rechazado y que, incluso, algunas nos adelantaban dinero para ponernos en algo al día. No obstante, el tratar de ponernos, responsablemente al día, obstaculizaba la meta de desbaratar la cosa pública para que entonces Estados Unidos se viera obligado a tirarnos el salvavidas financiero. En otros casos la simple ineptitud gubernamental lo impidió.

Por ejemplo, la videolotería es un proyecto que dejaba bastantes millones de dólares y también descarrilaba las maquinas ilegales que evaden contribuciones. En el 2013 se ofreció a la ex secretaria de Hacienda, Melba Acosta, un adelanto de 650 millones con otra posibilidad de adelanto este año 2016 de 1,000 millones. Se estima que a 20 años la videolotería dejaría cerca de 6,000 millones de dólares directos al gobierno y 4 billones en el resto de la economía. Luego de dilatar la aprobación, entonces dilataron el reglamento. Cuando por fin está el reglamento, pues al parecer la legislación tiene defectos en los que se ampara la Asociación de Hoteles para impugnarlo en los tribunales. ¿Podemos hacer algo bien en este bendito país?

No fue la única propuesta que ofrecía adelantos de dinero. Sé de otro proyecto que ofreció hasta casi 1 billón de dólares de adelanto. Sobre la mesa lo dejó el gobierno. A esta administración también se le presentó un proyecto de energía renovable que impactaría a la isla con 4 billones de dólares de inversión extranjera. Se vio como un buen “plan b” si no se prosperaba con el tema del gas. Allí lo dejaron y hoy no tenemos los proyectos de renovable… tampoco los de gas.

Otro ejemplo que he expuesto antes: la planta de Energy Answers para disposición de basura (waste to energy) tiene una inversión de entre 600 y 650 millones, solo de construcción y en los tres años de dicha construcción tiene un impacto de 1 millón de dólares solo en compra de servicios y productos locales. Una vez en operación puede representar anualmente 6 millones para el estado y 3 millones de dólares para el municipio de Arecibo en taxes. Eso sin contar el impacto económico directo e indirecto de empleomanía y otros.

Les he expuesto tres o cuatro ejemplos de lo que pudimos avanzar este cuatrienio, pero todo fue echado o está en proceso de echarse por la borda por nuestro gobierno. Pudimos hacer billones de dólares pero es mejor que el Tío Sam nos dé los chavos para seguir el fiesta y la botadera de dinero. Más vale que este próximo cuatrienio nos pongamos las pilas porque lo que viene no es fácil. Este cuatrienio que inicia el Dr. Ricardo Rosselló no podemos perderlo como perdimos los pasados cuatro años.

Sobre los proyectos futuros, piénselo dos veces antes de apoyar “causas” con propósitos disfrazados porque mientras unos la pasan cool sacándose fotos con cenizas, hay un país pasando necesidades gracias al desastroso gobierno, ¿y por qué no? también a los grupos que se oponen a todo por razones ideológicas. Si usted es de los grupitos que protestan por todo en cada esquina, no se queje de que el pueblo pasa necesidades porque usted es el problema también. Si es de los que le es indiferente y deja que los grupitos que no ganan elecciones gobiernen mediante las protestas por todo, pues tampoco se queje. Ya esos grupitos gobernaron este cuatrienio y miren los resultados: seguimos con la economía hecha basura. ¿Se va a entregar a esos grupitos el próximo cuatrienio? No se queje luego. Lea más de este escrito en metro.pr