Columna de Alex Delgado: 2015: ¿Nos cogerá de... Bernier también?

Por Alex Delgado @AlexDelgadoPR

El pasado viernes, el presidente del Partido Popular Democrático (PPD) y candidato a la gobernación, David Bernier, hizo una promesa: “Nuestra meta no es solo resolver el problema del estatus […]”. Sí, así como lo lee. Es el tercer candidato consecutivo de dicha colectividad que promete lo mismo: que va a resolver nuestro eterno dilema. Vamos a la historia de los pasados doce años sobre cómo el PPD ha abordado esta situación colonial.

El 7 de enero de 2004, Aníbal Acevedo Vilá dijo: “Mi compromiso es claro, que al pueblo se le consulte en los primeros seis meses de mi gobierno y administración para que sean ellos los que decidan cuál será el proceso que quieren para resolver el problema del estatus”.

El 17 de marzo de 2011, Alejandro García Padilla promete que, si lo eligen gobernador, el primer día de sesión legislativa aprobarán una asamblea constitucional de estatus.

El 19 de agosto de 2013, Alejandro García Padilla reitera: “Vamos a hablar de estatus […]. Mi mensaje a ustedes es claro. Si en Washington no se toma la iniciativa, la vamos a tomar acá. Si el Congreso no encamina este tema, lo vamos a encaminar acá”.

El 19 agosto de 2013, Jaime Perelló expresó: “Lo que sí va a suceder es que, cuando se cumpla ese año, va a haber una acción afirmativa del PPD y que la Cámara está lista para empezar a discutir el tema de estatus”.

En enero de 2014, el presidente Barack Obama firmó un presupuesto que incluyó la asignación de $2.5 millones para una campaña sobre las opciones de estatus de la isla. Está condicionado a que el Departamento de Justicia certifique que las opciones de estatus cumplen con las normas constitucionales, legales y de política pública del Gobierno norteamericano. ¿Dónde está la asamblea constitucional de estatus? ¿Dónde están los $2.5 millones? Fueron promesas falsas.

Ese “chorrito” de Obama fue la excusa de la actual administración popular para no promover la asamblea constitucional de estatus que García Padilla prometió aprobar. Tampoco hizo esfuerzos serios para promover la presentación de dichas opciones. Fue evidente que se trató de otra cogía de… que nos dio el PPD en este tema.

Como les mencioné, ahora David Bernier promete lo mismo. ¿Le creemos? Por lo que hemos visto, decir “trabajaremos el asunto del estatus” es una expresión para poner un check mark y nada más.

El Departamento de Justicia federal ya lo recalcó en varias instancias como parte de su posición ante en el caso Pueblo vs. Sánchez Valle que se encuentra en el Tribunal Supremo de Estados Unidos y del cual hay una vista este miércoles: “[A]s a constitutional matter, Puerto Rico remains a territory subject to Congress’s authority under the Territory Clause… Puerto Rico is, for purposes under the U.S. Constitution, a territory”.

Ahora Bernier y la junta indican, en una resolución aprobada la semana pasada, que esperarán a que el caso Pueblo vs. Sánchez Valle se resuelva en el Supremo federal para entonces ver qué mecanismo debemos usar para resolver el estatus. Señores, ese caso lo que debe confirmar es si somos o no una colonia y si tenemos soberanía judicial en cuanto a doble exposición de un ciudadano. No es una guía para ver qué mecanismo procesal usamos para resolver el problema. Imagine usted: si el caso dice que hay doble exposición, nos vamos con un plebiscito, y, si no, hacemos una asamblea constitucional.

Otros puntos que me llamaron la atención de la resolución de la junta, por sus contradicciones, es que indican que tenemos una relación de iguales desde 1953, pero se quejan de que nos han ignorado por años ante reclamos de mayor autonomía, que no nos ayudan con la crisis y que tampoco nos dejan crear nuestras leyes, como la quiebra criolla. Con todos esos síntomas, en el mismo documento dicen que no somos territorio ni colonia. De otra parte, dicen: “El desarrollo del ELA debe ir dirigido a crear empleos y no a destruirlos, como sería el caso bajo la estadidad”. Sin embargo, los titulares en los pasados años son “Más boricuas se van a EE. UU.”, “Se van más boricuas en tres años que en una década”, “Boricuas se van con todo y carro para EE. UU.”, “Mil puertorriqueños emigran cada 15 días a EE. UU.”.

El tema del estatus es uno que levanta fuertes controversias dentro del PPD, algo que Bernier rehúye, si tomamos como ejemplo sus desapariciones cuando García Padilla enfrentaba situaciones difíciles y sus apariciones cuando eran noticias bonitas. No lo digo yo, lo dijo Héctor Ferrer: “David Bernier tiene que establecer si está o no está. En algunos asuntos está y en otros no está. Cuando tú eres gobernador, tú necesitas voces, eco y escuderos. Al gobernador yo lo he visto solo en muchos asuntos.

Cuando Sila Calderón era gobernadora, tenía un secretario de Estado que era Ferdinand Mercado, que salía y tomaba posición… Cogía golpes y daba golpes”.

Con total honestidad, no espero mucho de David Bernier respecto a atender seriamente el asunto del estatus, porque es un tema que divide en su partido. Puedo equivocarme y solo él, con el tiempo, podrá demostrar si tengo razón hoy o no.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo