"La oposición solo busca atrasar el proceso y seguir generando caos en el país": vicepresidente de Honduras, Ricardo Álvarez, descarta apoyar un recuento total de votos tras elecciones

El llamado "designado presidencial" habló con BBC Mundo sobre lo que considera “un proceso transparente”, pese a la negativa de la oposición a aceptar los resultados por las irregularidades detectadas. "Es injusto que en el mundo se esté creyendo que esto no fue un proceso transparente", asegura.

Por BBC Mundo
"La oposición solo busca atrasar el proceso y seguir generando caos en el país": vicepresidente de Honduras, Ricardo Álvarez, descarta apoyar un recuento total de votos tras elecciones

En las elecciones presidenciales de 2013, el actual designado presidencial (vicepresidente) de Honduras, Ricardo Álvarez, compitió con Juan Orlando Hernández por ser el candidato de su partido.

Cuatro años después, apoya la polémica reelección de quien un día fue su rival tras los comicios del 26 de noviembre que la oposición califica de fraudulentos y que la Organización de los Estados Americanos (OEA) no descarta pedir repetir si no se aclaran las irregularidades detectadas.

Ante la imposibilidad de conversar con Hernández —quien no ha concedido una sola entrevista desde las elecciones y ha aparecido en público en contadas ocasiones—, BBC Mundo habló con Álvarez para conocer cuál es la postura del gobernante Partido Nacional ante esta gran crisis.

El que fuera alcalde de Tegucigalpa —con cuya firma entró en vigor un toque de queda que continúa vigente en partes del país— aclara que no apoyan un nuevo recuento de todos los votos como pide la Alianza de la Oposición, a quien acusa de no querer acabar con este conflicto mediante las vías legales y de fomentar incidentes por intereses propios.

9910071462cbce227c674219aeb37dad565c194e-d24f744ad3974f425c8c4ee6e33d910b.jpg La demora en el anuncio de los resultados derivaron en protestas en la capital del país, Tegucigalpa. / AFP

¿Cómo valora estas elecciones y la crisis originada por el recuento de votos?

Estas son las elecciones más supervisadas por observadores nacionales e internacionales en la historia de Honduras, pero también las que han generado mayor controversia. Nuestro partido se ha mantenido serio en acatar lo que recomiendan esos observadores siempre que esté enmarcado en la ley electoral.

Eso incluye la posibilidad de un nuevo recuento de votos, tal y como defendió la Unión Europea si es solicitado por los candidatos, y que este martes aceptó el presidente Juan Orlando Hernández.

Me gustaría aclarar eso, viendo lo que ha publicado la prensa y también BBC Mundo. El Partido Nacional está dispuesto a que se cotejen las más de 18.000 actas, pero no dijimos que se empiecen a contar desde la número 1 hasta la 18.000. La ley es clarísima y les da esa opción: la Alianza tiene sus actas y tiene las del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Si las comparan y hay incongruencias, contamos las que sean, incluso las 18.000, pero solo si se ve antes que hay irregularidades. Pueden impugnar cualquier acta si hay inconsistencias. Pero no lo están haciendo porque quieren ir de la manera fácil y hacer creer que somos nosotros los que no quisimos cuando son ellos los que no hicieron el trabajo.

Así que no apoyan que se haga un segundo recuento voto por voto, como pide la Alianza.

No, porque es algo que no está en la ley. No porque no queramos, porque no tenemos miedo. El mundo tiene que darse cuenta de que lo que ellos proponen es ilegal, y nosotros seguimos el debido proceso dentro de la ley electoral de Honduras.

Pero aunque no esté contemplado en la ley electoral, ustedes podrían aceptar hacerlo. ¿Eso no despejaría todo tipo de duda y evitaría cualquier futura reclamación por parte de la oposición?

No, porque siempre buscan una excusa: primero dijeron que iban a respetar las actas, después reclamaron por 1.000 actas, después 5.000, después 18.000 y ahora que vayamos a una segunda vuelta, algo que no existe en el país. Nada indica que actúan de buena fe o para que lleguemos a un entendimiento. Ellos saben que perdieron y solo buscan atrasar el proceso y seguir generando caos en el país.

¿Hay motivos para sospechar que hubo fraude en estas elecciones?

Si hubo algún acto fraudulento, que lo criminalicen. Que se juzgue a quien haya cometido ese acto y que pague. Pero en el partido no funcionamos en ese esquema, te lo digo con mucha convicción.

99100716d6625b950a544ae2a9349db16adea26b-9dba1daba86163f2e91059109b331940.jpg El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aceptó el martes el recuento total de votos exigido por la oposición para solucionar la polémica por la demora en los resultados electorales. / AFP

¿Ustedes no tienen constancia de ningún acto que soporte esas acusaciones de fraude?

No tenemos nada que nos indique que sean ciertas, excepto declaraciones irresponsables para enturbiar un proceso que ha sido el más observado de la historia (…). Lo que sí es injusto es que en el mundo se esté creyendo que esto no fue un proceso transparente.

Pero la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo que no podía tener certeza sobre los resultados por todas las irregularidades y errores detectados.

Hay que mejorar cosas, ahí estamos de acuerdo. No creo que ningún proceso en el mundo sea perfecto. Pero nuestro gran sustento son las actas, que acreditan si ganaste o no. La ley electoral te permite solicitar un conteo si presentas las pruebas. El problema es que ellos no las presentan, solo están hablando.

Como ciudadano, ¿a usted no le parecería sospechosa la caída del sistema informático mientras ganaba Nasralla y que, a su regreso, fuera Hernández en cabeza?

Seguro. Solo que yo lo veo al revés, porque cuando Hernández se venía acercando a Nasralla, es cuando el sistema se cae por primera vez. Yo lo denuncié en Twitter en ese momento, pidiendo al TSE que explicara qué sucedía. Insisto, que se investigue todo eso. Igual que se ha denunciado las veces que se intentó acceder desde servidores de Venezuela para entrar en nuestro sistema.

¿Así que, según usted, la caída del sistema sería sospechosa porque trató de perjudicar a Hernández, y no al revés?

Exacto, cuando empezaba a beneficiarnos el recuento es cuando se cae. Cuando al inicio, el TSE habló del 5% de ventaja para Nasralla, venía de la mayoría de ciudades escrutadas donde él estaba más fuerte. No era una muestra real del país entero, no había del interior donde nosotros tenemos más apoyo. Eso es lo que les hace creer al inicio que ganan.

99104889gettyimages156657471-64adaee088efaeb48842b567a4fd4774.jpg "Creo que se está intentando generar ante la opinión pública la idea de que la decisión que se está tomando aquí es política", afirma Álvarez. / AFP

¿Hasta qué punto está influyendo en este proceso la politización del TSE? (cada uno de los cuatro magistrados que lo componen fue propuesto por un partido, entre los que no se encuentran los que componen la Alianza)

Creo que se está intentando generar ante la opinión pública la idea de que la decisión que se está tomando aquí es política. Nosotros solo defendemos hasta el último voto que reflejan las actas, y solo el TSE será el responsable de oficializar.

Pero el presidente del TSE, David Matamoros, fue diputado por el Partido Nacional. ¿Qué presiones recibe de la formación?

La única presión es para que terminen rápido esto, se han tardado demasiado. Queremos que el TSE dé acceso a todos los organismos a sus servidores para saber qué pasó en esas horas que se cayeron, que den acceso a sus actas. Que faciliten todo lo que tengan que facilitar en base a la ley.

¿Cómo cree que está actuando la oposición?

Después de Hernández, el gran ganador aquí es "Mel" Zelaya. Porque viniendo de un partido que iba en picado, utilizaron a un hombre que ha tenido buena imagen como Nasralla y consiguieron que la gente llegara masivamente a votar, aunque no suficiente para ganarnos. Y ahora quiere hacerles creer a sus seguidores que les robamos la elección, que salgan a la calle, que prendan fuego a las llantas, que saquen las cacerolas e intimiden a la población. Es solo para generar caos, desorden e ingobernabilidad. A eso le apuesta Zelaya, porque ese es su estilo.

¿Qué opina de las protestas ciudadanas de estos días?

Hay dos tipos de marchas: las pacíficas de nuestro partido, y las que han generado destrucción, vandalismo y similares a las de 2009, que promueven ellos. El gobierno no va a tolerar más esas marchas que destruyen propiedades y la tranquilidad del pueblo.

No todas las movilizaciones de la oposición fueron violentas, la marcha masiva del pasado domingo fue pacífica.

Y la aplaudo, y me alegró que entendieran que las primeras les estaban revirtiendo el sentimiento de la gente porque estaban provocando mucho daño y mucho temor. Que contradictorio que en San Pedro Sula y Cortés, que fue el departamento donde más votos obtuvo la Alianza, fue donde más daños se registraron. Deben haber entendido que estaban yendo por mal camino.

¿Cómo recibió el gobierno el anuncio de la policía de que no iba a actuar contra la población en las protestas?

Tal vez ellos no entendieron, nunca se les dijo que había que actuar en contra de la población, sino en defensa de los afectados y protegerlos. Yo llevo años diciendo que la policía necesitaba más atención. Pero acabó con un acuerdo para que se igualaran los beneficios de las fuerzas armadas con los de la policía, que creo era el principal problema.

Pero la policía dice que no era un tema económico, sino que no querían seguir reprimiendo al pueblo. Algunos agentes llegaron a decir que su actuación en las protestas estaba siendo desmedida. ¿Eso no le preocupa al gobierno?

Sí, es una declaración muy fuerte. De nuevo, cada cual tiene que responder por sus actos, y la instrucción jamás, jamás va a ser ni ha sido de reprimir, sino resguardar la paz y la seguridad. Si alguien dio instrucciones contrarias a eso, ellos deben denunciarlo.

¿El gobierno llegó a temer un golpe de Estado?

La información que teníamos era que la gran mayoría de las quejas se enfocaban en la incomodidad por la falta de atención a la policía, y solo un muy pequeño grupo, influenciado por la Alianza para tratar de generar desorden y caos, hubiese querido llegar a esas consecuencias. Pero nunca se tuvo temor en el gobierno de que iba hacia allá, porque no era la verdadera intención de más del 90% de la policía.

https://www.facebook.com/bbcmundo/videos/10156168619104665/

¿El toque de queda era necesario? (en el transcurso de esta entrevista, la OEA anunció que consideraba "desproporcionada" esta medida y pidió su inmediato levantamiento)

Es para proteger a la población. Estaban quemando Honduras, robándose la paz de hondureños en sus casas y negocios. La delincuencia estaba arrasando. O implementábamos el toque de queda o no deteníamos nunca la delincuencia. Obviamente, y con instrucciones muy claras a los policías y militares de cuál iba a ser su conducta enmarcada en la ley. Hoy son cientos de vidas y miles de negocios los que hemos salvado.

Las instrucciones no debieron ser tan claras a juzgar por los muertos y heridos en estas noches de toque de queda.

Hay que indagar esas muertes e investigar a consecuencia de qué fueron. Dejamos de ser el país más violento del mundo, pero no sabemos si estas muertes están vinculadas a la parte política o a la simple delincuencia y criminalidad que siempre ha golpeado Honduras. Cada caso debe ser investigado y denunciado si hay algún tinte político.

Medios nacionales reportaron casos de personas muertas que habían violado el toque de queda porque salieron a protestar o porque habían ido en búsqueda de algún familiar.

Y la instrucción ahí es apresarlos, nada más. Cualquiera que haya hecho cosa contraria a eso, es que está violentando el derecho humano y es contrario a nuestra instrucción, por lo que debe ser investigado.

¿Es legal que usted firmara el decreto por el que entró en vigor ese toque de queda, estando el presidente en el país?

Que esté o no esté, el presidente tiene la autoridad de delegar en secretarios de Estado. Yo soy designado presidencial, pero también soy coordinador del gabinete de descentralización y gobernabilidad con rango de secretario de Estado, y es en ese cargo en el que delega el presidente. No hay diferencia en que lo haya hecho él o yo.

¿Por qué el presidente Hernández estuvo desaparecido durante tantos días tras las elecciones?

Quiso ser muy prudente en no salir. El primer documento que se firmó con la OEA, y que Nasralla también firmó aunque luego se retiró, pedía que no hubiera más manifestaciones que hicieran ver que uno u otro había ganado la elección para mantener la paz.

¿Y no cree que ese silencio fomenta también las dudas y la sospecha de que no está queriendo ser cuestionado públicamente sobre las irregularidades detectadas?

Aunque no sea en boca del presidente, en el partido no hubo vacío de información estos días. Pero la de Hernández es una decisión de "hasta que no me declaren y no tome la decisión el TSE, no voy a salir más". Aunque el mensaje que ya está transmitiendo estos días recientes es el de que no nos vamos a dejar quitar la voluntad del pueblo porque la oposición esté queriendo poner condiciones.

991007184fe00e380c494b548b874df5a27209f6-904a22b03d5082756e1dedc19d4100de.jpg La policía militar de Honduras custodia el edificio del Tribunal Supremo Electoral mientras se realiza el recuento de votos de las elecciones. / AFP

¿Qué opina usted de que Hernández, con el que compitió por ser candidato del partido en las presidenciales de 2013, se presentara a una reelección que fue uno de los detonantes del golpe de 2009 contra Zelaya?

La oposición sigue hablando sobre esa reelección y su supuesta ilegalidad, pero ellos la validan desde el momento en que participan en las elecciones.

Pero Zelaya dice que no se presentó como candidato de la Alianza porque estaría haciendo ilegal.

Te aseguro que, en menos de cuatro años, el candidato será Zelaya y ahí ya no será ilegal (ríe).

¿Pero a día de hoy?

Es un buen discurso ante los oídos de la gente. No se presentó por eso, fue porque no estaba en el momento oportuno y necesitaba una figura que complementara el apoyo que tenía su partido Libre. La estrategia de Zelaya está clara: se posiciona como segunda fuerza de la que él es el líder, no Nasralla. El ideólogo y el sagaz político es "Mel" Zelaya, que ya tuvo la bandera del golpe de Estado, y ahora se ganó la de que alguien le robó las elecciones. Y eso es falso. No le dieron los suficientes votos para ganar. 1,6% de votos es suficiente para que Juan Orlando Hernández sea presidente.

Si no se despejan todas las dudas, ¿cree que el Partido Nacional estará legitimado para gobernar cuatro años más y logrará la confianza de la población o siempre quedarán sombras de sospecha?

No quedará sospecha por parte de quienes vieron nuestras acciones. Pero sí por los simpatizantes de la Alianza y del Partido Liberal, que quieren ganar unas elecciones que no les favoreció con el voto. Y los líderes se van a asegurar de que se siga creyendo que ellos ganaron.

©
Loading...
Revisa el siguiente artículo