Columna de Iván “Tato” Alonso: Minions en papeleta a la gobernación

Por Iván “Tato” Alonso

Los que somos abuelos o padres de niños pequeños conocemos a los laboriosos MINIONS: son los fieles sirvientes de un oscuro amo en una película de muñequitos. Los candidatos del PPD Y PNP han anunciado que trabajarán para la Junta. Han jurado, pues, entrar a servir en el gremio de los MINIONS

Para algunos, la Junta de Control Fiscal impuesta sobre los puertorriqueños viene para acabar la crisis económica, la corrupción, para corregir los errores de los gobiernos PPD y PNP… Sí, Pepe. 

La Junta viene porque la colonia ya no produce lo suficiente a los dueños del territorio, hizo crisis y colapsó el modelo económico. Llega para garantizar el pago a los acreedores y las ganancias a los capitalistas. Lamentablemente, en Puerto Rico han existido siempre demasiados MINIONS. Veamos quién fue el papá.

Una crisis así la sufrieron nuestros abuelos en la década de 1930. Puerto Rico estaba sembrado de caña de azúcar de costa a costa. El puertorriqueño era un esclavo con jornada de 12 horas y salarios de 45 centavos al día. Las corporaciones azucareras americanas eran dueñas prácticamente de todas las tierras, pero le llegó la crisis. En 1934, los obreros de la caña escogieron un líder, Pedro Albizu Campos, para que dirigiera una huelga en la industria. Conjuntamente con otras 85 huelgas, los hijos de esta tierra paralizaron el país. Terminó la huelga de la caña con un aumento salarial. La mayoría de los puertorriqueños exigían la soberanía y la independencia. Los americanos nombraron un gobernador puertorriqueño para apaciguar al país. No fue suficiente, y después negociaron la administración de la colonia con Luis Muñoz Marín. A cambio, Muñoz anunció que ya no era independentista, aprobó la conocida Ley de la Mordaza y, seis meses después, fue el primer gobernador electo.  Practicó el exterminio ideológico y casi acabó con el independentismo. ¡Fue papá MINION! Recibió transferencias de fondos federales para transformar la economía y les resolvió la crisis política a los amos. 

El vocablo minion existe en el diccionario inglés y significa ‘subordinado, secuaz de las fechorías de su amo’. La papeleta para la gobernación tiene MINIONS entre los candidatos. Los que dicen que trabajarán para la impuesta Junta, los que aspiran a servir al oscuro amo, en vez de dirigir a su pueblo.

La crisis se resolverá cuando podamos negociar directamente con otros países productores de petróleo para bajar el costo del gas y la gasolina; cuando negociemos materia prima más barata que aquella que permite el americano; cuando controlemos la importación de pollo, huevos y productos agrícolas que nosotros podemos producir; cuando podamos proteger nuestro mercado. La Junta no tocará ninguno de estos asuntos, pues los intereses y sus leyes no lo permiten.

Votaré por María de Lourdes, una líder vertical que ha demostrado compromiso con el pueblo, dispuesta a dar la lucha para salir de la crisis, como la dieron nuestros abuelos.  El voto por los independentistas llevará el mensaje claro al oscuro amo: llegó la hora de la transformación real de Puerto Rico. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo