Columna de Alex Delgado: PPD, el victimario del ELA

Por Alex Delgado @AlexDelgadoPR

¿Qué celebrará el Gobierno de Puerto Rico y el Partido Popular Democrático (PPD) este próximo 25 de Julio? ¿El Estado Libre What? Después de las decisiones del Tribunal Supremo de Estados Unidos, la admisión de la Casa Blanca sobre el asunto colonial y la aprobación de PROMESA en el Congreso, ¿somos libres y tenemos una asociación? ¿un pacto bilateral? De hecho, consulté a varias amistades populares y la celebración del ELA el próximo 25 de julio en San Lorenzo, hasta donde ellos saben, es incierta. Lo que sí es seguro es que habrá personas que ese día vestirán de negro el señal de luto por la muerte de un engaño monumental.

Es curioso que distintos gobernadores estadistas trataron de darle picota al ELA con plebiscitos y promoviendo la eliminación de herramientas que le daban oxígeno a ese estatus, entre otras cosas. Sin embargo, fue a un estadolibrista al que le tocó echarle la última pala de tierra al ataúd. Y no hablamos de un gobernador popular soberanista, sino de un gobernador que hasta hace unos meses defendía la postura de que el ELA era un estatus digno y no colonial.

El pasado año, cuando el secretario de Justicia, el licenciado César Miranda, determinó llegar hasta el Tribunal Supremo de Estados Unidos en el caso del Pueblo vs. Sánchez Valle y el de la Ley de Quiebra Criolla, pensé que era una movida arriesgada para el ELA. Todos los tribunales previos habían fallado contra el gobierno, por lo que las probabilidades de que el Supremo estadounidense bajara con una decisión similar eran altas. Una decisión adversa invalidaría, a mi juicio, cualquier argumento de que no somos una colonia, por ende, la posición del propio gobernador Alejandro García Padilla.

¿Se pudo haber evitado PROMESA? Probablemente. El gobernador García Padilla pudo haber asumido posturas distintas y tomado decisiones difíciles al principio del cuatrienio. Sin embargo, optó por imitar a los demás gobernadores vendiendo una impresión incorrecta de que había salvado las finanzas, que todo estaba bien y que, a pesar de algunos cucaracheros encontrados, la economía había despuntado.

No obstante, lo que tuvimos fue más presupuestos desbalanceados, más préstamos, incluyendo uno $3,000 millones, teniendo los bolsillos del estado vacíos,  proyecciones mal hechas. En fin, este cuatrienio aportó a lo que nos ganamos con PROMESA. Creo que esta administración no aportó seriedad a un asunto transcendental y confundió el ganar unas elecciones con omnipotencia al decirle a los acreedores y a las casas acreditadoras que no los necesitábamos, que les valía lo que pensaran de los puertorriqueños, que se podían meter sus números y notas donde les cupiera porque sencillamente ellos no eran personas electas.

Luego, a mitad de administración, con el rabito entre las piernas, se admitía que tuvieron que hacer lo que sugirieron esas casas acreditadoras y acreedores, pero ya era muy tarde. Si se hubiese actuado con mayor madurez y se hubiese tomado las decisiones difíciles temprano en el cuatrienio, hoy tendríamos otra historia, algún resultado, algo positivo, pero optamos por hacer lo mismo que nos trajo a donde estamos, tratando de taparlo con actitudes de confrontación que empeoraron las cosas. PROMESA hará lo que García Padilla ni los gobernadores anteriores quisieron hacer.

El ELA murió y sus últimos minutos de agonía, curiosamente, fue en los brazos del de un gobierno popular. Sin saberlo en un principio, Alejandro García Padilla, llevó el ELA al matadero. Así que el PPD logró lo que tanto luchó, sin éxito, el Partido Nuevo Progresista y el Partido Independentistas Puertorriqueño, liquidar al Estado Libre Asociado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo