Columna de Mariliana Torres: Comparte y hazlo viral

Por Mariliana Torres @MarilianaTorres

¿Por qué los contenidos insignificativos publicados en las redes sociales se convierten en virales dejando fuera lo que realmente es importante? Son muchos, y me incluyo, los que, en ocasiones, repasamos Facebook y nos quedamos perplejos con un video de bebés adorables; personas con alguna incapacidad que retan su capacidad física, dándonos enseñanzas; recetas deliciosas que despiertan sentidos, y, obviamente, personas haciendo tonterías con más likes que la Real Academia Española. Entonces, pienso que algo está ocurriendo en nuestras mentes que la desvía a lo menos importante. 

Uno de los factores que ocasiona que esa navegación por las redes se detenga en Gianluca Vacchique (búsquelo en Facebook) o en las Kardashian es que los jóvenes adultos seguidores de las redes sociales prestan mayor atención a los contenidos cortos con imágenes en movimiento. Diversas compañías relacionadas priorizan la información con pocas palabras versus los contenidos que tienen más de mil palabras. Esto es un problema para la educación de nuestros jóvenes. Por ello es necesario identificar herramientas creativas que los provoquen de manera inteligente. Ejemplo de ello es la incorporación de plataformas multimedios en las universidades de periodismo. El estudiante se mueve con la plataforma en su móvil y desde allí contesta e incluso conversa con el profesor. La publicación de sus artículos de periodismo y tuits relativos a estos se comparten con los demás estudiantes de la clase, quienes opinan sobre su contenido. Toda la enseñanza es por un tiempo que el profesor dispone porque, de lo contrario, se pierde el valor de la responsabilidad. Esto no significa que las clases presenciales desaparecerán. Por el contrario, la herramienta de la navegación es un instrumento adicional de enseñanza.

Otro factor que ha ocasionado que se valoricen más los contenidos insulsos  y se conviertan en virales es la fotografía provocadora y pornográfica. No le resto valor artístico a esta si lo tiene, pero, si pasamos más tiempo observando imágenes que leyendo, definitivamente algo mal está ocurriendo. Es realmente increíble la cantidad de personas que muestran su cuerpos sin reparos y están dispuestas a desnudarse sin sonrojarse. Como dato importante, se comparte más esta información cuando la misma está acompañada de imagen en movimiento. 

Se ha identificado que, si los contenidos mueven emociones y tienen imágenes, se convierten en virales. Por eso la imagen en movimiento del perrito dormilón y la del niño “listen, Linda, listen” se convirtieron en virales. Ambos son divertidos y lo mejor es que pueden pasar años y las personas las vuelven a buscar porque ocasionan la misma risa que cuando se observó por primera vez. Es decir, las imágenes que ocasionan risa, impresión, diversión y sorpresa se convierten en virales porque transmiten emoción. Aunque le cueste creerlo, hay gente que le gusta llorar y sufrir en las redes. De lo único que hablan o le dan likes es a enfermedades, imágenes sobre maltrato, así como todo aquello que dice: “Te aseguro que llorarás”. Considero esto patético, pero hay contenidos para todos los gustos.

Toda información que contenga infografías se convierten en virales cuando educan a las personas sobre determinado tema. Por ejemplo, desde las recetas más saludables o los 10 países que debes visitar. (Como dato curioso, todo lo que incluya el número diez las personas lo leen y comparten). Si se pregunta por qué, pues no le tengo la contestación, pero le invito a consultar a un psicólogo. Aprovechando que a los internautas les encanta hacer tests para descubrir qué tipo de mujer o de hombre es, muchas empresas comienzan a utilizar ese tipo de herramienta para vender sus artículos. Ante la ignorancia se reinventa el poder de venta. 

Un factor seguro que hará de su información viral es seguir y lograr que le sigan gente influyente, ya que multiplican el contenido. Es conocido que debes colocar la información en más de una ocasión al día, porque no todos tus amigos y seguidores entran al lugar a la misma hora y día. Y, por último, al igual que los portales de venta, los martes y miércoles son los días que más personas entran a navegar. De manera que hoy miércoles es un buen día para compartir esta columna. No olvides buscar a Gianluca. Ríete, pero no lo imites.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo